miércoles. 08.12.2021 |
El tiempo
miércoles. 08.12.2021
El tiempo

El volcán de La Palma aumenta la emisión de ceniza y se produce un nuevo derrame de lava

La erupción continúa con su mecanismo estromboliano y el Índice de Explosividad Volcánica se mantiene en el nivel 2

El director técnico del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca), Miguel Ángel Morcuende, y la portavoz del Comité Científico, Carmen López, han destacado este lunes la elevada producción de cenizas provocadas por el volcán de La Palma principalmente en la zona oeste y noroeste de la isla. En este sentido, han señalado que las mismas han tenido "especial intensidad" en Los Llanos de Aridane, lo que durante este domingo, 31 de octubre, obligó a hacer una serie de recomendaciones diferenciadas en cuanto a los municipios de El Paso, Tazacorte, Tijarafe y Punta Gorda. 

En relación con ello, la portavoz del Comité Científico, Carmen López, ha matizado que durante la madrugada del martes, 2 de noviembre, la disposición de cenizas va hacia el noroeste pero con un giro hacia el noreste aunque "con poco dispersión" durante este lunes, si bien el martes tenderá a dirigirse más hacia el este y podría alcanzar islas occidentales en "pequeña concentración" que podría afectar a la operatividad del aeropuerto de La Palma y La Gomera. 

AMENAZA CON CORTAR LA LP-211

Además, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Pevolca, el director técnico, Miguel Ángel Morcuende, ha destacado también el que la colada 3 se estuviera moviendo durante este domingo, de tal forma que en la noche de este 1 de noviembre se ha producido un derrame que se constituye en la colada número 11 y amenaza con cortar la LP-211 para llegar hasta Puerto Naos. Morcuende ha explicado que la colada número 11 que discurre por el norte de la montaña Cogote, se mueve para unirse prácticamente con la 3, afirmando que actualmente la colada está "prácticamente encima de la carretera, a unos 200 metros, y hay una probabilidad clara de que cierre la carretera LP-211, la va a cortar en breve". 

Esto ha admitido que supondrá una "dificultad añadida" tanto para quienes trabajan en las plataneras de la zona de Puerto Naos y otras zonas del sur como para el traslado de personal y de maquinaria, planteando de este modo que "todavía se acelere más una carretera alternativa" para dar servicio al "problema claro" de comunicación, ya que ha afirmado que "quita el 50 por ciento de posibilidad de mover personal y maquinaria", si bien en caso de que hubiera que evacuar habría una vía para salir.

SISMICIDAD 

En lo que se refiere a la sismicidad en las últimas 24 horas en la isla ha matizado que si bien siguen siendo "elevados", está "disminuyendo, sobre todo, en profundidad pero se mantiene bastante elevado a media profundidad". Agregó que la profundidad intermedia de los que se están produciendo está entre los 10 y 11 kilómetros, produciéndose así un repunte, a lo que sumó que "no hay eventos superficiales", cuestión que ha considerado "importante para no tener mayores problemas". 

En cuanto a las deformaciones expuso que se mantienen estables, sin dar "ningún" problema la LP-3, apuntando que "no tienen una tendencia definida".

DIÓXIDO DE AZUFRE EN DESCENSO 

En el penacho volcánico continúa habiendo una "gran cantidad" de SO2 (dióxido de azufre), pero lleva siete días en descenso en cuanto a la magnitud de toneladas. "Cuanto más baje ese SO2, es mejor noticia" en relación a las variables que se manejan, dijo Morcuende, que matizó que las cantidades son aún muy notables. 

En relación con ello, la portavoz del Comité Científico, Carmen López, ha puntualizado que en esa tendencia descendente de las emisiones del SO2 del penacho volcánico, registrándose el 31 de octubre 4.990 toneladas diarias; mientras que el dióxido de carbono, el CO2, el de la dorsal volcánica de Cumbre Vieja tiene una tendencia ascendente, alcanzando las 1.500 toneladas diarias el 31 de octubre. 

CALIDAD DEL AIRE

López ha señalado que la calidad de aire se mantuvo este domingo como "buena y razonablemente buena" pero durante la noche empeoró en Fuencaliente y Punta Gorda llegando a "extremadamente desfavorable" y si bien se han recuperado los niveles, dijo que se debe continuar monitorizando. Sobre las partículas de 10 micras se mantienen los niveles "buenos y razonablemente buenos" excepto en Los Llanos de Aridane donde se han alcanzado niveles "extremadamente desfavorable" que aún se mantienen.

465 ALBERGADOS

El director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, expuso que a fecha de 1 noviembre el número de albergados es de 465 personas, de las que 395 están en el hotel de Fuencialiente y 70 en Los Llanos de Aridane, lo que suponen dos más que este domingo. Asimismo, hay 43 personas dependientes en centros sociosanitarios de la isla. 

