Viernes. 21.09.2018 |
El tiempo
Viernes. 21.09.2018
El tiempo

Borrell apuesta por una abstención mínima que José Blanco rechaza

El exministro y expresidente del Parlamento Europeo Josep Borrell
El exministro y expresidente del Parlamento Europeo Josep Borrell
El político lucense acusa "de querer torcer la voluntad" del comité federal a los partidarios de que abstengan solo 11 diputados

El exministro socialista Josep Borrell se decanta por una abstención mínima de diputados del PSOE para facilitar la investidura de Mariano Rajoy.

El expresidente del Parlamento Europeo, en un artículo publicado en El Periódico, afirma que "para llegar donde hemos llegado, hubiese sido mejor una abstención negociada para facilitar un gobierno minoritario del PP, exigiéndole medidas de tipo económico, social e institucional, incluyendo una ponencia de reforma constitucional".

Tras lamentar que los socialistas no han tenido una estrategia clara y asumida por el conjunto de la organización, lamenta la falta de "una discusión abierta, sincera, leal y comprometida para escoger la mejor de las opciones posibles". Ahora, agrega, después del Comité Federal el PSOE facilitará con su abstención la formación de un nuevo gobierno presidido por Rajoy, a cambio de nada.

Apuesta por respetar la posición de cada miembro del Comité Federal sin demonizar sus preferencias por la abstención o nuevas elecciones.

Asegura que se debería haber consultado a los 175.000 militantes la decisión de dar un giro de 180 grados en la investidura de un nuevo gobierno de Rajoy. "Para visualizar que solo se hace por interés nacional y sin ningunas ganas de hacerlo, se deberían abstener solo el número mínimo de diputados", afirma en su artículo Borrell, quien añade que "se evitaría así que algunos tuviesen que violentar sus anteriores posiciones...y se mostraría la capacidad que tiene el socialismo español de entender una posición distinta del PSC en un tema que reviste especial importancia en la encrucijada política catalana, como bien explicó Miquel Iceta".

BLANCO. Por su parte, el exministro y exnúmero dos del PSOE José Blanco ha acusado a los ocho secretarios generales que piden que la abstención a la investidura de Mariano Rajoy sea solo de once diputados de querer "torcer por la puerta de atrás la voluntad" del comité federal, que acordó que la abstención sea de todo el grupo.

Blanco, además, ha criticado que ninguno de esos líderes regionales propusiera esa fórmula en el comité, que es donde deberían haberla planteado, ha dicho el europarlamentario en una entrevista en Onda Cero en la que ha dado por "resuelto" lo que tienen que hacer los diputados socialistas y ha pedido no seguir "dándole vueltas".

Blanco, que presidió el comité federal del pasado domingo, en el que el PSOE cambió su posición en contra a la investidura de Mariano Rajoy por la abstención en la segunda votación, se ha mostrado "muy orgulloso" de lo que ocurrió en ese cónclave, donde se discutió "desde el respeto" y con "momentos de gran altura política", ha asegurado.

Respecto al PSC, que este martes decide en su Consell Nacional si acata la resolución del Comité Federal, Blanco ha dicho en Antena 3 que no entendería una decisión de los socialistas catalanes que sea distinta a votar lo que ha decidido el Comité Federal del PSOE y ha llamado a estos a "analizar las consecuencias".

CANCELA APOYA LA ABSTENCIÓN TÉCNICA. Por su parte, la presidenta de la gestora del PSdeG, Pilar Cancela, ha afirmado este martes que apoya la abstención mínima en la investidura de Mariano Rajoy y ha considerado que la dirección provisional del PSOE no debería ahondar en la "tremenda" división que el partido atraviesa.

Ha señalado que tanto ella como la presidenta de la gestora de Melilla, Gloria Rojas, han decidido no firmar la carta que varios secretarios generales de federaciones han enviado a Ferraz para pedir la abstención mínima porque son "direcciones provisionales", aunque ha manifestado que ambas respaldan el contenido. La dirigente gallega ha pedido que la división que afronta la formación no se traslade al grupo parlamentario.

Borrell apuesta por una abstención mínima que José Blanco rechaza
Comentarios