lunes. 09.12.2019 |
El tiempo
lunes. 09.12.2019
El tiempo

Todo preparado para la exhumación de Franco

Vista de una banda de la Guardia Civil a la entrada de el Valle de los Caídos este miércoles. EFE
Vista de una banda de la Guardia Civil a la entrada de el Valle de los Caídos este miércoles. EFE
El operativo, que tendrá un coste máximo de 63.000 euros, comenzará formalmente a las 10:30 horas

Después de un año de trámites administrativos y en los tribunales, el Gobierno de Pedro Sánchez culmina este jueves un objetivo político que se marcó al inicio de su mandato, la exhumación de Francisco Franco del Valle de los Caídos y su posterior reinhumación en el cementerio de Mingorrubio.

El Ministerio de la Presidencia ha elaborado un amplio dispositivo que involucra a la Delegación del Gobierno en Madrid, Patrimonio Nacional, Policía y Guardia Civil y también a las Fuerzas Armadas, encargadas del traslado en helicóptero de los restos del dictador.

Todo el operativo, que tendrá un coste máximo de 63.000 euros, comenzará formalmente a las 10:30 horas, cuando se inicien los trabajos de exhumación dentro de la basílica, a la que no podrán acceder los medios de comunicación para garantizar la privacidad y la dignidad de la familia.

En su interior solo estarán los operarios estrictamente necesarios para extraer la losa que cubre la tumba, de 1500 kilos, así como un forense, la ministra de Justicia, Dolores Delgado, como notaria mayor del Reino, y 22 familiares del dictador, entre nietos y bisnietos.

Todos pasarán antes por un detector de metales para evitar la entrada de cualquier dispositivo de grabación y el perímetro de la tumba estará cubierta con una carpa a la que solo entrará un familiar y el personal indispensable.

La pesada losa se levantará mediante cuatro gatos hidráulicos y un rodillo que permitirá apartarla a un lado. Los técnicos calculan que todo el proceso de extracción dure aproximadamente una hora, aunque podría demorarse hasta tres en función de cómo se encuentren los restos.

El cadáver de Franco se inhumó en noviembre de 1975 en un ataúd doble, con una estructura interna de zinc sellada y otra externa de madera convencional. Si el ataúd de madera se encuentra en buen estado, se empleará ese mismo para su traslado.

De no ser así como es previsible, se introducirá el féretro de zinc en otro ataúd preparado al efecto.
No está previsto que se abra el féretro para comprobar el estado del cadáver o su identidad, ya que el entonces notario mayor del Reino dio fe de que el cadáver que se inhumaba en la basílica era el de Francisco Franco.

Por expreso deseo de la familia, el prior de la basílica, Santiago Cantera, que se ha opuesto en todo momento a la exhumación, bendecirá los restos, antes de ser portado a hombros por algunos de sus familiares hasta el exterior de la cripta, un recorrido de unos 300 metros.

Para el traslado a Mingorrubio habrá preparados junto a la explanada del Valle de los Caídos dos helicópteros de las Fuerzas Armadas, de los habitualmente empleados para el transporte VIP de personalidades, uno de ellos de reserva.

Tras un breve vuelo de unos quince minutos, en el que el féretro estará acompañado por uno de los nietos del dictador -Francis Franco-, y la ministra de Justicia, el helicóptero tomará tierra en un antiguo helipuerto de la Guardia Real, muy cerca del cementerio.

La familia y el resto de autoridades harán el viaje por carretera.

Allí, y de nuevo en la más estricta intimidad, los restos de Franco serán reinhumados en un panteón propiedad de Patrimonio del Estado, donde ya reposa su esposa, Carmen Polo.

También y por deseo de la familia, se celebrará un oficio religioso a cargo del prior del Valle de los Caídos y un sacerdote, hijo de Antonio Tejero, guardia civil condenado por el intento de golpe de Estado del 23F. 

No obstante, toda la planificación queda pendiente del estado del tiempo en el Valle de los Caídos, ya que si el helicóptero militar no puede volar por la niebla o el viento, el traslado del féretro hasta Mingorrubio se haría por carretera en un coche fúnebre preparado al efecto.

La previsión meteorológica para este jueves es de lluvia ligera y viento flojo a primera hora, aunque a partir del mediodía podrían generarse bancos de niebla en la zona.

Los medios de comunicación no podrán acceder ni a la explanada del Valle de los Caídos ni al interior del cementerio, aunque RTVE y la agencia EFE facilitarán gratuitamente imágenes en directo y fotografías de todo lo que acontezca fuera de la basílica.

Entretanto, la Delegación del Gobierno en Madrid ha prohibido dos concentraciones en las inmediaciones de Mingorrubio, una de ellas convocada por la Fundación Francisco Franco.

El Ejecutivo argumenta su decisión en el peligro de alteraciones del orden público y la posibilidad de que puedan enfrentarse sobre el terreno partidarios y detractores de la exhumación.

Precisamente los dueños de la empresa que se encargará de levantar la losa han denunciado públicamente la campaña de "insultos, falsas acusaciones y amenazas" que están sufriendo y han subrayado que son "totalmente ajenos a intereses partidistas y a decisiones políticas o judiciales".

Reproches también de la comunidad benedictina del Valle de los Caídos, que ha denunciado que la actuación de las fuerzas de seguridad y de los operarios en la basílica ha sido y es "totalmente incompatible" con el principio de inviolabilidad de los lugares de culto y los derechos de la comunidad religiosa, lo que han puesto en conocimiento de la jerarquía eclesiástica.

Todo preparado para la exhumación de Franco
Comentarios