Jueves. 23.05.2019 |
El tiempo
Jueves. 23.05.2019
El tiempo

Finalmente la comisión de delitos sexuales tendrá un reparto equilibrado de hombres y mujeres

Rafael Catalá, ministro de Justicia. AEP
Rafael Catalá, ministro de Justicia. AEP

El ministro Rafael Catalá "hace suya" la propuesta de paridad realizada por el órgano

La comisión encargada de estudiar el posible cambio de los delitos sexuales en el Código Penal no comenzará sus trabajos hasta tener una nueva composición, de hasta 30 miembros, en la que haya un reparto "equilibrado" entre hombres y mujeres, han informado a Efe fuentes presentes en la reunión.

La sección de Derecho Penal de la Comisión General de Codificación se ha reunido este jueves por primera vez con 23 integrantes, 19 hombres y 4 mujeres (todas ellas citadas de forma excepcional para este caso), aunque nada más comenzar se ha producido la renuncia del exministro Javier Moscoso, quien ha alegado razones de edad.

La comisión tiene el encargo del Ministerio de Justicia de analizar la redacción del Código Penal en cuanto a los delitos contra la libertad sexual y hacer una propuesta sobre los posibles cambios.

De acuerdo con las fuentes consultadas por Efe, en la reunión se ha acordado por unanimidad solicitar al Ejecutivo que aproveche los estatutos de la comisión, que permiten que esté integrada hasta por treinta personas, para incrementar la presencia de expertas con carácter permanente.

Ahora mismo hay 18 miembros fijos, tras las recientes dimisiones de Francisco Muñoz Conde y Javier Moscoso, de modo que podrían sumarse 12 expertas, según las fuentes, si bien nuevas renuncias de hombres podrían ampliar la presencia femenina.

Las fuentes han subrayado que existe consenso en que el trabajo de la comisión no puede estar legitimado con una composición tan sesgada desde el punto de vista del género.

Fuentes del Ministerio de Justicia han indicado que el ministro de Justicia, Rafael Catalá, hace suya la propuesta de una composición equilibrada de hombres y mujeres y, "en la línea en que venía trabajando el Ministerio con los nombramientos recientemente efectuados, va a proceder a completar la composición de este órgano asesor".

La Sección de Derecho Penal, una de las cinco que integran este órgano consultivo del Ministerio de Justicia, ya ha integrado como vocales adscritas a Avelina Alonso, Blanca Hernández y Carmen Lamarca.

Catalá confía en que las conclusiones de esta comisión ayudarán al Gobierno y al Parlamento a revisar la ley si existe consenso social y político suficiente

Finalmente, Victoria Ortega, que es vocal nata de la Comisión General de Codificación por su condición de presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, ha sido incorporada también al encargo de Catalá de analizar la tipificación de los delitos de agresión y abuso sexual en el Código Penal y, en su caso, plantear una posible reforma.

Catalá confía en que las conclusiones de esta comisión ayudarán al Gobierno y al Parlamento a revisar la ley si existe consenso social y político suficiente.

Y es que a su juicio la comisión es el punto de partida de un proceso con el que se pretende clarificar una cuestión que está generando un amplio debate social en torno a la libertad sexual de la mujer y a la definición que se hizo en 1995 de los delitos que atentan contra este derecho.

La cualificación y experiencia de los integrantes de la comisión que se conforme permitirá, ha añadido el ministro, contar en las próximas semanas con una propuesta que ayudará al Gobierno y al Parlamento a abordar una posible reforma del Código Penal si existe consenso social y político suficiente.

El ministro ha defendido que la Justicia requiere reformas continuadas y permanentes y que el Derecho debe ir acompañando la transformación social para el fortalecimiento de los derechos de todos los ciudadanos.

TRES DIMISIONES. Javier Moscoso, que fue fiscal general del Estado entre 1986 y 1990 y ministro de Presidencia en el primer Gobierno socialista de Felipe González, presentó este jueves su dimisión al alegar falta paridad en el órgano judicial. Por su parte, el catedrático de Derecho Penal Francisco Muñoz Conde, presentó el martes también su dimisión por considerar "inadmisible" que la reacción de la opinión pública ante el ataque sufrido de La Manada lleve a reformas legales "coyunturales", al que su sumó la penalista Mirentxu Corcoy, que declinó incorporarse al enterarse de que sólo se contaba con ella para analizar una posible modificación de los delitos contra la libertad sexual y no integrará la comisión de forma permanente.  

Finalmente la comisión de delitos sexuales tendrá un reparto...
Comentarios