Intervenidas 150.000 dosis de anabolizantes y viagras ilegales

Las sustancias se distribuían en España, pero también a otros países como Francia, Italia o Estados Unidos
Un coche de la Policía Nacional. AEP
photo_camera Un coche de la Policía Nacional. AEP

La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal dedicada al tráfico de sustancias anabolizantes y contra la disfunción eréctil en una operación en la que han sido intervenidas más de 150.000 dosis y detenidas doce personas en las provincias de Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria y Sevilla.

La Dirección General de la Policía informa este miércoles del resultado de la operación Parda Músculo en la que se ha arrestado a doce personas –siete en Las Palmas de Gran Canaria, tres en Sevilla y dos en Santa Cruz de Tenerife- como presuntos responsables de delitos contra la salud pública y blanqueo de capitales.

En los tres registros efectuados –dos en las Palmas de Gran Canaria y uno en Sevilla- se han intervenido más de 150.000 dosis de anabolizantes y medicamentos contra la disfunción eréctil, así como casi 2.000 etiquetas troqueladas de medicamentos.

Las pesquisas de la operación se iniciaron en 2021 en la Comunidad Valenciana cuando los agentes descubrieron que distribuidores de estas sustancias prohibidas, dedicados al entrenamiento personal, adquirían sustancias dopantes cambiándoles el nombre y la población del remitente.

Entonces el operativo se saldó con 16 detenidos en Gandía (Valencia), y en las localidades alicantinas de Benidorm y Calpe y el desmantelamiento de los almacenes de depósito y preparación de envíos de paquetería.

Tras la primera fase de la operación, la investigación se centró en una ramificación de la organización que operaba como distribuidora en Las Palmas de Gran Canaria. Según los investigadores, esta ramificación había establecido contactos con un grupo ubicado en Sevilla el cual importaba sustancias prohibidas principalmente desde Portugal e India.

Distribución de las sustancias

Las pesquisas de los agentes permitieron averiguar que la organización criminal se constituía de forma perfectamente organizada, con capacidad y estructura para realizar todas las fases del tráfico de medicamentos ilegales, adquisición, almacenaje y distribución tanto a nivel nacional como internacional.

Los envíos de medicamentos y otras sustancias prohibidas por parte de la trama, se repartían por todo el territorio nacional e internacional, habiendo sido detectado envíos de anabolizantes a Francia, Italia y Estados Unidos.

El grupo criminal utilizaba nombres ficticios que cambiaba constantemente en la recepción y envíos de paquetería en los que ocultaban los anabolizantes, variando también de forma periódica las compañías de transporte utilizadas, para que así resultase difícil su rastreo.

Efectos secundarios

A medida que se iba detectando a las personas implicadas en la actividad delictiva, se identificaba también el modus operandi de la organización criminal, que empleaba sistemas de pago como “bizum” y envíos de paquetería que no dejaban rastro alguno.

Las primeras actuaciones para la explotación de la investigación, se realizaron de forma simultánea en Las Palmas de Gran Canaria y en Sevilla, donde se ha detenido a los máximos responsables de la organización criminal.

Tras los primeros arrestos los investigadores se centraron en detectar cualquier envío que pudieran haber realizado los implicados, debido al grave riesgo que conlleva la ingesta de las sustancias ilegales –problemas hepáticos, ictus o incluso la muerte- pudiendo localizar todos los envíos de anabolizantes y sustancias contra la disfunción eréctil.