El 94% de las personas que dejan de trabajar para cuidar a familiares en Galicia son mujeres

En el 40% de los casos tiene más de 45 años

Una mujer cuida de un familiar. ARCHIVO
photo_camera Una mujer cuida de un familiar. ARCHIVO

El número de personas que abandonaron el mercado laboral para dedicarse al cuidado de algún familiar con dependencia o discapacidad aumentó en Galicia a lo largo del último año un 24 por ciento, según un informe de la Fundación Adecco. 

Así, al cierre de 2018, son 5.400 los gallegos que no buscan empleo por tener que dedicarse a los cuidados. Se trata de 1.200 más que al término del anterior año, cuando la cifra se situaba en 4.200 personas inactivas por este motivo. 

El perfil es el de una mujer –en el 94 por ciento de los casos– mayor de 45 años –40%–. Según destaca el director general de la Fundación Addeco, Francisco Mesonero, el sector de los cuidados está "prácticamente feminizado al 100%" y atañe a mujeres que soprepasan la cuarentena, que "son las que más dificultades encuentran en su acceso al empleo y en el mantenimiento del mismo". 

"Son las primeras que deciden retirarse del mercado cuando la situación familiar lo requiere", resalta Mesonero, que indica que el número de personas que se acogen a la prestación como cuidador no profesional en el entorno familiar asciende en Galicia a 12.810, lo que representa el 18 por ciento de todas las que se conceden en el ámbito de la dependencia. 

La Fundación Adecco señala que, entre los 500 encuestados para elaborar el informe, un 55 por ciento se encuentra trabajando y el 92 por ciento encuentra dificultades para compaginar su vida personal y profesional. 

"El reto es profesionalizar la ocupación del cuidador familiar, dotándole de recursos y conocimientos específicos que revaloricen su candidatura si el día de mañana decide volver al mercado", ha apuntado el director general de la entidad elaboradora del informe. 

Comentarios