SUPERA LA ERUPCIÓN DEL SAN JUAN

Este domingo se han cumplido 42 días desde la erupción del volcán de Cumbre Vieja el pasado 19 de septiembre, los mismos que duró la del San Juan en 1949, y el de ahora parece que tiene fuerza para continuar por un indeterminado tiempo más arrojando material magmático sobre el Valle de Aridane. La erupción del volcán de San Juan se caracterizó por ser también de tipo estromboliano, erupciones que alternan fases explosivas con periodos de calma, en las que se liberan grandes cantidades de piroclastos y lava, explica Francisco Govantes Moreno, biólogo y espeleólogo en su libro La Cueva de Las Palomas.

En ese libro, Francisco Govantes aborda las singularidades del tubo volcánico creado en aquella erupción y que ahora puedes ser visitado por el público explotado como recurso económico.

Govantes señala que en 1949 los "intensos terremotos registrados semanas antes, dieron paso a una fisura eruptiva de dos kilómetros de orientación noroeste-sureste, que determinó que la aparición de las bocas superiores actuasen como conductos de desgasificación, con potentes explosiones, mientras que las inferiores fueron básicamente efusivas con emisión de abundantes lava fluida".

Esta descripción coincide con lo acontecido con el actual volcán de Cumbre Vieja, salvo que la fisura se ha presentado a una cota mucho más baja, arrojando la lava sobre un terreno con menos inclinación, lo que se conoce como el Valle de Aridane, una explanada creada por las primeras erupciones volcánicas de formación de esta parte de la isla.  "En aquella aparatosa erupción del San Juan no se lamentaron pérdidas de vidas humanas, aunque las pérdidas materiales fueron muy importantes, con docenas de edificaciones, fincas e infraestructuras destruidas", relata Francisco Govantes.

El actual volcán de Cumbre Vieja está generando una más que importante riada de lava que se extiende a lo largo y ancho de los barrios de Todoque y La Laguna, ocupando en sus 42 días de erupción casi 1.000 hectáreas de territorio, y sepultando en torno a unas 2.000 edificaciones, entre viviendas y almacenes agrícolas.  "Los efectos de este volcán para la población son de catástrofe. Los daños son muy elevados y nunca antes lo hubiéramos imaginado", señala Govantes.

"La colada donde se formó la Cueva de Las Palomas, fue la que bajó por Las Manchas, sobre una cota de 500 metros de altitud, dando lugar a un espectacular tubo volcánico de alto valor geomorfológico y paisajístico, catalogado como Espacio Natural Protegido, y hasta ahora aprovechado como recurso turístico y educativo", indica el experto en espeleología. "Por supuesto tendremos que esperar a que finalice la erupción para hacer una valoración de daños totales, cosa que nos preocupa mucho a los palmeros, pero también para conocer la importancia científica que desde el punto de vista geomorfológico nos dejará el volcán y sus coladas, que supondrá un alto valor incluso desde el punto de vista económico para la Isla", concluye Govantes.

En 42 días de erupción el paisaje del Valle de Aridane ha cambiado por completo, de forma que ahora un amplio manto de densa lava negra cubre lo que eran tierras fértiles forjadas con el paso de los años. 

La herencia del actual volcán aún está por definir, de momento se contabiliza por la sociedad de enormes pérdidas económicas que arrastran un futuro incierto para los miles de afectados, pero también puede suponer una oportunidad para reconducir un modelo de vida diferente en toda su zona, donde la oscura lava pueda formar parte actividad de una nueva actividad socioeconómica más sostenible y en consonancia con la misma naturaleza que la ha generado.

2.574 EDIFICACIONES ARRASADAS

La erupción del volcán de La Palma ha afectado, desde su inicio el 19 de septiembre, a 975,2 hectáreas y ha arrasado un total de 2.574 edificaciones a su paso, según se recoge del último monitoreo que ha realizado Copernicus del volcán de Cumbre Vieja.

Así se desprende de los datos del satélite del programa dependiente de la Unión Europea en su último mapeado -el número 39- correspondiente a la situación que había a las 11.39 horas de este domingo, 31 de octubre.

En concreto, en este último balance de Copernicus, se recoge que la superficie total afectada por la lava ha aumentado en 5,2 hectáreas en las 24 horas siguientes al último mapeo.

Respecto a las edificaciones/construcciones destruidas, que alcanzan ya las 2.574, son 12 más en relación al balance anterior.

El programa Copernicus, coordinado a través del Centro Nacional de Seguimiento y Coordinación de Emergencias (CENEM), cuenta con dispositivos para la monitorización y seguimiento de las redes nacionales de alerta, situaciones potenciales de riesgo, incidentes y emergencias del ámbito de la protección civil.

La erupción continúa con su mecanismo estromboliano y el Índice de Explosividad Volcánica se mantiene en el nivel 2 (en una escala de 0 a 8).

El volcán de La Palma aumenta la emisión de ceniza y se produce un...
Comentarios