miércoles. 20.01.2021 |
El tiempo
miércoles. 20.01.2021
El tiempo

Y A Marosa se convirtió en Santa Cruz

Joao, del Burela, y Pachi, del Lourenzá, durante el partido. josé mª álvez
Joao, del Burela, y Pachi, del Lourenzá, durante el partido. josé mª álvez

El día en que A Marosa, el campo del Burela, se convirtió en Santa Cruz, el feudo del Lourenzá, los tres puntos se los llevó el equipo rojilblanco. Numeroso público llegó desde Lourenzá para animar a sus futbolistas, que dieron el do de pecho y se impusieron por 0-1 al conjunto verde. El cuadro de José Manuel encadena su segunda victoria consecutiva a domicilio, mientras que los bureleses reciben su tercera derrota seguida, dos en casa y una fuera. Pese a la caída, el Burela continúa siendo el mejor equipo mariñano en la competición, con 33 puntos, aunque ya perseguido muy de cerca por los laurentinos, que suman 31.

El entrenador del equipo ganador, José Manuel, se mostró doblemente satisfecho, primero por la victoria y después por conseguirla en un campo que calificó de «histórico» dentro del fútbol provincial, como es A Marosa. «Ganar no es fácil y hacerlo fuera es difícil, pero imponerse en A Marosa siempre tiene un plus de trascendencia y prestigio para cualquier equipo», dijo.

El técnico quiso dedicar el triunfo a los futbolistas, pero también se acordó del público. «Me alegro por todos, por los jugadores, por los directivos, por mí mismo y por la afición. Había mucha más gente en el campo de Lourenzá que de Burela y pienso que todos los que vinieron se fueron muy contentos, lo que nos llena de satisfacción», manifestó.

José Manuel reconoce que no se vio un espectáculo vistoso para el público, aunque defiende la estrategia de su equipo. «Fue un encuentro nivelado, marcado por el fuerte viento y por el frío, en un día muy desapacible. El público no vio mucho fútbol, pero sí entrega y lucha por parte de todos los futbolistas», señaló el técnico, que felicitó a sus jugadores por trasladar sus órdenes al terreno de juego. «Creo que el Lourenzá estuvo muy bien plantado sobre el terreno de juego. El gol llegó al final, pero antes tuvimos algunas contras para conseguirlo. Tengo que agradecerle a los jugadores su predisposición en un día con tantas bajas, con medio equipo en la grada, para dar el ciento por ciento e incluso más».

El triunfo no sólo supone un paso importante para el Lourenzá a nivel clasificatorio, sino una inyección de moral. «A nivel deportivo es un resultado que nos permite estar cada vez más tranquilos y más cerca de la permanencia. Mi obligación como entrenador es mirar para abajo hasta que no tengamos asegurada matemáticamente la permanencia, pero está claro que hemos dado un paso de gigante para alcanzar los 40 puntos que pueden bastar», señala el técnico, que pide a los jugadores un último esfuerzo. «Tenemos que seguir en esta línea», dijo.

El Lourenzá recibirá el próximo fin de semana al Riotorto, en el campo de Santa Cruz.

Revilla

La otra cara de la moneda fue el Burela. El centrocampista Revilla considera que la derrota no hizo justicia a lo que se vio en el partido, aunque admitió el bajón local en el segundo tiempo. «Creo que hicimos una buena primera mitad, pero perdonamos nuestras ocasiones y el rival aprovechó una de las pocas que tuvo en el tiempo de descuento de la segunda», señala el jugador, que explica lo sucedido. «Decidimos subir las líneas y arriesgar más porque el 0-0 no nos valía, lo que propició algún contragolpe rival», aseguró.

Revilla intenta explicar el mal momento que vive el equipo en las últimas semanas, con tres derrotas consecutivas tras comenzar la segunda vuelta con dos triunfos. «Ahora mismo diría que estamos acusando el gran número de bajas que tenemos y el cansancio acumulado por los jugadores que más minutos llevan. También nos resta motivación estar en una zona de nadie, aunque tenemos que seguir peleando cada partido».

PERMANENCIA
El Riotorto y el Valadouro sufren sendas derrotas

Los dos equipos mariñanos peor clasificados en Primera Autonómica, el Valadouro y el Riotorto, sufrieron sendas derrotas en su lucha por la permanencia. El Riotorto se vio superado con claridad por el Lemos, líder, en A Veiga, y continúa como colista, cada vez con menos esperanzas de salvación. El Valadouro, por su parte, cayó por 2-1 en el campo del Taboada y continúa tercero por la cola, siendo el primer equipo que sería arrastrado por un descenso de Preferente.

Próxima jornada

El Valadouro recibirá el próximo fin de semana al Páramo, segundo clasificado, mientras que el Riotorto se desplazará para jugar un derbi mariñano al feudo del Lourenzá.

Y A Marosa se convirtió en Santa Cruz
Comentarios