Lunes. 19.11.2018 |
El tiempo
Lunes. 19.11.2018
El tiempo

El juez declara improcedente el despido de Fasero de la SGAE Noroeste

El Juzgado de lo Social número 2 de Ourense ha declarado improcedente el despido de Juan Carlos Fasero al frente de la delegación Noroeste de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), según informó hoy a los medios su abogado Miguel Diéguez.

Fasero había presentado una demanda por despido nulo basada en la vulneración de derechos fundamentales y del derecho al honor.

El exdelegado de la SGAE fue despedido poco tiempo después de que se conociese una subvención de 142.000 euros recibida por una productora del expresidente de la sociedad Antón Reixa, Filmanova Invest, por parte de la Axencia Galega das Industrias Culturais (Agadic), que dirigía Fasero.

Filmanova, la productora de Antón Reixa, recibió en octubre de 2012 una subvención por parte de Agadic, cuyo responsable era en aquel momento Juan Carlos Fernández Fasero. Semanas después, éste abandonó su cargo y fue nombrado responsable del área noroeste de la SGAE.

La defensa de Fasero declaró en todo momento que la decisión de contratarlo se tomó "con anterioridad a la concesión de la subvención".

BRONCA CON REIXA

El Consejo de Administración de la SGAE, que no tuvo conocimiento de este hecho hasta mayo de 2013, le acusó de haber ocultado información. Fasero defendió entonces que la persona que debía haber comunicado esta circunstancia era el propio Reixa, acusándole en su blog de "mentir" para "mantenerse en el poder".

La juez ha estimado la demanda presentada por la defensa. En la sentencia, a la que ha tenido acceso EFE, la juez concluye que la decisión de Fasero de no comunicar la concesión de dicha subvención a la SGAE "no supone una transgresión de la buena fe contractual" y "no puede imputarse al actor una ocultación consciente de la información".

La SGAE en una carta de despido, con fecha 10 de mayo de 2013, justificaba el despido de su delegado en la zona noroeste por la "consciente ocultación" de información relevante, relativa a la concesión de la subvención pública a la empresa de Reixa, lo que -a juicio de la sociedad- causó un "grave perjuicio a la imagen de la SGAE" con la consiguiente "irrecuperable pérdida de confianza en su desempeño".

En el texto, la juez esgrime, que la decisión de contratarlo como delegado de zona se tomó con anterioridad a la concesión de la subvención. Así, continúa diciendo que no tenía "obligación alguna" de informar de dicha subvención "por ser intrascendente para el nombramiento", dado que en su condición de portavoz de Agadic "había concedido subvenciones a otras empresas". "La concesión de la subvención es un hecho público dada su publicación en el DOG", abunda el fallo.

LA DEFENSA, SATISFECHA

Tras conocer el contenido de la sentencia, el abogado de Fasero, Miguel Diéguez, ha mostrado su satisfacción, por la demanda, al recoger que los hechos referenciados en la carta de despido "no eran ciertos".

En declaraciones a los medios, Diéguez indicó que "queda acreditado que a él se le contrata antes de la resolución de la subvención que pidió el propio Reixa" y que él no tenía ninguna obligación de conceder, por lo que estima que "no hay transgresión y que los hechos no son verdaderos".

La sociedad de autores ahora tiene que determinar su readmisión "en las mismas condiciones que regían antes de producirse el despido" o indemnizarlo con una cuantía que la magistrada ha estimado en "4.354,20 euros". Contra dicha resolución, cabe recurso de súplica en el plazo de cinco días.

La defensa de Fasero estudia la posibilidad de presentar una nueva demanda "por daños y perjuicios", derivados del hecho de que no puede acceder a un puesto de similares características en el plazo de dos años en la industria cultural, "como alto cargo de la Xunta de Galicia", "debido a la Ley de incompatibilidades", explicó Diéguez, lo que conlleva que no pueda trabajar en ninguna de las empresas a las que se otorgaron subvenciones. "Agadic dio subvenciones prácticamente a todo el panorama cultural de Galicia, lo cual implica la prohibición de Fasero de trabajar en su ámbito laboral", concluyó.

El juez declara improcedente el despido de Fasero de la SGAE Noroeste
Comentarios