Martes. 18.09.2018 |
El tiempo
Martes. 18.09.2018
El tiempo

Sáenz de Santamaría tiende la mano y Casado se ve ganador en el cierre de campaña

Soraya Saénz de Santamaría en la cena de clausura de su campaña. J.P.GANDUL (EFE)
Soraya Saénz de Santamaría en la cena de clausura de su campaña. J.P.GANDUL (EFE)

Ambos candidatos a la presidencia del PP contemplan integrar a la lista perdedora para ganar las próximas generales

Los candidatos a la presidencia del PP, Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado, han clausurado la campaña hacia las primarias del partido arropados por los suyos, ella tendiendo la mano a su rival, y él viéndose ganador.

Sáenz de Santamaría ha cerrado su campaña con un mensaje de integración para Casado: "Pablo, sigo aquí. Cuando quieras, como quieras y donde quieras, por nuestro partido y por España", ha dicho.

En un restaurante del Puente de Vallecas, Sáenz de Santamaría ha cerrado esta carrera que, según ha asegurado, le hubiera gustado acabar junto a Casado, habiendo logrado ya la integración.

"De momento no ha podido ser, pero yo soy de las que agota hasta la última oportunidad", ha dicho la candidata, quien ha recalcado que la unión de ambos sería lo mejor para los afiliados y "un espejo" para los votantes que "quieren volver a confiar" en el PP.

"Ni Macron ni Rivera. Soy Soraya, la del PP"

Sáenz de Santamaría ha enviado otros mensajes a Casado, como cuando ha subrayado que el PP solo gana elecciones pareciéndose a sí mismo. "Que no nos venga nadie diciendo que ganamos elecciones pareciéndonos a otros, ni a Macron ni Rivera. Yo soy Soraya, la del PP", ha sentenciado.

La exvicepresidenta del Gobierno se ha mostrado convencida además, en cualquier caso, de que el sábado resultará ganadora de este proceso y no sólo liderará el partido sino que acabará también siendo presidenta del Gobierno.

Eso ocurrirá "cuando saquemos a los socialistas del Gobierno" al que "no debieron llegar porque perdieron las elecciones y se juntaron con otros que perdieron para sacar a los que ganamos", ha subrayado a los periodistas antes del acto.

Y ha insistido en que está segura de sus opciones porque es una persona realista y ese realismo le lleva al optimismo.

En su intervención en este acto, se ha llevado los mayores aplausos cuando ha recordado su experiencia en el Ejecutivo y ha recordado al líder del PP: "Yo he aprendido a gobernar así de un maestro, de Mariano Rajoy Brey".

También ha hecho un repaso de su campaña tan "bonita" y "en positivo", en la que ha contado entre sus colaboradores con exministros que, según ha asegurado, han trabajado duro junto a ella y que tan pronto hacían fotocopias como pedían comida rápida como la pizza que se han tomado en esta última jornada de campaña.

A los periodistas, minutos antes, les comentaba que su equipo ha mandado la foto de todos comienzo pizza en su reunión de trabajo porque los medios de comunicación les pedían una reacción sobre la comida que Pablo Casado ha celebrado con varios exministros, y su respuesta ha sido enviar lo que estaban haciendo.

Casado, se ve ganador para "empezar a dar miedo"

El candidato a presidir el PP Pablo Casado, por su parte, se ha mostrado optimista con ganar el sábado porque considera que ha conseguido "reilusionar" y ha asegurado que si el partido lo hace bien en el congreso extraordinario saldrá más fuerte, subirá en las encuestas y empezará "a dar miedo" al resto de partidos.

Casado ha asegurado que les van a temer tanto los que creen que les queda "mucho tiempo" en La Moncloa, con la "alianza Frankestein" de Pedro Sánchez, como Ciudadanos, que ya no podrá decirle al PP, ha señalado, "absolutamente nada" de lucha contra la corrupción, regeneración o integridad nacional.

Durante su último acto de campaña, en un céntrica terraza de un café de Madrid, Casado ha pedido el apoyo a los compromisarios para un proyecto que "no les va a defraudar" y que integrará a la candidatura que ve perdedora, la de Soraya Sáenz de Santamaría.

De hecho, ha subrayado que su candidatura ha sido la única que ha defendido la "legitimidad" de los compromisarios en esta segunda vuelta, frente a la de Sáenz de Santamaría, y ha destacado que se ha ganado su apoyo "sin presiones, sin llamadas impertinentes, solo intentando ilusionar".

Ha pedido que todo el mundo vote "en libertad" y que haya participación porque su proyecto es el que va a "transformar España".

"No os voy a fallar, pero no lo puedo hacer solo, os necesito, España os necesita para hacer un partido fuerte y decir a la sociedad que vamos a volver", ha dicho en pleno Paseo de Recoletos de Madrid, en una terraza en la que se mezclaban los asistentes al acto con otras personas que tomaban algo en alguna de las mesas.

Casado ha estado acompañado del presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, y del presidente de la gestora del partido, Pío García Escudero, además de contar con la presencia de los exministros Rafael Catalá e Isabel García Tejerina, así como de José Ramón García-Hernández, uno de los candidatos que perdió en la primera vuelta.

Ante este foro, ha exclamado "¡Vamos a ganar!" y ha presentado su proyecto como "la renovación tranquila, respetuosa con lo que se ha hecho".

"Nuestra compañera y querida Soraya Sáenz de Santamaría va a tener sitio en este proyecto", ha afirmado, con lo que ha insistido en que su candidatura es de "integración" y ha recordado que ya cuenta con los cuatro candidatos que no pasaron la primera vuelta.

"Soy uno de vosotros, empecé en una sede de barrio"

En su discurso, se ha centrado más en explicar su programa para dirigir el partido que en criticar a la candidatura contraria, de la que se ve vencedor, y ha instado a los compromisarios a decidir en función de que proyecto les va a facilitar más ganar "y levantar más el brazo" en las elecciones autonómicas y municipales de 2019.

Ha insistido en que el PP es un partido de "base" y no un Operación Triunfo, y el mismo se ha presentado como un militante más. "Soy uno de vosotros, empecé aquí en Madrid, en una sede de barrio", ha remarcado.

Al finalizar el acto, se ha animado a hacerse una foto con con los asistentes en la plaza de Colón. Allí, unas ochocientas personas, según la organización, posaron ante la gran bandera de España que ondea en esta zona de Madrid.

El encargado de presentar a Casado en este acto ha sido García Escudero, quien sin decantarse expresamente por él, ha señalado que el lunes el partido debe de cumplir las palabras que dijo Mariano Rajoy en su despedida: "dejar de hablar de nosotros y hablar de España"

Sáenz de Santamaría tiende la mano y Casado se ve ganador en el...
Comentarios