Un lucense, entre los cinco heridos que siguen hospitalizados tras el accidente de bus del Imserso en Mallorca

El Gobierno confirma que 13 viajeros son de Lugo y otros tres de A Coruña ► En el autocar, que cubría una ruta programada por el Imserso, viajaban al menos seis lucenses, uno de los cuales tuvo que recibir "35 puntos de sutura"

Una grúa retiró este lunes el autobús accidentado en Mallorca. CATI CLADERA (EFE)
photo_camera Una grúa retiró este lunes el autobús accidentado. CATI CLADERA (EFE)

Cinco de los 24 turistas del Imserso heridos en el accidente de autocar ocurrido en la mañana del lunes en Mallorca continúan ingresados este martes en tres hospitales de la isla. Uno de ellos es lucense.

La Delegación del Gobierno confirmó la procedencia de los viajeros: A Coruña (3), Lugo (13), Zaragoza (22), Salamanca (8) y Tenerife (6).

La víctima con lesiones más graves, una mujer de Zaragoza que sufrió varias fracturas por el vuelco del vehículo, evoluciona favorablemente en el hospital Son Espases de Palma y los responsables de su seguimiento estudian trasladarla a la capital aragonesa, han informado a Efe fuentes sanitarias.

En el mismo centro está ingresado otro herido, otros dos permanecen en el hospital de Manacor y el quinto afectado aún hospitalizado se recupera en el hospital Son Llàtzer de Palma.

A las 10 horas del lunes, en el kilómetro 5 en la carretera Ma-4030, entre Son Servera y Sant Llorenç, al este de Mallorca, el conductor del autobús, en el que viajaban 52 jubilados del programa estatal de turismo subvencionado –de los que 24 resultaron heridos (siete graves y 17 leves)– y un guía, perdió el control del vehículo, que se salió de la calzada por un desnivel de dos metros y volcó.

El chófer dio negativo en las pruebas de alcoholemia y consumo de drogas.

"Hay un chico de Lugo con 35 puntos en un brazo"

"Estamos todos bastante asustados y los que iban en el autobús pasaron mucho miedo, pero lo importante es que no hay muertes". Así, con estas palabras, resumía una lucense –que prefiere guardar el anonimato– la jornada vivida este lunes en Palma de Mallorca donde ella, con 79 personas más procedentes también de la provincia de Lugo, están pasando nueve días de vacaciones en un viaje contratado por el Imserso.

Esta mujer tuvo opción de ir en el bus siniestrado este lunes, pero decidió coger la otra excursión que se ofrecía y se montó en otro autocar que iba en dirección contraria a las cuevas del Drach, el destino del vehículo accidentado.

"De este hotel en el que estamos, iban 47 personas, entre ellos gente de Lugo pero también de otros sitios como Zamora porque aquí nos juntamos de toda España y tampoco sabes muy bien quién es de Lugo y quién no", indica esta mujer, vecina de la capital lucense en su caso.

"El guía con el que contratamos las excursiones en el hotel nos dijo que llevaba ocho años trabajando allí y que nunca les había pasado nada. Esto puede suceder en cualquier sitio, pero es duro", afirma esta lucense.

Los servicios de emergencia, este lunes durante el traslado de uno de los heridos en el accidente de bus de Mallorca. GUARDIA CIVIL
Los servicios de emergencia, este lunes durante el traslado de uno de los heridos. GUARDIA CIVIL

En el bus accidentado, iban seis pasajeros de Lugo, según confirmaron desde el hotel de Palma de Mallorca donde se contrató la excursión y donde están los lucenses que se apuntaron a este viaje. "También viajaban pasajeros de A Coruña y de Canarias", añade el personal del mencionado establecimiento. Entre tanto, el Imserso informa de viajeros de Zaragoza.

Se desconoce si todos los lucenses del autobús resultaron heridos pero sí se hablaba este lunes de, al menos, tres lesionados. Otros medios hablaban de dos matrimonios heridos.

"Hay dos cuñados de Monterroso y Vilalba, que los llevaron al hospital, y otro chico más de Lugo con 35 puntos en un brazo", dice la lucense que decidió ir a otra excursión.

Un bus que tenía menos de un año

Dos agentes de la Guardia Civil, en el lugar en el que se produjo el accidente de un bus en Mallorca. CATI CLADERA (EFE)
Dos agentes de la Guardia Civil, en el lugar en el que se produjo el siniestro. CATI CLADERA (EFE)

Las causas del siniestro están siendo investigadas por la Guardia Civil, según han informado fuentes del cuerpo de seguridad.

"Fallo mecánico"

El diario Última Hora informó que el conductor había dicho que el accidente se debió a "un fallo mecánico". Sin embargo, el periódico, citando fuentes de la Guardia Civil, apunta que hubo marcas de frenado en el tramo final, que el autocar tenía menos de un año y que se investiga si hubo exceso de velocidad o fue debido a la distracción del chófer.

Atasco

Alguno de los lucenses que viajaba en el autobús comentó que el conductor se quejaba de que había mucho atasco en la autovía y que no iban a poder llegar a tiempo, por lo que decidió coger una carretera nacional.

La Guardia Civil estudia pedir colaboración de especialistas para reconstruir el accidente 

La Guardia Civil está barajando solicitar la colaboración de un grupo de especialistas para la reconstrucción del accidente.

Dichos especialistas podrían proceder del denominado Equipo de Reconstrucción de Accidentes de Tráfico (ERAT), según han concretado fuentes cercanas a los hechos. 

Por el momento no se ha confirmado su colaboración, a la espera de valorar si es necesaria la intervención de este grupo o no, teniendo en cuenta que no ha habido ningún fallecido y que el número de heridos ingresados se ha reducido recientemente.

En caso de que finalmente se desplazaran los especialistas, se encargarían de estudiar lo que coloquialmente se conoce como la caja negra del vehículo, consistente en un dispositivo que contiene información sobre la conducción, la velocidad o la frenada del autocar. 

Los investigadores no descartan ninguna hipótesis, tampoco el citado fallo mecánico, y estudian también una presumible distracción o exceso de velocidad, sin que nada se haya todavía confirmado.