sábado. 15.08.2020 |
El tiempo
sábado. 15.08.2020
El tiempo

Francia autoriza la excarcelación del etarra Josu Ternera por motivos de salud

Josu Ternera. ARCHIVO
Josu Ternera. ARCHIVO
El exdirigente de la organización terrorista padece cáncer terminal de estómago desde el año 2008

El Tribunal de Apelación de París autorizó este miércoles la salida de la cárcel por motivos de salud del histórico dirigente etarra José Antonio Urrutikoetxea, "Josu Ternera", que quedará en arresto domiciliario y controlado con un brazalete electrónico.

Josu Ternera deberá presentarse mañana por la mañana ante los servicios penitenciarios, tras lo cual podrá abandonar la prisión de la Santé de París, donde permanece detenido desde que fue capturado en mayo del año pasado en los Alpes franceses.


El pasado terrorista de Josu Ternera

José Antonio Urrutikoetxea fue integrante de ETA desde los albores de la organización —incluso antes del paso a la clandestinidad de la misma—. Aún dentro de la legalidad, ocupó el cargo de responsable político de ETA-V Asamblea en Vizcaya.

Ya dentro del frente militar Josu ataca la fábrica de Orbegozo en Hernani, en el año 1972. Ese mismo año interviene en el atraco de una furgoneta que llevaba divisas al Banco de Vizcaya y participa en el atentado de la Casa Sindical de Hernani. Dos años después, en 1974, asalta un polvorín en Hernani, de este atraco se supone que la banda sacó los explosivos que utilizaron en el atentado contra Luis Carrero Blanco.

En el año 1984 Josu Ternera pasa a ser el número 2 de la organización terrorista ETA. Durante ese tiempo se posicionó como fuerte retractor de las conversaciones de Argel, que la banda mantenía con el gobierno de Felipe Gonzalez.

Tras la muerte de Txomin Iturbe Abasolo —número uno de ETA— José Antonio Urrutikoetxea pasa a ocupar su puesto, siendo el principal líder de la organización terrorista. Bajo su mando se realizó el atentado al Cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza donde resultaron muertas 11 personas. 

El exdirigente huyó de España en 2003 y permaneció en paradero desconocido durante 16 años. En noviembre de 2008 se desveló que padecía cáncer terminal de estómago por lo que se consideró que estaba desvinculado de la banda. Sin embargo, en 2018 participó en la lectura del comunicado que anunciaba la disolución de ETA por lo que se le volvió a relacionar con la organización terrorista.

Finalmente, en 2019 fue detenido en Sallanches, una región de los Alpes franceses, en una operación conjunta de la Dirección General de Seguridad Interior francesa y de la Guardia Civil Española. Ahí se le trasladó a la prisión la Santé de París, donde permanece hasta que se produzca su excarcelación por causas sanitarias. 

Francia autoriza la excarcelación del etarra Josu Ternera por...
Comentarios