El PSC se refuerza como primera fuerza en una Cataluña con difícil gobernabilidad

Junts mantiene sus apoyos casi intactos y se sitúa en segunda posición, mientras ERC pierde votantes. La dispersión
del voto podría dar lugar a la entrada en el Parlament de hasta 8 formaciones y a un complicado juego de coaliciones
G
photo_camera El primer secretario del PSC, Salvador Illa (c), el expresidente José Luís Rodríguez Zapatero, y la cabeza de lista por Girona, Sílvia Paneque, en un mítin de su partido este domingo. EFE/ DAVID BORRAT

El PSC volverá a ser el partido más votado en las elecciones en Cataluña y con un fuerte crecimiento en sus escaños, que podrían pasar de los actuales 33 a 40-42, según una encuesta del Instituto Dym para este diario.

El sondeo augura una gran dispersión del voto, con hasta ocho fuerzas con posibilidades de entrar en el Parlament, lo que hará necesario un complicado juego de coaliciones que están por definir.

Junts y ERC se quedan por debajo de la mayoría absoluta y una posible coalición de ambas fuerzas sería más difícil de gestionar que la de la última legislatura, ya que necesitaría un mayor apoyo de otros partidos.

La formación que lidera Carles Puigdemont mantendría el 12-M, con 32-33 escaños, prácticamente los mismos apoyos que en 2021 (obtuvo 32 actas), pero en esta ocasión le garantizarían ser la segunda fuerza por delante de ERC.

Los republicanos de Pere Aragonès, que ostentó durante la última legislatura la presidencia de la Generalitat, sufrirían un notable retroceso, al pasar de los 33 diputados actuales a 24-26, según el Instituto Dym.

En esta coyuntura demoscópica, un hipotético pacto entre el PSC y ERC se quedaría al borde de la mayoría absoluta. La alcanzarían con el apoyo de Comúns Sumar, que lograría 6 actas, las mismas que los independentistas de la CUP.

La opción de pacto preferido por los encuestados es, precisamente, ese gobierno de izquierdas integrado por PSC+ERC+Comúns (22,5%). Uno de ERC+Junts es respaldado por un 21,4% de los catalanes especialmente en las provincias de Girona y Lleida y entre los votantes de Junts. Tiene menos apoyo un Ejecutivo integrado por PSC+ERC, un 17,3%, y uno de Junts y PSC, solo un 5,1%.

Alza del PP

El PP recuperaría frente a Vox el liderazgo en el espacio de los partidos nacionales de centroderecha con un fuerte crecimiento de sus apoyos, al pasar de 3 escaños a 13-14. Los populares se quedarían los 6 diputados que tiene en la actualidad Ciutadans, que desaparecería del Parlament.

Vox cedería dos actas, al pasar de 11 a 9 y entraría la Aliança Catalana, una fuerza de ultraderecha nacionalista, que podría obtener entre 1 y 3 escaños.

La encuesta del Instituto Dym, realizada entre el 29 de abril y el 2 de mayo con una muestra de 1.301 personas repartidas por las cuatro provincias catalanas, concluye que el socialista Salvador Illa es el líder mejor valorado, con un 4,1; seguido de Pere Aragonès, de ERC, con un 4; Jéssica Albiach, de Comúns Sumar, con un 3,7; Carles Puigdemont, con un 3,4; Clara Ponsatí, de Alhora, con una nota de 3,3; Laila Estrada, de la CUP, con un 3,1; Silvia Orriols, de Aliança Cat, con un 2,5; Alejandro Fernández, del PP, con un 1,8; Carlos Carrizosa, de Ciutadans, con otro 1,8, e Ignacio Garriga, de Vox, que es el candidato con la valoración más baja, un 1,5.

Illa, además del más valorado, es el preferido como presidente (30,3%), seguido de Puigdemont (21,6%) y Aragonès (17,5%).

Estimación

La encuesta del Instituto Dym contempla una estimación de voto del 27,7% para el PSC, un 4,7% más que en 2021; un 20,5% para Junts (+0,4%); un 17,2 para ERC (-4,1%); un 10,7% para el PP (+6,9%); un 7,3% para Vox (-0,4%); un 5,7% para Comúns Sumar (-1,2%); un 4% para la CUP (-2,7%) y un 2,9% para Aliança Catalana, que debuta en estas elecciones.

Por provincias, el PSC sería el más votado en Barcelona y Tarragona, mientras que Junts lo sería en Girona y Lleida.

El Instituto Dym pregunta en su encuesta por la valoración del Gobierno catalán, que queda por debajo del aprobado, con un 4,3.

En cuanto a los principales problemas de Cataluña, los entrevistados sitúan la vivienda (17,4%), seguida de la situación política (16,1%), la situación económica (14,5%) y la reclamación de independencia (13,4%). La inmigración, en quinto lugar, es lo más preocupante para un 10,2%, sobre todo para los votantes de centroderecha y derecha. Le siguen la inseguridad ciudadana (9,4%) y la sanidad (6,6%).

Comentarios