domingo. 07.03.2021 |
El tiempo
domingo. 07.03.2021
El tiempo

Sanidad rechaza por ahora adelantar el toque de queda como pedía Galicia

El ministro de Sanidad, Salvador Illa. EFE
El ministro de Sanidad, Salvador Illa. EFE
El ministro dice que se estudiará la petición pero cree que ya hay herramientas suficientes para doblegar la tercera ola

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, tras el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS), aseguró que estudiará la petición que le han trasladado varias comunidades autónomas de adelantar el toque de queda, como le pidieron varios presidentes. Sin embargo, el ministro les pidió "paciencia" al estar convencido de que las actuales herramientas son suficientes: "No se trata de sumar medidas, sino de aplicar bien las que tenemos".

Además, Illa anunció que los mayores de 80 años serán el próximo grupo en recibir la vacuna contra el coronavirus en la siguiente fase de la campaña, que comenzará previsiblemente en marzo cuando se haya inmunizado a internos y personal de residencias, sanitarios de primera línea y grandes dependientes no institucionalizados. 

TOQUE DE QUEDA. El ministro ha señalado que si se accede a la petición de adelantar el toque de queda, tal vez se concentre la movilidad en unas franjas horarias, por tanto, ha dicho, la medida puede tener "sus pros y sus contras".

Y es que se ha mostrado convencido de que con las medidas de las que disponen las comunidades con la estrategia nacional contra la covid y las recogidas en el estado de alarma se puede doblegar esta tercera curva.

"Todos sabemos que si se adoptan medidas hoy no veremos el resultado, por mucho que nos empeñemos, mañana, no se trata tanto de añadir muchas más medidas de golpe sino de aplicar bien las que hemos adoptado y esperar los días necesarios para evaluar los resultados de las mismas", ha destacado Illa.

En este sentido, ha abundado en que "ya sabemos" que las medidas actuales "dan resultados": "no porque lo hemos leído en ningún libro sino porque lo hemos experimentado en la segunda ola", cuando, ha añadido, se consiguió doblegar la segunda curva.

Y ha hecho hincapié en que vienen "días duros" pero ha recalcado que con lo que se está ya haciendo y si "cumplimos todos" se vencerá esta tercera ola.

GALICIA. La Xunta de Galicia ha pedido este miércoles en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que las comunidades autónomas puedan adelantar el toque de queda con el objetivo de frenar la expansión de la covid-19. 

En un comunicado, la Xunta ha informado de que el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, ha vuelto a insistir en la conveniecia de que el Gobierno central ponga a disposición de las comunidades autónomas todas las herramientas posibles para el control de la covid-19 según la situación epidemiológica de cada momento y que se puedan emplear a nivel de provincia, ayuntamiento, área sanitaria y distrito. 

En el transcurro de la reunión mantenida con los responsables sanitarios del conjunto de las autonomías españolas y el Ministerio, el titular de Sanidade ha informado de que la Xunta considera adecuada la posibilidad de que los gobiernos autonómicos puedan modificar y adelantar la restricción de movilidad horaria, así como implantar confinamientos según las necesidades que presente cada territorio. 

Y es que el Gobierno gallego forma parte del conjunto de gobiernos autonómicos que le trasladaron su petición al Gobierno central para que este permita flexibilizar las limitaciones de movilidad nocturna o implantar confinamientos, y así poder combatir el incremento de nuestos casos positivos registrados en las últimas fechas.

PETICIÓN. Una docena de comunidades apoyaron ante el ministro la petición para adelantar la hora del toque de queda dos horas, de las 22.00 horas que establece el actual decreto de estado de alarma a las 20.00 horas.

Tanto comunidades presididas por el PSOE –como Baleares, Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana– como lideradas por el PP –como Andalucía y Murcia–, han exigido este adelanto que decidió aplicar unilateralmente Castilla y León el pasado lunes.

Uno de sus más firmes partidarios, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, cree que esta restricción supone un medio eficaz y controlable para disminuir los contagios de coronavirus, que considera que debería ser homogéneo en España y que resulta una alternativa "clara y contundente" al confinamiento domiciliario.

A la espera de lo que dictamine el Tribunal Supremo sobre el recurso que interpuso el Gobierno a la decisión de Castilla y León, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, se ha mostrado partidario de que el actual estado de alarma es "suficiente" para "combatir el incremento de casos".

La clave así está precisamente en si será necesario modificar el decreto del pasado 25 de octubre y con cuántos apoyos parlamentarios contaría el Gobierno de Pedro Sánchez.

Sanidad rechaza por ahora adelantar el toque de queda como pedía...
Comentarios