Sánchez, Feijóo y Abascal baten récords de presencia en una campaña catalana clave

La intensidad de los actos electorales que anoche llegaron a su fin pone de manifiesto la trascendencia de unos comicios cuyo resultado repercutirá en la gobernabilidad de España
El candidato del PSC Salvador Illa (i) y el presidente del Gobierno Pedro Sánchez (d), durante un mitin del PSC, en Pavelló Vall d’Hebron. EUROPA PRESS
photo_camera El candidato del PSC Salvador Illa (i) y el presidente del Gobierno Pedro Sánchez (d), durante un mitin del PSC, en Pavelló Vall d’Hebron. EUROPA PRESS

Jamás los líderes de PSOE, PP y también Vox se habían volcado con tanta intensidad en una campaña catalana: su omnipresencia en los actos electorales previos a las elecciones de este domingo ponen de manifiesto la trascendencia de unos comicios con repercusión sobre la gobernabilidad de España.

Era habitual que los líderes de las principales formaciones a nivel estatal acudiesen a un par o tres de actos de campaña de sus candidatos catalanes, especialmente los mítines centrales de los fines de semana y los cierres de campaña, pero en esta ocasión sus visitas han batido todos los registros.

Conscientes de los efectos directos que pueden tener los resultados del 12M y su influencia en la campaña de las elecciones europeas del 9 de junio, PSOE, PP y Vox han dado máxima prioridad a la cita del domingo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha estado en Cataluña un total de siete días en esta campaña, y podrían haber sido dos más si no hubiese suspendido su agenda en el arranque; el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, también ha visitado Cataluña en siete ocasiones desde Sant Jordi, mientras que el líder de Vox, Santiago Abascal, acumulará un total de ocho días, más la noche electoral.

Sánchez: siete días, que podrían haber sido nueve 

El inicio de la campaña de los socialistas fue extraordinariamente accidentado: los planes previstos saltaron por los aires justo antes de empezar, cuando Sánchez anunció un periodo de reflexión de cinco días y suspendió su agenda.

Eso le impidió estar al lado del candidato socialista a la presidencia de la Generalitat, Salvador Illa, en la pegada de carteles del PSC en Sabadell (Barcelona) el jueves 25 de abril y también canceló su presencia ese domingo en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona).

Todo cambió al día siguiente, después de anunciar su continuidad al frente del Gobierno: el martes 30 de abril aterrizó en Barcelona, irrumpió por sorpresa en la Feria de Abril el 1 de mayo acompañado de Illa, compartió con él un acto en Sant Boi de Llobregat (Barcelona) y se quedó en Cataluña hasta el sábado 4, cuando protagonizó un mitin en Montmeló (Barcelona).

Este jueves se sumó al acto del PSC en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) y este viernes por la tarde arropó a Illa en el mitin final de los socialistas en el Pabellón de la Vall d'Hebron, tras haber paseado durante la mañana por Tarragona de la mano del alcalde de la localidad, Rubén Viñuales.

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y el ministro de Industria y Turismo, Jordi Hereu, entre otros, también han acompañado a Illa, favorito en las encuestas, en varios actos.

Feijóo: siete días desde la Diada 

También el PP ha puesto toda la carne en el asador para ayudar a su candidato, Alejandro Fernández, a cumplir las buenas perspectivas que le auguran las encuestas. Contando su visita a Barcelona por la Diada de Sant Jordi, en vísperas de la campaña, Feijóo ha acudido siete días a Cataluña.

Estuvo en Tortosa y Ulldecona (Tarragona) el primer sábado de campaña, al día siguiente participó en el mitin de Lleida, el viernes 3 de mayo protagonizó actos en Figueres (Girona) –donde anunció que Dolors Montserrat será la cabeza de lista del PP en las elecciones europeas– y en Mataró (Barcelona), un día después estuvo en Badalona (Barcelona), el domingo 5 pasó por Salou (Tarragona) y este viernes, última jornada, acompañó a Alejandro Fernández en actos electorales en el Penedès y L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

El desembarco ha incluido a otras figuras de primera línea, como la secretaria general del partido, Cuca Gamarra, el presidente del Partido Popular Europeo, Manfred Weber, o barones autonómicos como Alfonso Fernández Mañueco, Alfonso Rueda, Juanma Moreno e Isabel Díaz Ayuso, que este viernes desplegó una agenda paralela a la de Feijóo y participa en actos en Girona, Tarragona, Cambrils y Lleida.

Otros líderes como el expresidente Zapatero, el ministro Hereu o la baronesa popular Ayuso han estados en los mítines

Abascal: ocho días, más la noche electoral 

Aún más frecuente ha sido la presencia de Santiago Abascal, que ha arropado a su candidato, Ignacio Garriga, hasta ocho días, más la noche electoral del domingo.

Su primera aparición fue el domingo 28 de abril en Tarragona y, a partir de entonces, pasó por Lleida el 3 de mayo, por Salt (Girona) el día 4 y Cornellà de Llobregat (Barcelona) el 5.

La última semana la ha pasado casi entera en Cataluña: Nou Barris (Barcelona) el 7, Manresa y Sant Cugat del Vallès (Barcelona) el 8, Reus (Tarragona) el 9 y este viernes cerróen la plaza Artós de Barcelona, junto con Ignacio Garriga y Juan Carlos Girauta.

Díaz: tres días en actos principales 

La vicepresidenta del Gobierno y líder de Sumar, Yolanda Díaz, ha mantenido, en cambio, los registros que solían ser habituales en las campañas catalanas.

Díaz ha acompañado en tres ocasiones a la candidata de Comuns Sumar a la Generalitat, Jéssica Albiach: en L'Hospitalet de Llobregat el 28 de abril, en Tarragona el 5 de mayo y hoy está con ella en el mitin final de campaña en Cornellà de Llobregat.

Albiach ha contado con la presencia sostenida del ministro de Cultura, Ernest Urtasun, y con visitas de otras personalidades de su espacio, como Ada Colau o Jaume Asens, además de Íñigo Errejón y los ministros Sira Rego y Pablo Bustinduy.