Juzgan a siete personas en Castellón por una extorsión a un lucense que utilizó una web de citas

La víctima fue obligada a pagar miles de euros ▶ Los siete imputados le amenazaron con "cortarle el cuello"
La Policía Nacional, a las puertas de la Audiencia de Castellón. EFE
photo_camera La Policía Nacional, a las puertas de la Audiencia de Castellón. EFE

La Audiencia Provincial de Castellón juzga a siete personas acusadas de diversos delitos tras haber extorsionado a un hombre, residente en un municipio de Lugo, que contactó con varias mujeres a través de una web y al que amenazaron con agredir para obligar a pagarles, a abrir cuentas bancarias y a alquilar un vehículo de alta gama.

El juicio por estos hechos comenzó este lunes en la sección segunda de la Audiencia y seguirá durante este martes, el miércoles y el jueves.

Según el escrito de la Fiscalía, los hechos comenzaron en mayo de 2022, cuando cuatro de los encausados contactaron con un hombre, que residía en un municipio de Lugo, después que este se comunicara con varias mujeres en una página web.

Los procesados llamaron a la víctima por teléfono, imitando un acento de Europa del Este, y le dijeron que si no hacía lo que exigían irían a buscarlo a su trabajo y a su domicilio, le pegarían una paliza, le "romperían las costillas, le cortarían el cuello", y le llegaron a mandar un vídeo en el que una persona recibía una paliza.

La víctima, con miedo a que pudieran hacerle algo a él o a su madre, con la que residía, comenzó a cumplir con las exigencias que le pedían, entre ellas darle una copia de su DNI y abrir cuatro cuentas bancarias entregando sus contraseñas, así como las de las tarjetas de crédito vinculadas a las mismas, para realizar pagos y transferencias entre las cuentas.

Siguiendo las instrucciones de los acusados, la víctima realizó diversos ingresos a otro de los procesados, quien no hizo ninguna averiguación sobre el dinero recibido. También se vio forzado a facilitar los datos y contraseña de su madre, de 79 años, realizando varias transferencias donde le eran indicadas, algunas de ellas a otro de los acusados, que no comprobó de donde recibió el dinero.

Le pidieron también que entregara 12.000 euros en una bolsa en efectivo, la cual depositó en un parque de una localidad de Lugo, según le indicaron. Para obtener tal cantidad tuvo que pedir un préstamo.

Posteriormente le exigieron 36.000 euros, pero no podía conseguirlos por lo que le obligaron a alquilar un vehículo de alta gama y lo dejó estacionado (con dos tarjetas de crédito en la guantera).

Con ese vehículo, los acusados robaron en Castellón, en varias gasolineras, en un establecimiento de Onda, en otros dos en Moncófar y otro en Torreblanca.

Cuando abandonaban Moncófar tras el segundo de los robos fueron interceptados por la Policía. Intentaron escapar vaciando dos extintores de incendio, creando una nube de polvo blanco, y los lanzaron contra el vehículo policial. Finalmente huyeron por la AP-7 sin ser alcanzados.

El fiscal solicita para los acusados penas de prisión de entre dos años y dos meses a doce años y nueve meses por los delitos de extorsión, blanqueo de capitales, robo y atentado a agentes de la autoridad.

Además, pide una indemnización para la víctima de 32.530 euros, así como todo lo sustraído en los respectivos comercios en los que se cometieron los robos.

Comentarios