Tragedia en el Medusa con un muerto y decenas de heridos: "¡Esto es Jumanji!"

El festival, que esperaba reunir hasta el domingo a 320.000 personas, ha sido suspendido definitivamente tras el caos desatado por el viento
Ambulancias en el Medusa Festival. ANTONIO GÁMEZ_
photo_camera Ambulancias en el Medusa Festival. ANTONIO GÁMEZ_


La organización del Medusa Festival de Cullera ha decidido cancelar definitivamente la edición de este año después del accidente de esta madrugada que ha causado la muerte a un joven de 22 años y docenas de heridos, cuatro de ellos ingresados en diferentes hospitales.

La dirección del multitudinario festival de música electrónica y de baile, que iba a celebrarse hasta la madrugada del lunes, señala en un comunicado que es "un momento muy doloroso, difícil y desgarrador; un momento tremendamente triste y de desaliento para parientes, amigos. Un momento que nadie debería conocer nunca".
 

"Hacia las 4 de la madrugada, un inesperado y violento vendaval asoló ciertas zonas del festival obligando a esta dirección a tomar la decisión inmediata de desalojar el área de conciertos para garantizar la seguridad de los asistentes, trabajadores y artistas congregados en Medusa Festival", señala.

A su juicio, "desgraciadamente, el fenómeno meteorológico de características devastadoras hizo que algunas estructuras provocaran los inesperados hechos" que se han saldado hasta ahora con una víctima mortal y docenas de personas heridas, cuatro de ellas ingresadas en hospitales de Valencia y Alicante, una de ellas una joven de 19 años con la columna vertebral fracturada.

"Todo nuestro apoyo y cariño para los afectados en estos momentos tan duros y tristes. Nuestros pensamientos están en todo momento con ellos, la dirección de Medusa Festival se pone a su disposición en cuanto necesiten", concluye el comunicado de la dirección del certamen, por el que iban a pasar, entre el miércoles y el domingo, un total de 320.000 personas, la inmensa mayoría jóvenes de la Comunitat Valenciana y el resto de España.

Tras el suceso, que hizo volar muchas de las tiendas de campaña situadas en el camping –que no fue desalojado–, numerosos jóvenes comenzaron ya esta mañana a recoger sus pertenencias para abandonar el recinto, sin esperar siquiera a conocer la cancelación definitiva del Medusa.

Imágenes del desalojo del Medusa. NATXO FRANCÉS
Imágenes del desalojo del Medusa. NATXO FRANCÉS

¡Esto es Jumanji!

El sonido de las ambulancias acalló a las cuatro de la mañana el del techno que dominaba el recinto del Medusa Festival, donde el vendaval y el polvo había desconcertado primero y cegado después a miles de jóvenes tras una tormenta seca e infernal que les ha marcado ya para siempre.

"¡Esto no es el Medusa, es la película de Jumanji!", gritaban muchos de ellos recordando el caos provocado por un juego maldito que desataba tempestades, liberaba animales y causaba desastres desde la jungla. Pero no era una película, estaban junto a la playa de Cullera y esa tormenta dejó un muerto y cuarenta heridos.

Los meduseros esperaban esta edición como agua de mayo pero esta madrugada se marcharon del festival, desalojados por las fuerzas de seguridad, entre lágrimas y muy descontentos con la organización, mientras el camping, con capacidad para 12.000 personas, quedaba sin desalojar pero ofreciendo una imagen de desbordamiento y descontrol.

Los jóvenes se encontraban en pleno auge de la primera jornada grande del festival cuando a las cuatro de la mañana notaron cómo unas gotas de agua y el viento cálido de poniente les impedía ver lo que tenían ante sus ojos, sin llegar a imaginarse que acto seguido se desprendería parte del escenario principal, el letrero de los baños de pago, de la noria y de una de las barras de bebida.

Además, el apagón durante el transcurso de la actuación del DJ Yellow Elow y Brian Van Andel les convenció de que algo no iba bien y empezó a cundir la alarma entre los asistentes.

Las ambulancias comenzaron a llegar y las lágrimas y los gritos de desesperación proliferaban entre jóvenes que se percataban de que alguno de sus amigos se encontraba debajo de los carteles que se habían desprendido.

Instalaciones del Medusa. NATXO FRANCÉS
Instalaciones del Medusa. NATXO FRANCÉS

La noria –uno de los reclamos más vistosos de la edición de este año– se paralizó, al igual que el resto de actuaciones que estaban en directo en los otros escenarios, mientras empezaban a formarse aglomeraciones en torno a los heridos.

La Guardia Civil califica de "éxito" el desalojo 

El capitán jefe de la compañía de Sueca, José Vicente Ruiz García, ha destacado este sábado el "éxito" en la evacuación del Medusa Festival, tras el desprendimiento de parte de escenario, que ha provocado la muerte de un joven de 22 años y 40 atenciones sanitarias, ya que en menos de 40 minutos se logró desalojar a más de 50.000 personas del recinto. 

José Vicente Ruiz ha subrayado que las fuertes rachas de viento registradas sobre las 4.00 horas provocaron que parte del escenario principal y otros elementos arquitectónicos del interior del recinto se desprendieran y cayeran al suelo, lo que causó el fallecimiento de un joven y el número de heridos, cuyo número y situación concretará el instituto armado en las diligencias que entregue al juzgado. 

La Unidad Orgánica de Policía Judicial ha abierto la investigación correspondiente y ya ha realizado la inspección ocular, realizará peritajes correspondientes e instruirán las diligencias que pasarán al juez de guardia. 

Por su parte, el Gobierno ha lamentado este sábado el fallecimiento de un joven de 22 años en el Medusa Festival de Cullera debido al desprendimiento de parte del escenario, y cree que ahora es el momento de que "las autoridades competentes consigan la información que necesiten" para ver si se tuvo que tomar alguna decisión para evitar lo ocurrido. 

Así lo ha expresado el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, durante su visita a Cuevas de Almanzora (Almería). 

Comentarios