Miércoles. 14.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 14.11.2018
El tiempo

El juicio oral contra el pequeño Nicolás por su viaje con policías a Ribadeo será en mayo de 2019

El Pequeño Nicolás, en los juzgados de Madrid. EFE
El Pequeño Nicolás, en los juzgados de Madrid. EFE

El joven se hizo pasar por un representante de la Casa Real y de la Vicepresidencia del Gobierno

La Audiencia Provincial de Madrid ha acordado la celebración de juicio oral contra Nicolás Gómez Iglesias, conocido como pequeño Nicolás, y los agentes de Policía Municipal que le acompañaron al polémico a viaje a Ribadeo, donde se hizo pasar por miembro de la Casa Real y del Gobierno, a partir del día 20 de mayo del año que viene. Así lo ha indicado en una diligencia en la que se ofician los despachos oportunos para informar a los afectados del señalamiento de juicio oral, que será en la sede de la Audiencia Provincial, situada en la calle Santiago de Compostela. Contra la resolución cabe recurso de reposición en el plazo de tres días. 

Con esta resolución, se fija juicio oral para el caso por el que saltó a la palestra el polémico joven, que se desplazó a la localidad gallega acompañado de dos agentes. Entonces, el pequeño Nicolás se hizo pasar por representante de la Casa Real y de la Vicepresidencia del Gobierno. Ello motivó una investigación judicial con la acusación para el joven de presuntos delitos de usurpación de funciones públicas, malversación de caudales públicos, cohecho y falsedad documental. Además, se procesó a dos agentes de la Policía Municipal de Madrid que escoltaron al chico durante su viaje. 

En la instrucción, el juez que llevó el caso relató que en agosto de 2014 el joven se hizo pasar por representante de la Casa Real y de la Vicepresidencia del Gobierno, concertando una reunión con un empresario en un restaurante de Ribadeo. Días antes, el chico alquiló cuatro vehículos de alta gama con sus conductores. Asimismo, realizó varias llamadas al Ayuntamiento de esta localidad para indicarles que a la reunión iría una personalidad "cuya identidad no podía revelar por razones de seguridad". 

Para ese día, la Policía Local de esta localidad gallega dispuso un vehículo y dos motos para escoltar la comitiva y a su llegada al restaurante fue recibida por varios vecinos. 

Durante la comitiva, los agentes contratados por Nicolás simularon labores de vigilancia. Casi al final de la comida, uno de ellos avisó al chico simulando que tenía una llamada de la exvicepresidenta del Gobierno, entonces Soraya Sáenz de Santamaría, fingiendo mantener una conversación con ella. 
 

El juicio oral contra el pequeño Nicolás por su viaje con policías...
Comentarios