Expulsan a un soldado de las Fuerzas Armadas por cuatro positivos en drogas en nueve meses

En su recurso, el individuo sostuvo que el consumo se produjo cuando estaba fuera del servicio de armas, que el consumo de cocaína no está probado y que, en todo caso, afirma la ausencia de peligro
Maza de un juez. PIXABAY.
photo_camera Maza de un juez. PIXABAY.

El Tribunal Supremo ha confirmado la expulsión de las Fuerzas Armadas de un soldado que en nueve meses dio positivo por cocaína y cannabis en cuatro test antidroga.

La Sala de lo Militar del alto tribunal ha dictado una sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, que confirma la resolución del Tribunal Militar Central que impone al militar la sanción de "resolución de compromiso", como autor de una falta muy grave por consumo de drogas de forma reiterada.

La resolución de compromiso supone el cese en la relación de servicios profesionales de carácter temporal con las Fuerzas Armadas, sin poder volver a ingresar en ellas voluntariamente.

La sentencia cita que los días 27 de febrero, 28 de mayo y 29 de agosto de 2019, se realizaron al soldado, cabo 1º de la Armada, pruebas de detección de drogas en el marco del II Plan General de Prevención de Drogas en las Fuerzas Armadas.

Todas dieron positivo, las tres en cannabis y dos en cocaína. Los resultados fueron notificados al soldado, quien rechazó su derecho a realizar un contraanálisis de las pruebas.

Además, desde el resultado del primer análisis, el soldado fue advertido de las consecuencias que podrían derivarse, se pusieron a su disposición los servicios sanitarios de su unidad, y se le informó de que se le realizaría un seguimiento. Pese a ello, el 15 de noviembre volvió a dar positivo en cannabis.

En su recurso, el soldado sostuvo que el consumo se produjo cuando estaba fuera del servicio de armas, que el consumo de cocaína no está probado y que, en todo caso, afirma la ausencia de peligro.

Y, además, subraya que "no se ha descartado en modo alguno que el consumo detectado lo haya sido de forma accidental o por causas ajenas a la voluntad" del militar.

Pero el Supremo destaca que "en los controles de orina el recurrente dio positivo en varias ocasiones y en modo alguno aparece que fuera obligado a tomar reiteradamente las drogas, sino que fue él por su propia voluntad quien decidió hacerlo".

Asimismo, la Sala no pone en duda los dos positivos por cocaína y subraya que "la sanción de resolución de compromiso no puede considerarse desproporcionada", teniendo en cuenta que "como militar ha de participar en cuantas misiones se le encomiende teniendo en ellas que portar y manejar armas, vehículos, etc".

Porque, añaden, la cocaína tiene "una importante incidencia, absolutamente negativa en la aptitud psicofísica de las personas" y esto "tiene especial relevancia cuando se trata de personas que forman parte de las Fuerzas Armadas, precisamente por el cometido que desempeñan, las personas que pueden de ellos depender o interrelacionar y los medios materiales que a tal fin han de utilizar".