El exceso de carga y la antigüedad, principal hipótesis del derrumbe de un restaurante en Palma

Las víctima mortales son una camarera española, dos turistas alemanas y otro cliente senegalés 

La antigüedad de la terraza del restaurante y el sobrepeso de los clientes es la causa combinada que habría causado el derrumbe del restaurante de la Playa de Palma de Mallorcacuya terraza se derrumbó la noche de este jueves y causó cuatro muertos -una camarera española, dos turistas alemanas y otro cliente senegalés- y 16 heridos.

El jefe de los Bomberos de Palma, Eder García, ha declarado este viernes a los medios que "todo apunta" a estas dos razones, si bien ha subrayado que la investigación está abierta, por lo que hasta que no concluya no se ofrecerá la versión oficial.

El Ayuntamiento de Palma está recopilando toda la información sobre los permisos y documentación del bar-restaurante Medusa Beach Club, un establecimiento ubicado en la calle Cartago de la Playa de Palma, que cuando se produjo el suceso, pasadas las 20:00 horas del jueves, estaba repleto de turistas.

"En una superficie de 20 metros cuadrados encontramos a 20 víctimas", ha resaltado García, que ha explicado que la bóveda que cedió y se vino abajo era de 'marés', piedra arenisca típica de Mallorca habitual en las casas que se construían hace décadas junto al mar.

La terraza de la primera planta cedió, cayó sobre la planta baja y hundió a su vez el techo del disco-pub CocoRico, situado en un sótano. Entre los escombros se ve aún un tradicional futbolín.

En la investigación también trabajan los grupos de Homicidios y Científica de la Policía Nacional, en el primer caso para descartar que se trate de un atentado.

Los fallecidos son una camarera española, dos turistas alemanas y otro cliente senegalés 

Las víctimas mortales del hundimiento del restaurante de la Playa de Palma eran una trabajadora española, dos turistas alemanas y otro cliente de origen senegalés.

Según ha confirmado este viernes la Policía Nacional, las clientas fallecidas tenían 20 y 30 años, el hombre, 44, y la empleada del establecimiento, 23.

La tragedia se produjo sobre las 20:30 horas al hundirse la primera planta del Medusa Beach Club, un establecimiento ubicado en la calle Cartago de la Playa de Palma que en ese momento estaba repleto de turistas.

Esta zona costera de la capital balear, una de las mayores concentraciones de oferta de alojamiento y ocio para turistas de España, se encuentra ya en temporada alta y es muy popular entre los turistas alemanes

El senegalés fallecido fue a tomar un café, como hacía siempre

Aboulaye Diop, el senegalés de 44 años que falleció anoche en el derrumbe de la terraza de un restaurante de la Playa de Palma, había salido del gimnasio y paró en el establecimiento a tomar un café, como hacía siempre, antes de irse a casa.

Su amigo Adama ha explicado a EFE que la comunidad senegalesa está muy triste por el fallecimiento de su compatriota, con el que llegó a Mallorca en el año 2006 para mejorar sus vidas.

Diop era portero de la discoteca Magic de la Playa de Palma y, antes de volver a su casa tras ejercitarse en el gimnasio paraba en el Medusa Beach Club para tomar un café y ver un rato cualquier partido de fútbol que emitieran por televisión.

El senegalés fallecido, originario de Dakar, era muy conocido entre los senegaleses que viven y trabajan en la Playa de Palma y tenía un hijo. "Era muy buena persona, tenía muy buen corazón", ha resaltado su amigo con pesar.

Aboulaye Diop salvó a un bañista en apuros

Diop fue protagonista de un acto heroico en diciembre de 2017 cuando se lanzó al mar, en la misma Playa de Palma, para salvar a un bañista que se vio en apuros por la mala mar y no podía salir del agua.

Cinco de los heridos en el derrumbe reciben el alta y otros diez permanecen ingresados

Cinco de los heridos en el derrumbe de un local de Playa de Palma han recibido el alta y otros diez permanecen todavía ingresados en distintos hospitales de la isla. 

Según la última actualización de datos ofrecida este viernes por el Servicio de Salud balear (IbSalut), por el momento siguen ingresadas en el Hospital Son Llàtzer cuatro personas de nacionalidad holandesa. Dos de ellos son hombres de 29 años y las otras dos, mujeres de 27 y 28 años. El estado de todos ellos es estable. 

De este mismo centro hospitalario han recibido el alta tres mujeres y un hombre, también procedentes de Países Bajos y de entre 27 y 29 años. 

En Son Espases continúa ingresada, en estado estable, una mujer de 26 años con un trauma torácico, y en Juaneda Hospitales hay tres hombres -un holandés, un alemán y un español- de 30, 34 y 39 años. Uno de ellos padece un traumatismo craneoencefálico grave aunque está estable y los otros dos tienen pronóstico reservado. 

Además, en el Grupo Quirón un hombre, del que no ha trascendido su nacionalidad, ha recibido el alta, y otro varón (de 35 años) y una mujer (de 24 años), los dos de Países Bajos, permanecen ingresados en estado leve. 

Comentarios