jueves. 24.06.2021 |
El tiempo
jueves. 24.06.2021
El tiempo

El robot encuentra una botella de oxígeno y una sábana donde se busca a Anna y Olivia

El buque Ángeles Alvariño se encarga del rastreo. MIGUEL BARRETO
El buque Ángeles Alvariño se encarga del rastreo. MIGUEL BARRETO
Los dos objetos serán analizados para ver si tienen relacione con el caso

El buque oceanográfico equipado con un sonar y un robot submarino ha localizado este lunes en la zona donde se busca a las niñas Anna y Olivia, desaparecidas hace casi seis semanas, una botella de oxígeno y una sábana bajo el mar, según informaron a Efe fuentes próximas a la investigación.

Estos dos objetos serán analizados para comprobar si tienen relación con el caso, y en el caso de la botella de oxígeno, si pertenece al padre de las niñas, Tomás Antonio G.C., aficionado a la pesca submarina.

El hallazgo, adelantado por Nius, se ha producido en torno a las 14.00 horas de este lunes dentro del dispositivo de búsqueda de las niñas que desaparecieron junto a su padre el pasado 27 de abril. 

Los trabajos policiales se centran en rastrear los datos de registro de la botella de buceo, ya que es habitual que quede constancia de su adquisición y revisiones periódicas. De esta forma, se podría confirmar o descartar que pertenecía al padre de las niñas Anna y Olivia, de uno y seis años. 

Al dispositivo se ha sumado el buque oceanográfico del Instituto Español de Oceanografía Ángeles Alvariño, equipado con un sonar de barrido lateral y un robot submarino, encargado de rastrear el fondo marino en busca de pistas. 

El buque oceanográfico está realizando la inspección marina en la zona donde la lancha de Tomás Gimeno fue encontrada a la deriva, a una milla náutica del Puertito de Güímar. Su misión es radiografiar el fondo marino con el sonar para tratar de identificar algún objeto extraño y, si es posible, subirlo a la superficie con el robot submarino. 

En la investigación participan también efectivos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (Uco), sumando cada día a más de setenta personas de medios aéreos y marítimos, además de terrestres. 

Sobre la investigación pesa el secreto de sumario y ha incluido varios registros en la finca de Tomás Gimeno, situada en Igueste de Candelaria, las últimas ocasiones contando con el apoyo de una unidad canina desplazada desde Madrid. 
 

El robot encuentra una botella de oxígeno y una sábana donde se...