lunes. 17.02.2020 |
El tiempo
lunes. 17.02.2020
El tiempo

PP y Vox acusan al PSOE de buscar ahorrar en sanidad y en pensiones con la ley de eutanasia

Aplausos a la exministra Carcedo tras su intervención en el debate sobre la eutanasia en el Congreso. EUROPA PRESS
Aplausos a la exministra Carcedo tras su intervención en el debate sobre la eutanasia en el Congreso. EUROPA PRESS
Los socialistas rechazan la propuesta alternativa de los cuidados paliativos porque "no tienen nada que ver" 

El PP y Vox han manifestado este martes en el Pleno del Congreso su rechazo a la ley defendida por el PSOE para regular la eutanasia. Según los populares, la iniciativa busca "ahorro" en el gasto en sanidad y pensiones, mientras que los de Santiago Abascal hablan incluso de que se quiere "obligar al Estado" a convertirse "en una máquina de matar". 

Para el portavoz adjunto del PP en materia sanitaria, José Ignacio Echániz, el debate social sobre la eutanasia no existe en España y organismos como la Onu, la Organización Mundial de la Salud (OMS) o los colegios de médicos "no están" por esta práctica. Según el diputado, el PSOE ha registrado esta ley basándose en "dos casos mediáticos" y con una actitud "oscurantista" y "sin garantías" por ser "de dudosa constitucionalidad". 

En su intervención, Echániz ha defendido la "alternativa" de su partido que es una ley de cuidados paliativos para "extender de forma universal" el acceso de los pacientes a estos tratamientos. "Entre el dolor y la eutanasia están los cuidados paliativos", ha defendido el portavoz popular, antes de dirigirse a la bancada socialista para señalar que, con esta norma, el Estado está obligado a "eliminar el dolor" y "no a la persona" de la sociedad.

Todos los grupos, salvo Vox, han arremetido contra el PP, al que acusan de banalizar una ley que "solo pretende regular un nuevo derecho para quien quiera ejercerlo"

En este sentido, Echániz se ha referido al "asunto financiero" que supone la práctica de la eutanasia para el Estado y, en concreto, al "ahorro" que supone que una persona que, por sus tratamientos, supone un gran desembolso para las arcas públicas, muera. Estas declaraciones han generado el murmullo entre los miembros del PSOE presentes en el hemiciclo. 

Mientras, la portavoz de Vox, Lourdes Méndez, cree que el PSOE utiliza "casos extremos para regularizar el derecho a matar" en España y cree que está "invirtiendo los valores de la cultura occidental" y poniendo a la sociedad en "contra de la Constitución". "Ahora el Estado tiene la obligación de quitar la vida a quien lo pida", ha denunciado. 

En su intervención, también ha indicado que este texto pretende "convertir en buenos" a aquellos facultativos que realicen esta práctica. A su juicio, los socialistas quieren convertir al Estado "en una máquina de matar", a los médicos "en cómplices y verdugos", así como "deteriorar los lazos familiares y la relación entre médico y paciente". 

El ministro de Sanidad avanza que posiblemente la ley estará posiblemente aprobada el próximo mes de junio con "todas las garantías"

Méndez ha calificado la eutanasia de "homicidio asistido" y comparte con el PP la alternativa de los paliativos y que norma del PSOE intenta corregir el sistema de pensiones. "Como no saben cómo hacer un sistema sostenible, entonces los enfermos crónicos deben ser eliminados", ha declarado, antes de señalar que esta norma traerá "más dolor" que el que pretende aplacar. "Personalmente quiero desearles que Dios les perdone", ha concluido la diputada.

UNA LEY QUE CONSIGUE UN NUEVO DERECHO. Frente a las críticas de la derecha, la portavoz del PSOE en este debate, la exministra María Luisa Carcedo, ha defendido que se trata de un texto con "garantías" tanto para los pacientes como para los médicos, ya que regula las circunstancias que debe cumplir el paciente y la forma en que debe solicitar este derecho, mientras que los el informe debe pasar por un segundo facultativo y un comité de evaluación. 

En cuanto a la alternativa de los paliativos, Carcedo considera que "nada tienen que ver", ya que "en los primeros hay muerte inminente", mientras que en la eutanasia no. Además, ha reprochado al PP que utilizara "argucias" parlamentarias en la XII Legislatura para evitar que ahora hubiera ya una ley de paliativos. Se refiere a la norma de Ciudadanos sobre esta materia, consensuada en el Congreso y que tras su aprobación en el Senado habría pasado directamente a su publicación en el BOE, si el PP no hubiera presentado enmiendas.

Pedro Sánchez dice al PP que lo que ahorrará la ley de eutanasia es el sufrimiento y lamenta que se instalen "en el absurdo" 

"QUE SE JODA RAMÓN SAMPEDRO".  El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, ha calificado de "repugnantes" las palabras en relación con el ahorro que supondrá la eutanasia y ha rechazado los paliativos como alternativa a esta práctica porque hay casos como el de Ramón Sampedro en los que no se sufre ningún dolor. "Los paliativos no son solución a todos los casos, ni garantizan la muerte digna en todos los casos. Para que se entienda, la posición de la derecha en el caso de la eutanasia es 'que se joda Ramón Sampedro'", ha declarado. 

Echenique ha lamentado que en la actualidad ayudar a morir a una persona suponga una pena de entre 6 y 10 años de prisión cuando, a su juicio, quienes ayudaron a Sampedro o a otros casos en esta situación sólo "devolvieron a sus seres queridos la dignidad" en un "acto de libertad y amor". "Estoy orgulloso de que dentro de una meses se vaya a reconocer este nuevo derecho y que la eutanasia esté en la cartera del Servicio Nacional de Salud", ha apuntado Echenique.

Vox dice que con la eutanasia PSOE quiere eliminar a los que ya no son útiles

SORPRESA DE CS. El resto de grupos se ha posicionado del lado del texto. Desde Ciudadanos, su portavoz en el debate, Sara Giménez, ha mostrado su sorpresa por la "dureza" de las palabras de aquellos que no están a favor de la norma. "Les pediría respeto y rectificación", ha declarado, para añadir que ve "preocupante" que se "banalice" un tema como este. 

Su homóloga de ERC, Carolina Telechea, ha defendido esta ley que, a su juicio, "rechaza el sufrimiento innecesario" y que "no tiene nada que ver con el crimen, el pecado, el suicido o el asesinato". Del mismo modo, el PNV, a través de su representante Joseba Agirretxea, ha rechazado la "demagogia" de los partidos de la derecha en este debate y ha recordado que por aprobar una ley "no se obliga a nadie" a utilizar esta práctica.

Finalmente, al BNG le parece que esta norma "se ha hecho esperar demasiado" y lamenta que estos trámites sean "lentos" cuando se trata de ampliar derechos. 

PP y Vox acusan al PSOE de buscar ahorrar en sanidad y en pensiones...
Comentarios