jueves. 02.12.2021 |
El tiempo
jueves. 02.12.2021
El tiempo

La Guardia Civil niega que la declaración de Mainar fuera pactada

El comandante de la Guardia Civil que ha abierto este martes el turno de declaraciones en el juicio por el asesinato del alcalde de Fago, Miguel Grima, ha asegurado que ''es falso'' que se pactara el testimonio autoinculpatorio de Santiago Mainar, que, según ha dicho, fue serio y sincero. Con esta afirmación comenzó, en la Audiencia Provincial de Huesca, la declaración de este mando de la Guardia Civil, quien participó en la investigación del crimen del alcalde y para el que el cambio de versión hecho por el único imputado en este caso fue una ''gran sorpresa''.

El primero de los agentes de la Guardia Civil en testificar estuvo presente en la declaración autoinculpatoria de Mainar y acompañó a éste a los lugares donde supuestamente había encontrado la escopeta con la que realizó el disparo que acabó con la vida de Grima, y donde posteriormente había escondido la cazadora y el arma. Ha asegurado que durante la declaración no encontraron ninguna contradicción y que el acusado había sido plenamente colaborador.

Preguntado por el fiscal si le pareció un testimonio serio y sincero, el agente ha respondido que sí, aunque ha comentado que en algunos momentos se le veía reflexionar, como si tuviese que hacer memoria, mientras que en otros se precipitaba y quería llegar al final muy rápido, por lo que tenían que preguntarle más detalles. ''En absoluto'' se le sugerían las respuestas por parte de los agentes, ha enfatizado, en respuesta al abogado de la familia Grima, Enrique Trebolle, al tiempo que ha explicado que se le hacían preguntas abiertas para que fuera poco a poco recordando y, en todo caso, se le pedían matices o detalles sobre ciertos aspectos.

Detalles

Respecto a la posibilidad de que se le diera al acusado agua con barbitúricos, tal y como Mainar declaró, el agente ha dicho rotundamente que no, que es una práctica ''imposible'' teniendo en cuenta que es ''improcedente e ilegal''.

Aunque la declaración autoinculpatoria de Mainar ha centrado su declaración, también se le ha preguntado por algunos otros detalles, y ha considerado que muchos de ellos sólo podría conocerlos la persona que estuvo allí, ya que no habían trascendido en los medios de comunicación. Este es el caso del tamaño de las piedras que puso en la carretera, para que no pudiera pasar el coche con el que Grima regresaba a casa, o de la distancia a la que se realiza el disparo, entre otros.

Además, ha comentado que obvió ciertos datos importantes, lo que en su opinión demuestra que no hacía un seguimiento pormenorizado del caso en los medios de comunicación, tal y como dijo Mainar, para explicar que se inventó la declaración inculpatoria por lo que leía en los medios o le comentaban los periodistas. El abogado del acusado, Marcos García-Montes, le ha preguntado sobre la posibilidad o no de que el recorrido desde el lugar donde se encontró el coche del alcalde hasta Fago se pudiera hacer en una hora y cuarenta minutos, tal y como había asegurado Mainar, y el agente ha dicho que sí es posible, que ellos (en referencia a guardias civiles) lo habían hecho sin problema en ese espacio de tiempo, y sin dificultades para encontrar el camino.

El comandante ha reconocido que no le preguntaron si era zurdo o si tenía cataratas, pero ha insistido en que no observaron ningún problema de visión en el acusado, ya que cuando fueron al lugar donde supuestamente había encontrado la escopeta no tuvo problemas en señalar el arbusto a una distancia de diez metros.

La Guardia Civil niega que la declaración de Mainar fuera pactada
Comentarios