Miércoles. 22.05.2019 |
El tiempo
Miércoles. 22.05.2019
El tiempo

Lucio Redivo: "Este equipo necesitaba una victoria así"

Lucio Redivo, en un duelo de pretemporada. VICTORIA RODRÍGUEZ
Lucio Redivo, en un duelo de pretemporada. VICTORIA RODRÍGUEZ

"Hay rachas buenas y rachas malas, pero siempre hay que mantener la concentración y no irse de los partidos", explica el jugador 

A SUS 24 AÑOS, Lucio Redivo vive en Lugo su segunda experiencia en el baloncesto europeo tras su paso por el Bilbao Básket en la ACB. Después de vivir un descenso con el conjunto vasco, Redivo tiene una nueva oportunidad para demostrar su calidad en una competición en la que los jugadores argentinos siempre han dejado huella. Internacional absoluto con su país, Lucio Redivo vive, como el resto de sus compañeros, una semana feliz tras la impresionante victoria sobre el Real Madrid.

¿Cómo está el equipo después de la victoria frente al Real Madrid?
El grupo está bien, muy contento. Era una victoria muy necesaria y no cabe duda de que ganar a un rival de esta entidad es muy importante. Estamos muy contentos por ofrecer la victoria a una afición que respondió muy bien, nos apoyó en todo momento. El pabellón estaba lleno y fue espectacular. Fue un día maravilloso para todos.

El triunfo ante el conjunto blanco puede valer tanto en lo que implica en la clasificación como en el refuerzo moral para todo el plantel breoganista.
Ganar a un equipo que pelea por todos los títulos y siempre está en los puestos altos de la clasificación es, anímicamente, un subidón para todo el grupo. Insisto en que el equipo necesitaba conseguir la victoria. Ahora nos viene encima un encuentro complicado ante el Morabanc Andorra y hay que seguir adelante. Ganamos a un grande, pero desde entonces estamos centrados en el próximo reto que se nos presenta.

Después del triunfo ante el Real Madrid, es evidente que ganar al Morabanc Andorra sería todo un golpe en la clasificación.
Ahora el objetivo tiene que ser ganar de nuevo en casa, hacer un buen juego y seguir escalando en la clasificación.

Hay rachas buenas y rachas malas, pero siempre hay que mantener la concentración y no irse de los partidos, lo que me sucede a veces

¿Por dónde cree que pueden pasar las claves para superar al Moranbanc Andorra?
Creo que hay que llevar el control del juego, jugar a nuestro ritmo y llevar el partido a lo que más nos interese. Hay que desgastar al rival, esforzarnos al máximo y eso nos llevará al triunfo.

Curiosamente se miden hoy en el Pazo dos Deportes de Lugo dos equipos que han ganado al Real Madrid en esta temporada.
El Real Madrid tiene solo tres derrotas en lo que va de temporada en la Liga ACB, los dos equipos que jugamos ahora en Lugo y el Barcelona. Es un dato que te demuestra lo difícil que es superar a un conjunto de entidad.

Cambiando de tema, ¿cómo lleva estos primeros meses en Lugo y en el Cafés Candelas Breogán?
Estoy muy contento en el equipo y con la gente de Lugo. Todo se hace mucho más llevadero con ese ambiente tan positivo y acogedor. El cambio y la adaptación son mucho más sencillas. A veces hay días en los que no te salen las cosas, fallas durante el partido y no encuentras el punto y la anotación. Esas cosas te enfadan porque quieren devolver a la gente todo el apoyo que te dan. Cuando me pasan esas cosas, lo que busco es entrenar más y ahí está también el apoyo de un grupo tan bueno como este, que lo hace todo mucho más fácil.

¿Cómo lo lleva un tirador como usted cuando no hay manera de que entre una canasta?
El balón tiene que entrar y hay que hacer todo lo posible para que sea así, buscar todas las vías para anotar, eso lo que toca. Hay rachas buenas y malas, pero siempre hay que mantener la concentración y no irse del partido, algo que me sucede algunas veces. Eso tengo que trabajarlo. La temporada es larga y hay partidos donde no la metes. Lo que más preocupa es cuando esa racha se alarga tres o cuatro encuentros. Ahí toca revertir la situación. Ahora me encuentro bien, las victorias también hacen que te entrenes con más alegría. Esta inercia te hace ir mejorando.

Hubo partidos en los que hicimos las cosas bien, como Zaragoza, y se nos escaparon un poco

Cuando te ves en los últimos puestos de la clasificación, ¿cómo lleva la tensión y los nervios?
La temporada es muy larga y si miras la tabla todos los equipos están todavía muy juntos. Con dos victorias seguidas te vas hasta la mitad de la tabla y las sorpresas están a la orden del día. Nosotros éramos los últimos y ganamos al campeón. Es un ejemplo de lo que puede pasar. Aquí nadie está libre ni puede relajarse. Hay partidos en los que hicimos las cosas bien y se nos escaparon, como pudo pasar el día del Zaragoza. En el último cuarto no estuvimos nada bien, pero aprendimos la lección y lo demostramos ante el Real Madrid. Lo que no podemos hacer es encajar un parcial grande en dos o tres minutos y que todo el trabajo se nos vaya a la basura. Eso nos ha costado partidos en lo que va de temporada.

