sábado. 21.09.2019 |
El tiempo
sábado. 21.09.2019
El tiempo

Mariano Rajoy: "Mi intuición me dice que no habrá terceras elecciones"

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy (derecha), durante su intervención de este miércoles en el programa 'El Hormiguero' de Antena 3
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy (derecha), durante su intervención de este miércoles en el programa 'El Hormiguero' de Antena 3
En su primera aparición este miércoles en el popular programa de televisión 'El Hormiguero', de Antena 3, el presidente del Gobierno en funciones afirma que "no sabía nada" de las grabaciones al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y que éste "no va a dimitir"

El presidente del Gobierno en funciones y candidato del PP a la reelección, Mariano Rajoy, se ha mostrado convencido de que no habrá una tercera convocatoria electoral porque "al final se impondrá el sentido común" y logrará el apoyo de otras fuerzas políticas, en alusión al PSOE y Ciudadanos, que son, en su opinión, las que coinciden "en lo fundamental" de sus programas. "Aunque tengamos nuestras discrepancias y nuestras historias", ha admitido.

Así lo ha dicho en su primera aparición este miércoles en el popular programa de televisión El Hormiguero, de Antena 3, donde ha afirmado, con cierto sarcasmo, que "está dispuesto a hablar" con el socialista Pedro Sánchez y "no pedir la dimisión" del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, para "facilitar las cosas" después de la jornada electoral del próximo 26 de junio.

De este modo, Rajoy ha insistido en que "intentará" hablar con todas las formaciones tras el 26-J, incluida Podemos, para proponer un pacto de gobierno entre el PP, PSOE y Ciudadanos como planteó tras las generales del pasado 20 de diciembre. "Habría sido muy positivo y nos habríamos ahorrado el espectáculo de estos meses", ha dicho el líder del PP calificando la nueva convocatoria electoral como "una situación rocambolesca".

De este modo, Rajoy ha sido sarcástico al precisar que está dispuesto a hablar con Pedro Sánchez, que se negó a negociar con el PP un pacto de investidura, y a no reclamar la dimisión de Albert Rivera, que solicita que Rajoy se eche a un lado y renuncie a la presidencia del Gobierno para sentarse a hablar con los populares.

"Mi intuición me dice que no habrá terceras elecciones", ha insistido el presidente en funciones, que argumenta su vaticinio en su convencimiento de que "el grado de irresponsabilidad" de otros partidos "tendrá el listón en algún sitio", por lo que acabarán apoyando a la lista más votada en las elecciones.

"Salvo que Rivera y Sánchez quieran hacer presidente al señor Iglesias, pero no me parece que sea la mejor alternativa para España", ha señalado, para después criticar con ironía al candidato de Unidos Podemos. "Es un hombre que tiene unas convicciones profundas, antes era de extrema izquierda y ahora es socialdemócrata", ha dicho un Mariano Rajoy, que se ha mostrado relajado durante toda la entrevista.

SOBRE CATALUÑA: "AL FINAL LAS COSAS SE ARREGLAN". El presidente del Gobierno en funciones también ha reclamado "diálogo" para resolver la cuestión catalana. "Al final las cosas se arreglan", ha asegurado, aunque ha vuelto a marcar como incuestionable la unidad de España y la igualdad de todos los españoles. Además, Rajoy ha subrayado que la singularidad de Cataluña ya está recogida en la Constitución, como ocurre con otras regiones como Euskadi, Navarra y Canarias.

"España es un país que trata los que no son iguales de forma desigual que es lo lógico", ha dicho textualmente, aunque Rajoy ha precisado que "en derechos, deberes y oportunidades" los españoles deben "ser iguales". "España no es un país perfecto, pero es uno de los mejores del mundo", ha proclamado.

Durante la entrevista, Rajoy no ha evitado ser preguntado por los casos de corrupción que durante los últimos años han protagonizado políticos y cargos públicos del Partido Popular, negando que conociera ningún de ellos hasta que fueron destapados. "Si hubiera tenido información, hubiera actuado", ha asegurado.

