viernes. 25.09.2020 |
El tiempo
viernes. 25.09.2020
El tiempo

La Fiscalía pide investigar un contrato de Podemos con la consultora Neurona

Pablo Iglesias. CHEMA MOYA (Efe)
Pablo Iglesias. CHEMA MOYA (Efe)
El ministerio público advierte, en cambio, que el resto de cuestiones denunciadas por Calvente son "rumores o sospechas"

La Fiscalía de Madrid ha pedido al juez que limite su investigación a Podemos al contrato que suscribió con la empresa Neurona Consulting para las elecciones del 28 de abril de 2019, y ha advertido de que el resto de cuestiones denunciadas por José Manuel Calvente son "rumores, sospechas o suspicacias". 

"Acordar toda esta batería de diligencias sobre la base de rumores, sospechas y claramente enemistad y animadversión del denunciante, es completamente contrario a lo que se pretende en una instrucción judicial en una sociedad democrática", expone el fiscal en un escrito remitido al juzgado de Instrucción número 42 de Madrid. 

Es el primer escrito de Fiscalía tras la apertura de la investigación ante la denuncia de Calvente, exabogado de Podemos, que llevó ante el juez una serie de presuntas irregularidades, entre ellas la relativa al contrato con Neurona Consulting, al que aludió también el Tribunal de Cuentas en un reciente informe. 

En él ve el fiscal "indicios racionales" de un posible "hecho delictivo" dado que "existen elementos que determinan que no se ha acreditado la justificación" del gasto y que la empresa se creó "ad hoc" para la prestación del servicio", informa la Fiscalía en un comunicado. 

El objeto social de la empresa no coincide con las prestaciones contratadas, expone el fiscal, que considera que "no ha quedado suficientemente acreditada" la "efectiva elaboración" de algunos trabajos. 

Sostiene que Neurona efectuó abonos en fechas próximas al 28A a una mercantil con sede en Dallas (Creative Advice Interactive) por 308.257 euros "cuando las transferencias de la coalición son manifiestamente superiores", y añade que los gastos que figuran en sus cuentas son los normales de prestación de servicios, pero no constan "gastos de personal, medios materiales o locales" propios de una actividad empresarial. 

Donde no ve delito sino "rumores, sospechas o suspicacias" de Calvente es en la denuncia sobre los supuestos contratos "fraudulentos" con la empresa ABD en los que el portavoz de Podemos, Rafael Mayoral, y el secretario de Comunicación, Juan Manuel del Olmo, habrían intervenido presuntamente como comisionistas. 

Para la Fiscalía, "no se aporta indicio alguno de que el contrato sea ficticio o el motivo por el cual considera que cobraron comisiones del Olmo y Mayoral" más que "meras afirmaciones", y cuestiona también el supuesto papel de intermediario y comisionista que atribuye la denuncia al cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero. 

Afea de este modo al juez que haya acordado diligencias sobre una base de "rumores" y "enemistad" del denunciante. "Más aún", dice, cuando una de ellas se refiere "a un tercero al que ni se imputa y que no comprende qué sentido tiene" solicitar información sobre las sociedades de las que es titular o figura como socio Monedero. 

La Fiscalía cree así que no hay "un mínimo de prueba suficiente para iniciar una investigación tan amplia, máxime cuando ya existe control de estos contratos por el propio Tribunal de Cuentas". 

LA "CAJA DE SOLIDARIDAD". Ante el juez, Calvente atribuyó a Mayoral la responsabilidad sobre el dinero de la llamada Caja de Solidaridad, y puso como ejemplo que de ella se podrían haber pagado 50.000 euros a #404 Comunicación Popular. 

La Fiscalía sostiene que se trata de una "asociación cuya finalidad es dar visibilidad a denuncias sociales" y no ve indicios de que Mayoral se haya apropiado de este dinero a través de terceros "por más que se acompañen (los indicios) de relaciones y rumores obtenidos a través de internet". 

LAS OBRAS EN LA NUEVA SEDE DE PODEMOS. Calvente dijo haber visto "cosas raras" en los contratos de obra de la nueva sede de Podemos en el distrito madrileño de Ciudad Lineal: las obras se licitaron por 650.000 euros pero la adjudicación se publicó por 1,3 millones de euros. 

Respecto a esta diferencia de precio, la Fiscalía alude a la declaración de Calvente y apunta que éste "ni siquiera considera que el valor real de la obra no fuera el de 1.361.055 euros, sino que lo único que refiere es que la adjudicación fue a dedo", y le reprocha que aluda a la falta de referencias sobre la existencia de vínculos personales o patrimoniales injustificados que determinaran dicha adjudicación. 

Según el fiscal, "de la infracción aportada" resulta que el partido incumplió sus normas internas de licitación "con estándares de control muy superiores a la propia Ley de Contratos", sin apreciar ningún delito. 

COMPLEMENTOS SALARIALES. En relación a los complementos salariales o la supuesta falta de justificación de gastos de algunos miembros, el fiscal recuerda que fue el propio partido quien impuso un límite salarial y subraya que de las nóminas aportadas por Calvente, ninguna lo supera. 

"No podemos deducir que hayan cobrado más de lo que les corresponde"", precisa la Fiscalía, que afirma asimismo que el cobro de cantidades superiores al límite fijado por el partido podría ser "discutible" desde su normativa pero no constituye delito. 

Lo mismo opina el fiscal en relación a otros hechos denunciados por Calvente, como la falta de aprobación del presupuesto de 2019 y del de las campañas de 2019, el aumento de salarios del tesorero y gerente por encima de los límites éticos fijados por el partido, el abono de gastos desproporcionados y conceptos no autorizados y la desaparición de la auditoría externa y falta del control del gasto. 

En su escrito, la Fiscalía niega asimismo que ésta sea una investigación general y prospectiva, como denuncia Podemos, y rechaza la nulidad de actuaciones, así como la obtención ilícita por el exabogado de la documentación aportada a la causa. 

La Fiscalía pide investigar un contrato de Podemos con la...