Hay muchos equipos en la Liga ACB que están jugando competición europea. ¿El jugador prefiere entrenarse y centrarse más o jugar la mayor cantidad de partidos posible?
El año pasado me tocó jugar competición europea con el Bilbao Básket, en la Eurocup, y obviamente lo que el jugador quiere siempre es jugar, aunque es cierto que estar metidos en varios torneos puede producir un desgaste. Jugar dos partidos a la semana hace que no te puedas relajar en ningún momento, te permite mantener la intensidad y disfrutar de tu deporte. Ahora en Lugo no toca eso y lo que hay que hacer es darlo todo en la competición doméstica, es un partido por semana y hay que concentrar todos los esfuerzos en sacarlo adelante.

La temporada pasada debutó en Europa y en la Liga ACB con el Bilbao Básket. ¿El hecho de descender deportivamente hace que vea esta etapa en el Breogán como una segunda oportunidad o una reivindicación?
El objetivo del equipo es seguir en la Liga ACB y eso es lo que uno quiere conseguir, lo que deseo es tener un buen año. Por ahora vamos por el buen camino e insisto en que estuvimos cerca de ganar algunos partidos más. Lo que quiero es disfrutar y tomar la revancha después de algo desagradable como es un descenso.

El año pasado fue uno de los máximos anotadores en la pretemporada con el Bilbao Básket y de los jugadores más destacados en la ACB durante esa fase de preparación, pero luego le costó mucho más en la campaña y no llegó a ese nivel. ¿Qué le ocurrió?
Adaptarse a la Liga ACB siempre es complicado y lo noté mucho. Aquí es un juego mucho más estructurado, los jugadores se mueven muy rápido, tienen mucha visión de juego y se juega a posesiones más largas y yo venía de una competición argentina en la que se va mucho más rápido, con dos pases y ya lanzamiento a canasta, y eso siempre cuesta. Ahora creo que estoy más adaptado, son cosas que le ocurren a todo el mundo. Lo que tengo que hacer es ayudar al equipo en lo que pueda, ser positivo y reaccionar y trabajar si las cosas no salen bien.

Durante el verano contó con una oferta para jugar en el San Lorenzo, en Argentina, pero finalmente acabó por decantarse por seguir en España y cambiar Bilbao por Lugo. ¿Cómo vivió esas semanas?
Estuve cerca de llegar al San Lorenzo, fue más que nada porque soy seguidor de ese equipo en fútbol, pero no me arrepiento de la decisión que tomé. Venir a España creo que fue todo un acierto y ahora lo que quiero es aprovechar la oportunidad que me ha dado el Cafés Candelas Breogán. Me gustaría llegar algún día a San Lorenzo, pero ahora estoy feliz en Lugo y en este club.

Elasma como superación y ser vecino de Manu Ginobili

Sus inicios en el baloncesto.
Mi madre fue determinante. En la ciudad donde nací —Bahía Blanca— se vive mucho el baloncesto, hay muchos clubes y una gran afición. A las cuatro años tuve un problema de asma. No podía jugar al aire libre porque me encontraba muy mal al llegar a casa y respiraba con dificultad, pero mi madre quería que hiciese deporte en un lugar cerrado y me mandó a un club que estaba muy cerca de mi casa. Siempre me gustó así el baloncesto desde muy pequeño y es un deporte que amo y me ha dado muchas cosas.

La visión que hay en España del jugador argentino.
En España creo que lo que se espera del jugador argentino es actitud, garra y coraje. Somos jugadores a los que nos gusta ponernos al servicio del grupo. Si no te salen las cosas lo que debes hacer es pensar en los demás y el bien del equipo en el que estás.

Quinteros, Scola, Nocioni... Grandes nombres y referencias del baloncesto en su país.
Todos son grandes jugadores, no me puedo comparar con ninguno de ellos, lo que trato es de copiar y aprender cosas de cada uno de ellos. Paolo Quinteros quizá es un jugador del que trato de copiar más cosas porque es un jugador que se mueve en mi misma posición, de una estatura parecida y con unos valores excepcionales. De cada jugador tienes que aprender lo que hace mejor que tú.

Un sueño que cumplir como jugador de baloncesto.
Mi sueño era jugar en la competición española. Cuando era muy joven muchos decían que no podría jugar al baloncesto porque era muy pequeño, pero yo quería demostrar que podía ser jugador profesional. Estar aquí es un sueño hecha realidad, como lo es estar en la selección argentina. Lo estoy disfrutando mucho. Me gustan tener desafíos. No importa si eres pequeño, lo que debes ser es profesional, solidario y trabajador. El resto de cosas se pueden entrenar y mejorar.

Internacional absoluto y la experiencia de compartir vestuario con tu ídolo, Paolo Quinteros.
Es increíble la experiencia de formar parte del equipo en las ventajas, clasificarte para el Mundial y estar alrededor de jugadores como Scola, Campazzo, Deck y muchos más. También pude jugar con Paolo Quinteros, que es un ídolo para mí.

Ginobili y Oberto, dos referencias para ver y disfrutar.
Conozco bien a Ginobili porque es de mi ciudad (Bahía Blanca), entrené con él, aunque no pude jugar con él. He visto todo lo que ha conseguido y estoy agradecido de poder ver y disfrutar de su carrera y lo que significa para mi país su etapa por San Antonio o en Bolonia. Con Oberto jugué contra él y es un jugador grandioso. Hablamos por instagram en alguna ocasión.

 

Lucio Redivo: "Este equipo necesitaba una victoria así"
Comentarios