miércoles. 23.06.2021 |
El tiempo
miércoles. 23.06.2021
El tiempo

La defensa de Sergio Morate alega que "no hay pruebas suficientes" del doble crimen de Cuenca

La madre y la hermana de Laura del Hoyo, una de las dos chicas asesinadas, reclaman justicia a las puertas de los juzgados de Cuenca, donde este martes ha comparecido Sergio Morate
La madre y la hermana de Laura del Hoyo, una de las dos chicas asesinadas, reclaman justicia a las puertas de los juzgados de Cuenca, donde este martes ha comparecido Sergio Morate
Tanto la Fiscalía como las acusaciones particulares mantienen que es autor de dos delitos de asesinato ►La madre de Laura del Hoyo, una de las víctimas, ha declarado que "si fue tan valiente para matarlas, que también lo sea para decirlo"

La defensa de Sergio Morate, imputado por el asesinato de Marina Okarinska y Laura del este marteso en Cuenca, ha pedido este martes el sobreseimiento provisional de la causa, porque alega que no hay "pruebas suficientes" para sostener su imputación, mientras que las acusaciones han mantenido que es el autor del doble crimen.

Así lo han considerado la defensa y las acusaciones en la comparecencia que ha hecho este martes Morate ante el titular del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Cuenca, Gonzalo Criado del Rey Tremps, que ha generado momentos de tensión entre los familiares que esperaban al procesado a la puerta del edificio de los juzgados.

La fiscal jefe de Cuenca, María Isabel Gómez, ha informado que la defensa de Morate ha pedido el "sobreseimiento provisional" de la causa, mientras que tanto la Fiscalía como las acusaciones particulares han mantenido las acusaciones por considerarle autor de dos delitos de asesinato.

Asimismo, Gómez ha indicado que la fase de instrucción está "prácticamente concluida" y que durante la jornada de este martes las acusaciones y la Fiscalía han solicitado que se practiquen varias diligencias, por lo que el procedimiento sigue su trámite conforme a la Ley del Jurado.

Ha recordado que el delito de asesinato recoge en el Código Penal penas de entre 15 y 25 años de cárcel por cada una de las muertes, pero, en todo caso, ha avanzado que la petición de pena que haga la Fiscalía "será acorde con la gravedad" del delito.

La fiscal ha confirmado también que Morate será el único imputado en el juicio, y ha rechazado que haya más investigados "porque si lo hubiera habido se tendría que haber concretado hoy (por este martes) la imputación con una segunda persona".

Y a preguntas de los periodistas sobre si el juicio con jurado popular podría celebrarse este año, la fiscal jefe de Cuenca ha señalado que este asunto es "causa preferente".

Por su parte, las familias de las dos jóvenes asesinadas han confiado en que el juicio salga lo antes posible, y que se aplique a Morate la pena "máxima", según ha manifestado la madre del Laura, María Chamón.

En declaraciones a los medios antes de la llegada de Morate a los juzgados, Chamón ha asegurado que están "cansados" de esperar, sobre todo porque no albergan ninguna duda respecto a la culpabilidad, "ya que las pruebas están clarísimas".

"Queremos que dé la cara, y que diga cómo lo hizo; si fue tan valiente para matarlas, que también lo sea para decirlo", ha aseverado María Chamón, que ha añadido: "A mi hija me la ha matado, con ella ha podido, pero conmigo no".

Ha pedido a las madres que se pongan en su lugar, que Laura "era una persona llena de vida, lo mismo que Marina", y ha lamentado que "un criminal asesino las ha matado de esa manera".

La madre de la joven ha reconocido que deseo "lo peor" a Morate y ha enfatizado: "Pido la máxima pena, que no vea la luz en su vida y que sufra lo que no está escrito, porque aún así no pagará nunca el daño y el dolor que estamos pasando".

María Chamón, acompañada de una decena de familiares y allegados de Laura y Marina, ha estado desde primera hora ante el acceso a los garajes del edificio de Juzgados de Cuenca, en la Ronda Oeste, asegurando que quería "verle la cara, mirarle a los ojos y que me diga por qué lo hizo".

La llegada y salida de Morate del edificio judicial ha estado rodeada por fuertes medidas de seguridad, por parte de la Policía y la Guardia Civil, y también de los insultos y los gritos de "asesino" que han proferido los familiares.

La defensa de Sergio Morate alega que "no hay pruebas suficientes"...
Comentarios