sábado. 27.11.2021 |
El tiempo
sábado. 27.11.2021
El tiempo

El Gobierno se pasa al 'silencio' sobre Moix

Manuel Moix, fiscal jefe Anticorrupción
Manuel Moix, fiscal jefe Anticorrupción
Su futuro, pendiente de la reunión con el fiscal general del Estado

El Gobierno ha cambiado de actitud ante Manuel Moix y ha pasado de la defensa al silencio, con lo que el futuro del fiscal jefe Anticorrupción se oscurece y queda pendiente de la reunión que ha de mantener con su jefe, el fiscal general del Estado, José Manuel Maza.

Porque a Maza han señalado este miércoles tanto la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, como el ministro de Justicia, Rafael Catalá, preguntados por Moix y por su participación en una sociedad radicada en el paraíso fiscal de Panamá.

Tras la confianza expresada el mates en Portugal por el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, los miembros del Gobierno han optado por recordar que es al fiscal general del Estado al que corresponde nombrar y remover al jefe Anticorrupción.

No obstante, el propio Catalá ha explicado a los periodistas en una conversación informal que él desconoce si Moix va a dimitir y les ha aconsejado que no lo den por hecho. También ha contado que el martes llamó a Maza para preguntarle sobre las informaciones publicadas y el fiscal general del Estado le respondió que "no era nada, una propiedad familiar".

Pero Moix ha cambiado en pocas horas de discurso y, tras defender el martes que su comportamiento fue correcto y transparente y descartar la dimisión, un día después ha admitido que se equivocó al no informar de su situación al fiscal general y ha abierto la puerta a su salida. "No tengo ningún apego al cargo", ha declarado en Onda Cero, donde ha admitido que tiene una conversación pendiente con Maza "esta noche o mañana".

MINTIÓ. A la espera de que se produzca (previsiblemente mañana), el periódico Infolibre ha publicado una información que contradice la versión ofrecida por Moix de que se enteró de la existencia de la sociedad en Panamá cuando fallecieron sus padres.

De acuerdo con el abogado José Román Marín de la Bárcena, que actuó judicialmente contra la familia Moix a principios de los años noventa por impago y alzamiento de bienes en la construcción del chalé de Collado Villalba, en la declaración judicial de los padres de Moix estaba presente su hijo Manuel.

Según ese letrado, el padre de Moix dijo que sólo era apoderado de la sociedad panameña Duchesse Financial Overseas, propietaria del chalé que posteriormente heredaron los hermanos Moix, pero que no era el dueño.

Entre tanto, el PSOE y Podemos han redoblado sus críticas y su exigencia de responsabilidades: o bien su cese o bien su dimisión. Y Ciudadanos ultima una reforma del Ministerio Público para evitar actuaciones como la de Manuel Moix, con medidas que incluyen la elección del Fiscal General por una mayoría parlamentaria reforzada y que tanto éste como los principales fiscales sean examinados en una audiencia previa.

La presión llega al fiscal general incluso desde el colectivo de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), que ha pedido a la Agencia Tributaria que abra una inspección sobre él y sus hermanos para verificar si la sociedad familiar es una empresa para eludir el pago de 90.000 euros en impuestos.

El Gobierno se pasa al 'silencio' sobre Moix
Comentarios