viernes. 25.09.2020 |
El tiempo
viernes. 25.09.2020
El tiempo

La Diputación podría echar al funcionario que no iba nunca a trabajar y a su jefa

Carles Recio
Carles Recio
La institución valenciana ha decidido abrir un expediente disciplinario a ambos trabajadores para depurar posibles responsabilidades

La Diputación de Valencia podría despedir al funcionario que ostenta la jefatura del archivo provincial, Carles Recio, por "las reiteradas y continuas ausencias" de su puesto de trabajo en los últimos diez años, así como la directora del archivo, María José Gil, por haberlo consentido. La institución ha decidido abrir un expediente disciplinario a ambos trabajadores, después de que el expediente informativo haya concluido que los dos podrían haber cometido "faltas muy graves" contempladas en la ley de Ordenación y Gestión de la Función Pública Valenciana y que podrían conllevar el despido.

Según ha informado la Corporación provincial, se ha designado un instructor y un secretario para incoar el expediente disciplinario que depurará las posibles responsabilidades de estos dos funcionarios. Desde Presidencia de la institución han aseguradoque los procedimientos en materia laboral de la función publica son "muy garantistas" y "no pueden ir acompasados con los tiempos" que exige la opinión pública ni resolverse "todo lo rápido que la ciudadanía querría".

Sin embargo, han afirmado que la voluntad del presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez, "es llegar al final de este caso que avergüenza, sobre todo a los funcionarios", pues defiende que este tipo de conductas "no se pueden consentir".

Desde la Diputación han destacado que Recio no ha desmentido ante el instructor del expediente informativo que no ha ido trabajar desde hace diez años, mientras que Gil no ha demostrado haber hecho alguna cosa para impedir esa ausencia laboral continuada. Por ello se les abre un expediente disciplinario, a Carles Recio por "las reiteradas y continuas ausencias" de su puesto de trabajo y a María José Gil por dejación de funciones al consentirlo y no advertirlo a sus superiores, que podría finalizar con el despido de ambos funcionarios.

El trabajador cuya presencia en su puesto de trabajo se ha puesto en cuestión accedió al cargo en 2006, bajo la Presidencia de Fernando Giner (PP), aunque no se ha informado sobre el procedimiento que se siguió entonces para su contratación.

La Diputación podría echar al funcionario que no iba nunca a...
Comentarios