miércoles. 25.05.2022 |
El tiempo
miércoles. 25.05.2022
El tiempo

La ruptura entre Esquerra y JxCat agita el fantasma de unas nuevas elecciones

Pere Aragonés. RUBÉN MORENO (Efe)
Pere Aragonés. RUBÉN MORENO (Efe)
Ambas fuerzas independentistas se acusan de dinamitar el acuerdo entre amenazas de una repetición electoral

Las deterioradas relaciones entre ERC y JxCat están tocando fondo en las últimas horas, con acusaciones cruzadas de dinamitar las negociaciones para formar gobierno, lo que puede arrastrar a Cataluña a una repetición electoral en julio. Tanto ERC como JxCat aseguran que lo último que desean son unas nuevas elecciones, pero ahora mismo sus posiciones están tan enrocadas que, si nada cambia en los próximos 16 días, el 26 de mayo expirará el plazo límite para investir a un president y habrá repetición electoral, hipótesis de la que ya se culpan mutuamente.

La baraja se rompió este sábado, cuando el candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès, anunció que ya no seguiría negociando una coalición con JxCat, casi tres meses después de las elecciones del 14-F, y que a partir de ahora solo contemplaría gobernar en solitario. La portavoz de ERC, Marta Vilalta, explicó que su partido se siente "decepcionado y estafado" por JxCat y, para no seguir dilatando una negociación que solo conducía al bloqueo, Esquerra solo negociará a partir de ahora un Govern en solitario, con apoyo externo de JxCat, la CUP y los comunes.

Los planes de ERC pasan por investir urgentemente a Aragonès, empezar a gobernar en solitario y, a lo largo de la legislatura, plantearse la incorporación de JxCat al Govern: "Hemos de hacer ya una investidura y un Govern, porque si no nos vamos a elecciones". Vilalta espera que JxCat "cumpla " y permita con sus votos que Aragonès sea investido aunque no haya acuerdo de gobierno. Aragonès afirmó en TV3 que desea contar con los votos de JxCat para ser investido, aunque rechaza renegociar una coalición antes de su investidura. Pero no está claro que JxCat ceda sus votos para investir a Aragonès si no hay acuerdo de gobierno: de hecho, el secretario general de JxCat, Jordi Sànchez, ha urgido a ERC a "reconducir " la negociación, para hacer posible un Govern de coalición, y ha descartado "regalarle" votos para permitir su investidura.

Sànchez calificó de "inaudita" la decisión de ERC de dar por finiquitadas las opciones de acuerdo con JxCat: "No es razonable que, cuando faltan 16 días para la fecha límite, haya un volantazo tan brusco, que pone en riesgo todo el trabajo hecho hasta ahora". Sànchez se ofreció a reunirse con Aragonès para retomar las negociaciones —con nuevas condiciones no especificadas—. Este lunes Sànchez introdujo nuevas condiciones: solo estaría dispuesto a cederle votos si Aragonès cierra un acuerdo con En Comú Podem que implique que los comunes "aceptan la independencia".

La ruptura entre Esquerra y JxCat agita el fantasma de unas nuevas...
Comentarios