Crece el lío en el PP tras difundir ERC que los populares contactaron con ellos por la investidura

El partido niega conversaciones con Esquerra para negociar su apoyo a Feijóo, aunque confirma la conversación "informal" de Carlos Floriano con Teresa Jordá
Floriano y Marta Rovira. EP
photo_camera Floriano y Marta Rovira. EP

El embrollo que vive el PP tras la revelación de que Alberto Núñez Feijóo estudió la legalidad de la amnistía y de que contemplaría indultos condicionados como una vía de reconciliación para Cataluña ha crecido tras difundir ERC que el diputado del PP Carlos Floriano contactó con ellos en el marco de la investidura. 

El PP ha negado que el partido entablase conversaciones con ERC para negociar su apoyo a una investidura, como había sostenido en Ser Catalunya la secretaria general de ERC, Marta Rovira, pero ha confirmado la conversación de Floriano con la parlamentaria Teresa Jordá, enmarcándola en un comentario informal y coloquial. 

"El diputado Carlos Floriano comentó a una diputada de ERC de manera informal y coloquial en el mes de agosto que deberían dejar gobernar a la lista más votada. Sin más. Por supuesto, Carlos Floriano no recibió encomienda alguna para plantear nada", han trasladado fuentes oficiales del PP. Feijóo ve insidias en su contra 

El propio Feijóo se ha referido a esta última polémica en un mitin este martes en Oroso, argumentando que Galicia se juega mucho en las elecciones del domingo y ha afirmado: "por eso no descartéis que mañana digan que le he ofrecido el Ministerio del Interior a ERC y el Ministerio de Defensa al señor Otegi". 

"No penséis que esto no es posible, llevamos una tras otra, una insidia, una calumnia, y otra más", ha agregado. 

Sin embargo, aunque el PP y su jefe de filas han negado las negociaciones con ERC, en agosto el partido señaló su intención de sentarse con todos los grupos, salvo con EH Bildu, dentro de la ronda de contactos para explorar apoyos a la investidura de Feijóo

Este diálogo con los partidos independentistas provocó críticas en el seno del PP. Feijóo dio marcha atrás a la intención de sentarse con Junts, y en el caso de ERC no fue necesario ningún movimiento, porque desde el primer momento, y de forma pública, esta formación se negó a participar en la ronda de contactos. 

Además, en su debate de investidura, Feijóo interpeló al portavoz de ERC, Gabriel Rufián, diciéndole que su partido había querido hablar con el PP tras las elecciones, y ante su sorpresa, insistió: "Sí, señor Rufián, ¿usted no lo sabe? Bueno, no diré quién" e ironizó con que siendo  no pudieran "hablar con el PP porque el PSOE no les deja hablar". En su equipo han declinado aclarar a qué se refirió entonces. Cierre de filas con Feijóo 

El PP ha enmarcado las palabras de Rovira, y las críticas que ha levantado en la izquierda, en el intento de sus adversarios de desgastarles ante las elecciones de Galicia del próximo domingo. 

Este martes, más voces del PP se han unido al cierre de filas en torno a Feijóo. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha hablado de "trolas" en su contra y ha mostrado su rechazo a cualquier indulto al expresidente catalán Carles Puigdemont con el argumento de que "no hay que indultar nunca a nadie porque haya cometido graves delitos". 

"No hay cambio de guion" ha señalado además el presidente de Aragón, Jorge Azcón, mientras que el de Región de Murcia, Fernando López Miras, ha asegurado que Feijóo siempre ha dicho no a la amnistía y a los indultos "en público y en privado" y que así se lo transmitió a los presidentes autonómicos este mismo fin de semana. 

Además, el candidato a la reeleción en Galicia, Alfonso Rueda, ha señalado que "no hubo ningún cambio de postura" y ha apuntado que una "afirmación categórica de Feijóo" sobre que en ningún caso pueden admitir la amnistía o los indultos "era importante". El mensaje sobre los indultos.

El propio Feijóo ha modulado con el paso de los días sus palabras sobre la reconciliación y los indultos

El pasado sábado, en Sarria, sostuvo que "la reconciliación es necesaria, pero nunca puede pasar por la impunidad" y agregó: "A los que piden indultos les pido que verbalicen el arrepentimiento y a los que se fugaron les pido que regresen a España y que se sometan a disposición de los tribunales españoles. En esto consiste, y si se cumple todo esto, entonces hablemos de reconciliación y hablemos de seguir adelante". 

El domingo, en declaraciones a los periodistas en Ferrol, sostuvo: "Dije y digo que no a cualquier tipo de indulto porque no se da ni una sola de las condiciones para ningún posible indulto, digo, porque no se da ninguna condición, ninguna, para esa posibilidad". 

Y este lunes, en el mitin que ofreció en Marín (Pontevedra) subrayó: "Yo no acepto indultos ni los aceptaré", sin hablar ya de condiciones. 

"El señor Sánchez lleva cinco meses a martillo intentado colar una amnistía ilegal y nosotros llevamos cinco meses diciéndole a la gente que nos acompañe en la calle para seguir luchando contra una amnistia ilegal y lo vamos a seguir haciendo, todas las veces que sean necesarias, y en los tribunales españoles y europeos y eso es sin duda lo que les molesta que hagamos", afirmó Feijóo. 

Esa oposición frontal a los indultos que se ha visto en las últimas horas es la que algunos veteranos del PP con cargos relevantes esperaban de Feijóo para cortar de raíz una polémica abierta que, sin embargo, sigue ramificándose.