martes. 17.05.2022 |
El tiempo
martes. 17.05.2022
El tiempo

Podemos registra su propia comisión de investigación sobre las supuestas comisiones del rey emérito

El Rey Juan Carlos se fotografía con el heredero saudí. EFE
El Rey Juan Carlos se fotografía con el heredero saudí. EFE
Ve indicios de "posibles delitos de blanqueo de capitales" y defiende que el rey Juan Carlos dejó de ser inviolable cuando abdicó ► El PSOE sostiene que no es viable

Unidas Podemos ha registrado este viernes en el Congreso su propia petición de creación de una comisión de investigación para que la Cámara indague sobre "las presuntas irregularidades realizadas por el exjefe de Estado", el rey Juan Carlos I, "en relación con la relaciones diplomáticas y comerciales entre España y Arabia Saudí". Así, plantea que se investiguen las presuntas cuentas irregulares que el rey emérito podría tener en Suiza y otros paraísos fiscales y si cobró comisiones del país árabe.

La formación ha registrado su petición junto con ERC y ha estado también en contacto con el PNV, que estaba dispuesto a sumarse, pero que no ha podido finalmente plasmar su firma por un problema de comunicación, según explican desde el partido nacionalista.

El grupo parlamentario de ERC ya había firmado el día anterior una iniciativa en el mismo sentido presentada junto con el Grupo Plural de Compromís, Junts, Más País, y el BNG.

Cuando se registró esa primera petición, desde Unidas Podemos ya avanzaron que impulsarían su propia solicitud, pese a que sus socios de gobierno socialistas ya recordaron que hasta ahora los servicios jurídicos del Congreso siempre se han opuesto a que el Congreso investigue las actividades del Rey, alegando que la Cámara no tiene facultad para ello.

TESTAFERROS 

Sin embargo, la iniciativa impulsada por el grupo confederal defiende que la investigación abierta por la Fiscalía suiza y las últimas informaciones sobre los supuestos movimientos de grandes cantidades de dinero por parte de posibles testaferros del rey Juan Carlos apuntan a la "presunta comisión de, entre otros, posibles delitos de blanqueo de capitales".

Es más, recalcan que "no resulta descartable que los mismos se estén ejecutando actualmente o se hubieran ejecutado con posterioridad" a la abdicación del rey Emérito, que tuvo lugar en junio de 2014, momento, subrayan "en el que dejó de ser inviolable conforme al artículo 56.3 CE".

En este contexto argumentan que "el óbice formal de ser actos cometidos durante el periodo de inviolabilidad no puede ser alegado en este caso" puesto que lo que proponen es que se investigue si, tras dejar la Jefatura del Estado, ha poseído, adquirido, utilizado o transmitido "capitales de presuntas comisiones ilícitas".

También alegan que su petición no puede interpretarse como "un acto de control a la Jefatura del Estado", ya que don Juan Carlos I no ostenta ya tal condición. Es más, recalcan que desde la aprobación de la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial que se hizo tras su abdicación para "atribuir la competencia para la tramitación y enjuiciamiento penal por sus actos después de esa fecha" es "evidente" que "ya no goza de inviolabilidad alguna y es plenamente responsable por los actos que contravinieran el ordenamiento jurídico".

Así, Unidas Podemos y ERC justifican la necesidad de abrir esta investigación porque recientemente, se ha conocido que la fiscalía suiza está investigando los movimientos de una cuenta bancaria del banco Mirabaud con sede en el paraíso fiscal de Bahamas, y cuyo titular sería una sociedad de la que "el verdadero dueño" podría ser ex jefe del Estado.

Según la Fiscalía suiza, en 2012, tras el "escándalo de la cacería de elefantes en Botswana", el Rey habría cerrado la cuenta transfiriendo 65 millones de euros a Corinna Larsen (hoy Corinna zu Sayn-Wittgenstein) y un millón de euros a otra mujer residente en Ginebra, movimientos que "podrían estar relacionados con el contrato de 6.300 millones de euros del AVE a la Meca que consiguieron varias empresas españolas en Arabia Saudí".

RELACIONES CON ARABIA SAUDÍ

En este contexto, quieren que esa comisión investigue "la existencia de redes y estructuras opacas para la adjudicación de contratos en territorio nacional y en Arabia Saudí y su relación con el exjefe de Estado".

También platean hacer indagaciones sobre "las presuntas cuentas irregulares del ex jefe de Estado en Suiza y otros paraísos fiscales a nombre de terceros, así como la procedencia y el destino del capital alojado en las mismas". 

Otro de los asuntos que quieren investigar Unidas Podemos y ERC es la "actividad de promoción internacional de Arabia Saudí en España" y su relación con el padre de Felipe VI.

En este contexto, reclaman que se obtenga información sobre la posible "existencia de 'quid pro quos' en forma de comisiones o donaciones en especie o dinerarias entre el gobierno de Arabia Saudí y el ex jefe de Estado a cambio de su mediación en la consecución de contratos o de operaciones de promoción internacional del régimen saudí".

¿QUÉ SABÍAN EL GOBIERNO Y LAS EMPRESAS?

Asimismo, piden que se hagan averiguaciones sobre el "grado de conocimiento de dichas presuntas actividades del ex jefe de Estado por parte de las empresas y los organismos y departamentos del gobierno implicados en las mismas". 

Unidas Podemos y ERC señalan que "ante estas graves sospechas de presuntas actividades corruptas conducentes a la acumulación de una gran fortuna por parte del ex Jefe de Estado, resulta evidente, que las responsabilidades a determinar no pueden circunscribirse a lo fiscal y a lo penal sino que hablamos de sospechas que pueden erosionar gravemente las bases de nuestra democracia". 

"En una democracia sana y moderna no cabe la utilización de la más alta institución del Estado con fines corruptos y de enriquecimiento personal masivo. Si esto ha sido así, la ciudadanía tiene el derecho a saberlo y las instituciones el deber de investigarlo, determinar las responsabilidades políticas que se deriven de tales hechos y proponer e implementar medidas que eviten que se repitan en el futuro", concluye el texto. 

El PSOE: "No cabe constitucionalmente una comisión de investigación" 

La vicesecretaria general del PSOE y portavoz en el Congreso, Adriana Lastra, ha afirmado que le sorprende que haya grupos en la Cámara Baja que planteen una comisión de investigación sobre el rey emérito Juan Carlos I cuando "saben que no cabe constitucionalmente".

Lastra ha sido preguntada por este tema en el Foro Ser Navarra, en el que ha pedido "respeto a los procedimientos" y "rigor a la hora de tramitar las iniciativas parlamentarias". "Democracia es ley, es cumplimiento de las normas, de los procedimientos, y nosotros siempre hemos sido muy respetuosos con los procedimientos", ha remarcado. 

Ha recordado la dirigente socialista que "no es la primera vez que grupos parlamentarios plantean una comisión de investigación en el Congreso sobre la Casa Real, en este caso sobre el rey emérito" y ha subrayado que "siempre los letrados de la Cámara han dicho lo mismo, no admitir a trámite la comisión de investigación porque al rey emérito lo protege el artículo 56.3 de la Constitución".

"Es simplemente leerse la Constitución y saber que el Rey es inviolable", ha expuesto Lastra, para dar lectura al acuerdo de los letrados de la Cámara del año 2018 sobre este asunto, en el que "fueron taxativos". Ha recordado, además, que el Parlamento catalán ya intentó hacer esto y "fue el propio Tribunal Constitucional quien lo tumbó". 

Podemos registra su propia comisión de investigación sobre las...
Comentarios