miércoles. 01.12.2021 |
El tiempo
miércoles. 01.12.2021
El tiempo

El 'Fortuna' ya no es del Rey

El Gobierno ha decidido devolver el yate "Fortuna" al grupo de empresarios de Baleares que lo donaron en el año 2000 para uso y disfrute de la Familia Real, después de que el Rey renunciara a utilizarlo y una vez que los mismos empresarios expresaran su deseo de recuperar su propiedad.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que el Gabinete ha aprobado hoy un real decreto que permite acometer la desafectación del "Fortuna".

La Abogacía del Estado ha considerado que la donación que hizo la Fundación Turística y Cultural de las Islas Baleares (Fundatur) tiene un carácter "modal", para que lo utilizara el Rey y la Familia Real, y como ahora ya no se le da ese uso, el Ejecutivo ha dado vía libre para su revocación.

La decisión adoptada por el Consejo de Ministros culmina un proceso iniciado a mediados de mayo, cuando el Monarca comunicó que renunciaba al uso de esta emblemática embarcación, poniéndola a disposición del Estado.

Ahora, ha explicado la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, el Gobierno ha aprobado un real decreto para desafectar el yate, después de que Patrimonio Nacional, a requerimiento del jefe del Estado, hubiera iniciado el procedimiento al respecto. Ha recordado que los empresarios de Fundatur han reclamado su devolución porque "no se destina al fin para el que fue donado".

Los servicios jurídicos del Estado han confirmado que se trata efectivamente de una "donación modal" y por ello, una vez "desaparecida esa circunstancia", esto es, su utilización por parte del Rey, han dictaminado que procede la revocación de la donación y, consecuentemente, la "devolución del bien".

Ahora sólo resta que Patrimonio Nacional se ocupe de los trámites necesarios para que el buque pase a los empresarios de Baleares.

Tras conocerse que don Juan Carlos renunciaba a su utilización, el Gobierno de Baleares, presidido por Joan Bauzá, apoyó su retorno a sus propietarios originales; el Ejecutivo insular forma parte como patrono de la fundación que encargó su construcción.

Una de las posibilidades que se han manejado sobre el futuro que se daría al bien es su venta para dedicar el dinero obtenido a desarrollar proyectos sociales en Baleares.

El 'Fortuna' ya no es del Rey
Comentarios