jueves. 26.05.2022 |
El tiempo
jueves. 26.05.2022
El tiempo

Juana Rivas pide medidas cautelares para proteger a sus hijos tras el testimonio del mayor 

Juana Rivas. JORGE ORTIZ (EFE)
Juana Rivas. JORGE ORTIZ (EFE)

Francesco Arcuri, expareja y padre de los niños, ha asegurado que sus hijos "son las únicas víctimas" de su caso

Juana Rivas volverá a pedir este miércoles que se adopten "medidas cautelares urgentes de protección" a sus dos hijos, de doce y cuatro años, tras el "testimonio" dado por el mayor el martes ante el Tribunal de Cagliari, donde, según el entorno de Rivas, relató una situación de supuestos maltratos a ambos "a manos de su padre". 

Según informa la plataforma de apoyo a Juana Rivas en un comunicado remitido a Europa Press, a la audiencia celebrada el martes por la tarde para escuchar al hijo mayor asistió el juez que lleva el caso civil de la custodia, el Fiscal del Estado de Cagliari y la perito asignada por el tribunal que llevó a cabo la pericial que obra en las actuaciones. 

El colectivo afirma que, "según ha quedado recogido en la transcripción de la referida audiencia", que duró dos horas, el menor respondió a la totalidad de las preguntas del juez y el fiscal y habría confirmado también los presuntos "episodios de malos tratos denunciados por su madre", agregando que "que no desea vivir con su padre y que le tiene miedo". 

El fiscal general ha solicitado copia de la transcripción de su testimonio para estudiarla y el tribunal no ha adoptado ninguna resolución tras escucharle. 

Ante el regreso de los menores el martes con el padre, la defensa de Juana reiterará este miércoles la petición de que se adopten medidas cautelares urgentes de protección para ellos, "acordes con la gravedad de los hechos que el niño ha relatado". 

Respecto al informe elaborado por la perito italiana, que propone que la custodia sea para el padre, desde el colectivo mantienen que "se basa fundamentalmente en la aplicación del Síndrome de Alienación Parental (SAP)", que califican de "teoría pseudocientífica" usada "para culpar a las mujeres de los miedos o angustias razonables de los niños hacia su padre violento". Por ello, y por otras razones de fondo y forma, la defensa de Juana Rivas solicitó en su momento la anulación de la pericia. 

Juana Rivas ha continuado estas últimas semanas en Italia, después del incidente ocurrido en la semana del 21 de octubre, cuando decidió no entregar los niños al padre y denunciarle por supuestos malos tratos al pequeño. Finalmente, se los devolvió el día 25 después de que la justicia italiana emitiera una orden para que así lo hiciera tras la denuncia del progenitor, que ha negado reiteradamente estas acusaciones. Ella continúa viéndolos en el marco de lo estipulado por el juez. 

"ÚNICAS VÍCTIMAS". Por su parte, Francesco Arcuri, expareja y padre de los niños, ha asegurado que sus hijos "son las únicas víctimas" de su caso y que, "ahora como antes" para protegerlos y ayudarlos, prefiere callarse, sin que le importe a nivel afectivo lo que uno de ellos pudiera haber dicho.

"Hablar de lo que ha podido decir un niño es, por sí, violencia deplorable", ha señalado el ciudadano italiano en un comunicado remitido esta tarde a Efe y en el que señala que "da igual que lo esté haciendo la madre, o los medios de comunicación".

"Mis hijos son las únicas víctimas de esta historia (...) La verdad es solo una, no lo que quieran contar unos y escuchar otros", ha indicado Arcuri.

Arcuri, condenado en España en 2009 por malos tratos y denunciado de nuevo en 2016, tiene la custodia provisional de los niños desde agosto de 2017, cuando Rivas acató la orden judicial en España que la obligaba a entregar a los menores a su padre, tras permanecer casi un mes en paradero desconocido.

Por estos hechos, Juana fue condenada en España a cinco años de prisión, un fallo que ha recurrido ante la Audiencia de Granada. 
 

Juana Rivas pide medidas cautelares para proteger a sus hijos tras...
Comentarios