viernes. 22.11.2019 |
El tiempo
viernes. 22.11.2019
El tiempo

Los disturbios se recrudecen en Barcelona el mismo día de la gran marcha pacífica

Policías y manifestantes en la noche del viernes en Barcelona. EFE
Policías y manifestantes en la noche del viernes en Barcelona. EFE
Al menos 31 detenidos y 89 heridos en otra jornada de incidentes en Cataluña

Barcelona vivió este viernes la cuarta noche consecutiva de altercados, que se recrudecieron con respecto a las jornadas anteriores con barricadas y destrozos y un balance de más de medio centenar de heridos en los enfrentamientos de manifestantes con las fuerzas de seguridad, que por primera vez emplearon la tanqueta de agua. Pasada la medianoche, tras más de siete horas de enfrentamientos, los disturbios bajaron de intensidad. 


Marchas por la libertad en Barcelona. EFELa violencia empañó las llamadas Marchas por la Libertad que este viernes, coincidiendo con una jornada de huelga general, confluyeron en la capital catalana en una masiva manifestación en Paseo de Gracia, de carácter festivo y pacífico, que comenzó sobre las 17.00 horas y reunió a más de medio millón de personas según la Guardia Urbana para rechazar as condenas do caso do procés. Los participantes fueron unos 750.000 según los organizadores. 

A esa hora, mucho más temprano que días anteriores, comenzaron las expresiones de violencia, ajenas a la masiva manifestación. Fue en Via Laietana, cerca de la Jefatura de la Policía Nacional. Allí se produjeron los primeros choques entre Policía y concentrados, que comenzaron a montar barricadas con fuegos y lanzaron a los agentes pirotecnia, piedras, botellas de vidrio y otros objetos contundentes.

La policía respondió con cargas, hasta que los manifestantes —varios centenares— se replegaron en la plaza Urquinaona. Allí levantaron nuevas barricadas con fuego y la Policía Nacional respondió arrojando botes de humo, gases lacrimógenos y pelotas de goma contra los manifestantes.

La alta intensidad de los disturbios llevó a desplegar por primera vez la tanqueta de agua de los Mossos d'Esquadra, con la que accedieron por Via Laietana para abrir paso a los vehículos policiales entre las barricadas que ocupaban la calzada.

Tras el paso de la tanqueta, que no lanzó chorros de agua contra los manifestantes, éstos se dispersaron y montaron nuevas barricadas en diversos puntos de la ciudad, como plaza Urquinaona, Ronda Sant Pere, Arco de Triunfo, Paseo Lluís Companys o Gran Via. 

Ante el fuego que amenazaban con extenderse a árboles, algunos vecinos salieron de sus casas para tratar de reducirlo con bidones de agua, mangueras y extintores.

En la Ronda Sant Pere, también se registraron desperfectos en una sucursal bancaria, mientras que en Plaza Cataluña los manifestantes arrancaron alcantarillas y las tiraron contra los ventanales de El Corte Inglés.

Pasada la medianoche, tras más de siete horas de enfrentamientos, los disturbios bajaron de intensidad, aunque aún podían verse barricadas y destrozos en algunas calles del centro. Los manifestantes que se enfrentaron con la policía dejaron la plaza de Urquinaona y Via Laietana llena de adoquines que habían arrancado de las aceras y lanzado contra los agentes.

Al menos 31 detenidos y 89 heridos en los incidentes de la jornada en Cataluña
Al menos 31 personas fueron detenidas y 89 resultaron heridas este viernes en los disturbios registrados en diferentes ciudades de Cataluña. Además, en Barcelona resultaron lesionados al menos dos policías nacionales.

Los Mossos d'Esquadra han informado de que durante los altercados han sido detenidas al menos 31 personas. Como en las últimas noches, numerosos periodistas cubrían sobre el terreno los altercados y la Policía Nacional detuvo a un fotógrafo del diario El País.

Heridos
En cuanto a los heridos, la mayoría de ellos, 60, se registraron en Barcelona, según los datos facilitados por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) a las doce de la noche del viernes.

En los incidentes registrados tras las manifestaciones y marchas pacíficas contra la sentencia del procés, una persona sufrió una contusión facial y otras tres contusiones oculares.

En la capital catalana, donde los enfrentamientos fueron de mayor gravedad, fueron atendidos 60 heridos, 12 en Girona, 6 en Tarragona y 6 en Lleida. 

 

En Girona los incidentes comenzaron después de que dos furgonetas de la Policía Nacional aparecieran donde se celebraba la multitudinaria manifestación contra la sentencia del procés. A última hora del día, centenares de manifestantes se reunieron en una zona conocida como La Copa, una explanada que se encuentra en la entrada de Girona, donde se sucedieron los enfrentamientos y los Mossos d'Esquadra efectuaron varias cargas.

En Lleida, al acabar el día los enfrentamientos y la violencia también hicieron su aparición en la plaza de la Paeria y sus alrededores.

En Tarragona, tras la manifestación multitudinaria y festiva, unas 500 personas se dirigieron a la Subdelegación del Gobierno y comenzaron a lanzar objetos y pirotecnia. También allí hubo cargas. 

Los disturbios se recrudecen en Barcelona el mismo día de la gran...
Comentarios