El incendio del edificio de Valencia empezó en un electrodoméstico de una cocina

Hace unos días se indicaba que el origen el foco podría haber sido un cortocircuito en el mecanismo del toldo
Incendio en un edificio de Valencia. MANUEL BRUQUE (EFE) (1)
photo_camera Incendio en un edificio de Valencia. MANUEL BRUQUE (EFE) (1)

El origen del incendio del edificio del barrio valenciano de Campanar en el que fallecieron diez personas fue un "accidente fortuito", ya que aparentemente empezó en un electrodoméstico de la cocina de una vivienda, según ha adelantado este lunes la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Pilar Bernabé.

En declaraciones a los medios, Bernabé ha dicho que las investigaciones de la Policía Nacional apuntan a que el incendio se originó posiblemente en un electrodoméstico de una cocina, según recoge el sumario sobre el que desde el pasado viernes se ha levantado el secreto que se había declarado.

La delegada ha afirmado que en la causa judicial abierta por este siniestro se ha descartado que haya un "indicio penal", por lo que las aseguradoras pueden entrar ya al interior del edificio y llevar a cabo sus trabajos con el fin de que las personas afectadas por este siniestro "puedan empezar de nuevo su proyecto vital".

El pasado 26 de febrero, cuatro días después del incendio, fuentes próximas a la investigación señalaron que el siniestro se pudo haber originado por un cortocircuito en el mecanismo del toldo del apartamento 86, según el informe preliminar una vez concluida la inspección de la Policía Científica.

El incendio se originó el 22 de febrero, sobre las 17.30 horas, en el apartamento 86 de uno de los dos edificios conformados por 138 inmuebles que fueron arrasados por el fuego. 

Transcurrida apenas una hora del origen del fuego, las llamas habían devorado los dos bloques de viviendas, de 10 y 14 plantas, en las que vivían unos 450 vecinos. Como consecuencia, 10 personas fallecieron y otras 15 resultaron heridas, entre ellas, siete bomberos. 

A raíz del incendio declarado en estos edificios construidos en 2009 -época del boom inmobiliario- por una promotora que quebró, se puso en marcha toda la operativa de emergencias -bomberos, policías, sanitarios, forenses- y se abrió una causa judicial para investigar lo ocurrido y determinar las causas del fuego, que se propagó en tiempo récord. 
 

Comentarios