En este sentido, Rajoy ha calificado como "muy duro y desagradable" que se revelen estos casos de corrupción, y se ha comprometido a "hacer lo posible" para que "no vuelvan a ocurrir nunca más".

"NO SABÍA NADA" DE LAS GRABACIONES. Por otro lado Rajoy se ha referido a la publicación de la conversación entre el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el director de la Oficina Antifraude de la Generalitat, Daniel de Alonso, y ha negado que el ministro vaya a dimitir por esta cuestión: "No, el ministro del Interior no va a dimitir".

Además, ha respondido a las acusaciones que se han vertido al respecto diciendo que es "absolutamente falso" que se trate de "ninguna conspiración contra los partidos independentistas de Cataluña".

El jefe del Ejecutivo ha insistido en que no conoció hasta este martes la existencia de esa reunión en el despacho del titular de Interior y en que Jorge Fernández le explicó que esas conversaciones son "habituales", y que le trasladó su "preocupación" por la grabación y divulgación de las mismas.

Rajoy se ha preguntado por qué se han difundido ahora, en la recta final de la campaña electoral, provocando que los independentistas catalanes y los líderes del PSOE, Podemos y Ciudadanos hayan pedido dimisiones.

Ante ello, ha lamentado que se pretenda condenar a las personas "en quince segundos" y que "el derecho a defensa no existe".

"Yo he ordenado que se abra una investigación pero no se pueden tomar decisiones a la ligera, ni mucho menos emitir juicios como algunos han hecho sin tener en cuanta nada; simplemente dicen esto me conviene porque hay elecciones el domingo y a lo mejor le podemos hacer daño a alguien. Así es la vida", ha explicado.
 
En todo caso ha recalcaldo que él está "muy tranquilo" y ve al titular de Interior en funciones también "muy tranquilo".

Y sobre la decisión del Parlamento catalán de cesar al jefe de la Oficina Antifraude por estas grabaciones ha dicho que "lo que haga el Parlament de Cataluña le incumbe a él. Yo no le he nombrado pero la impresión que tengo es que estaba intentando cumplir con su función, que es perseguir el delito", ha indicado sobre Daniel de Alonso.

En cualquier caso, el jefe del Ejecutivo en funciones ha pedido esperar a las conclusiones de la investigación abierta por la Policía Nacional, a instancias de Interior, para determinar "por qué habían sido grabadas y por qué se habían entregado a un medio de comunicación". "Vamos a ver qué sale de esa investigación", ha apostillado.

En esta línea, ha considerado "muy sorprendente" que hubiera un micrófono en el despacho del Ministerio —"yo he sido ministro del Interior y espero que no me ocurriera a mí; al menos no ha salido", ha dicho— pero que tratarán de averiguarlo. "¿Cómo es posible? No tengo ninguna respuesta pero me gustaría tenerla pronto", ha alegado.

NO TOCA UNA PISTOLA DESDE LA MILI. Rajoy también se ha enfrentado a un cuestionario más personal durante su visita al programa El Hormiguero presentado por Pablo Motos y ha desvelado anécdotas de sus cuatro años en La Moncloa. "Hay una cosa llamativa, cuando eres presidente te das cuenta que por encima de ti no hay nadie", ha confesado cuando se le preguntaba por sus primeros días como presidente.

El candidato del PP también ha desvelado que en La Moncloa existe un teléfono "para hablar sin que se entere nadie" que no ha utilizado nunca por su complicado protocolo. "Y es negro", ha precisado. El palacio de residencia del presidente lo ha calificado como "una casa muy grande y que materialmente está muy bien", y a pesar de su amplitud, asegura que nunca se ha perdido, ni al despertarse por la noche. "Yo por la noche estoy durmiendo y no doy paseos", ha zanjado.

En un tono más distendido, a Rajoy se le ha preguntado por si alguna vez ha tenido la tentación de pedir a su escolta el arma para pegar algunos tiros. "No he usado una pistola en mi vida salvo cuando hice el servicio militar en Valencia, y allí algunos tiros sí pegue, y era bastante malo", ha relatado.

Mariano Rajoy: "Mi intuición me dice que no habrá terceras elecciones"
Comentarios