miércoles. 11.12.2019 |
El tiempo
miércoles. 11.12.2019
El tiempo

QUÉ ES DE... José Amador: "No tuve mejor aficción que la del Breogán"

José Amador durante un partido. SEBAS SENANDE
José Amador durante un partido. SEBAS SENANDE

El jugador se enfundó en la camiseta celeste del Breogán durante la temporada 2010-11

JUGABA DESDE sus 2,10 metros de estatura. José Amador Correas (Benidorm, 1983) se formó en la cantera del Valencia Básket y se enfundó la camiseta celeste del Breogán durante una temporada, la 2010-11. Llegó a debutar con el Valencia en la Liga ACB, pero la carrera deportiva de Amador se completó generalmente en equipos de la LEB Oro: el extinto Cantabria Lobos, GBC, Vic, Mallorca (en dos etapas) Breogán y Melilla. Nada más contactar con él responde "¿de Lugo? Lo que necesitéis!" para acto seguido pedirnos entrevistas atrasadas a otros compañeros y poder leérselas.

¿A qué se dedica actualmente José Amador?
En el 2013 me retiré por una lesión en un pie, después de jugar en Melilla. Mis padres se jubilaron y me quedé con la zapatería que regentaban. Ahora la llevamos mi mujer y yo.

¿Como se definiría como jugador?
Siempre jugué de ala-pívot o pívot, aunque de joven lo hice de alero. Pese a mi altura me gustaba salir a jugar en la zona exterior, moverme más rápido que el rival. Ese era mi juego: hacer una virtud de mi rapidez frente a otros pívots más pesados.

¿Quizá hoy en día jugadores grandes como usted, que juegan abiertos, tienen mayor peso en los equipos?
Hoy en día la posición de alero y ala-pívot van de la mano. Muchos aleros pueden jugar partidos en posición de cuatro para mover a los pívots del equipo contrario, o salir a tirar de tres. En todos los equipos grandes hay algún jugador polivalente, que puede moverse bien tanto dentro como un poco más exterior.

Le tocó vivir la peor época de las ligas FEB, en especial con la no inscripción de Mallorca (que a la postre te permitiría llegar a Lugo). ¿Cómo fue aquello?
Creo que las ligas FEB han sufrido muchos altibajos, han tenido épocas muy buenas y otras no tanto. A mí me ha tocado vivir en una montaña rusa. En la época de Mallorca, llegué como cada verano a esa fase de escuchar las ofertas que te trae tu representante, en cuanto me salió la opción de ir a Lugo, yo encantado. Me sentía un privilegiado por la llamada del Breogán. Mallorca estaba que si salía o no… pero al llegar la oferta tomé la decisión de irme a Lugo.

¿Y su experiencia en la cantera del Valencia? Eran buenos tiempos para su cantera, ¿no?
Me fui a Valencia con 12 años recién cumplidos, era pequeño y para mi familia fue duro, pero también era mi ilusión. La cantera era una de las mejores de España. Fueron muy buenos años y allí crecí mucho como jugador y como persona.

En Lugo coincidió con Feldeine y Betinho. ¡Menudos dos! ¿Cómo valora esa temporada?
Fue un año magnífico, no solo con ellos dos, sino con todo el equipo… lo bien que nos llevábamos entre nosotros. Hubo partidos mejores, fue un año más de mi carrera profesional, fue lo que quiere cualquier jugador profesional: pasar un buen año, divertirte y ayudar al club. Todo el mundo la clase que tienen Feldeine y Betinho y lo que hicieron disfrutar a la afición.

¿Mantiene contacto con algún compañero de esa época?
No a diario, pero hablo con compañeros de toda mi carrera, tanto por Facebook como whatsapp. Estoy en contacto con casi todos con los que he jugado.

¿Con qué se queda de esa etapa?
Disfruté muchísimo con una afición volcada con el equipo, tanto en la victoria como cuando las cosas no iban tan bien. No me puedo quedar con ningún momento concreto, solo con la afición y su comportamiento, con el equipo y conmigo. Me quito el sombrero.

En mi cabeza resuena, mientras le hago la entrevista, el Amador Amador… Amador te quiero. ¿Recuerda ese cántico?
Claro que lo recuerdo. ¡Madre mía! Se me ponen los pelos de punta solo de recordarlo. Vuelvo a lo mismo, creo que es la mejor afición que he tenido en toda mi carrera. No se me olvidará nunca el cántico ni el apoyo que tuve.

¿Ha seguido la trayectoria de Breogán durante estos años?
La verdad es que desde mi lesión en Melilla me he desconectado bastante del baloncesto. Me he centrado en el negocio, que me ocupa todo el día. Pero en mi poco tiempo libre, lo he seguido, aunque no tanto como antes. Siempre deseando la victoria del Breo.

¿Alguna anécdota que recuerde de su paso por Lugo?
Tengo muchas, al final son muchos partidos. Pero la que más me impactó fue estando de nuevo en Mallorca y regresé a Lugo para jugar. En la presentación de los jugadores me sacaron un cartel que ponía: José Amador, esta es tu casa… me quedé alucinado. Sin palabras.

¿Una predicción para hoy?
Son dos de los clubes en los que he jugado, pero sin lugar a dudas ¡que gane el Breo!

QUÉ ES DE... José Amador: "No tuve mejor aficción que la del Breogán"
Comentarios