Detenido el presunto autor de la agresión al exalcalde de Ponferrada

La víctima, Olegario Ramón, señala a Vox como responsable, dado que la organización política organizó concentraciones frente a sedes socialistas

Un varón de 67 años, cuya identidad no ha sido facilitada, ha sido detenido como presunto autor de la agresión registrada este jueves en Ponferrada en la persona del exalcalde de dicha localidad leonesa, actual portavoz socialista en el Ayuntamiento y presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Olegario Ramón

Así se ha comunicado desde la Delegación del Gobierno en Castilla y León, que, a través de un comunicado recogido por Europa Press, añade que la investigación continúa abierta. 

El delegado del Gobierno, Nicanor Sen, ha condenado también los hechos acaecidos en los que el cargo público socialista fue agredido en la calle por un grupo de personas que se concentraba frente a la sede del partido político al que representa la víctima para manifestar su descontento con las políticas del Gobierno. 

Sen ha tachado de "grave" y "preocupante" la agresión al concejal del Ayuntamiento de Ponferrada y presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Olegario Ramón, fundada en excusas ideológicas, y ha expresado su más rotundo rechazo a la violencia, "sea del tipo de sea y por los motivos que sean, la violencia no tiene cabida en la democracia". 

En este sentido, el delegado del Gobierno ha confirmado que tras el suceso la Policía Nacional procedía a identificar a varias personas e iniciaba la pertinente investigación para determinar si guardan relación directa con los hechos, uno de los cuales, el presunto agresor, ha sido detenido. 

Asimismo, Nicanor Sen ha hecho un llamamiento a la calma ante "el ambiente de crispación política". "Instituciones y partidos políticos debemos ser ejemplo de tolerancia y de respeto", ha dicho. 

Sen ha sostenido que la democracia se construye en el debate, en la contraposición de ideas debidamente argumentadas, y que hay que desterrar del discurso político cualquier tipo de mensaje que aliente a la violencia y a la crispación, "todos somos responsables de la agitación que se vive en las calles, y somos responsables, por tanto, de revertir esta escalada de violencia". 

Olegario Ramón señala a Vox

Ramón ha señalado a Vox como responsable de la agresión que sufrió el jueves a manos de manifestantes y ha recalcado que las concentraciones que se convocan delante de las sedes socialistas han actuado como "caldo de cultivo".

En una rueda de prensa ha recalcado que es necesario "rebajar la tensión política" al tiempo que ha agradecido las numerosas muestras de apoyo que esta recibiendo.

Ramón ha lamentado lo que denomina como "previa" de su agresión, que son, a su juicio, las movilizaciones ante las sedes socialistas: "Se ha creado el caldo de cultivo para que ocurrieran estas cosas".

También denuncia que "se ha normalizado el enfrentamiento y la agresividad" y que todo ello sumado a lo que ocurre en las instituciones y administraciones superiores del Estado traslade a la calle un ambiente de crispación.
Ha responsabilizado a Vox de esa tensión y ha precisado al respecto que "demoscópicamente parece que tiene buen resultado y elige esa línea" y cree que va a continuar por ese camino de enfrentamiento".

Por eso considera importante que se rebaje la tensión y se fomente "la tolerancia y el respeto y no enfrentar territorios ni personas". 

Asegura haber echado en falta que se hiciera algo antes, cuando pedía que se controlaran estas manifestaciones.
Destaca de lo ocurrido ayer la "mirada de odio" del agresor: "No le conozco y dudo haberle hecho algo, pero ese odio se genera en la cámaras de representación y se traslada a la calle".

Sobre el incidente del que fue víctima, ha relatado que este jueves asistió a una reunión con pedáneos de su partido y un grupo de personas, como hace todas las tardes, se concentró a partir de las 20:00 horas ante la sede socialista en la calle General Vives de la capital del Bierzo.

"Sobre las ocho y media salimos, nos despedimos y yo me encaminé hacia mi vehículo, que estaba al lado de donde se concentraban estas personas y al llegar a su altura un señor al que conozco de verlo allí, porque es de los que va todos los días, se dirigió a mí y me dijo si me había acercado a ellos para provocarlos", ha explicado.

Seguidamente, ha proseguido, le dirigió "varios insultos y amenazas" a las que no respondió, pero le siguió, por lo que optó por sacar el móvil para dejar constancia de lo que estaba sucediendo y fue entonces cuando comenzó la agresión.

"Cuando saqué el móvil, otra persona que no sé ni de donde salió me dio un golpe en la mano y el teléfono salió despedido varios metros y al ir a recogerlo me empezó a dar patadas en la pierna derecha y proferir insultos, amenazas y obscenidades que prefiero no repetir", ha destacado. 

Recuerda que los vecinos, desde sus ventanas, recriminaban la acción y ha afirmado que "están hartos de soportar esas movilizaciones" cada día, por lo que se han quejado ante el Ayuntamiento sin que haya habido respuesta. 
Ha señalado que también él se había quejado por ellos y porque veía cómo se subía el nivel de violencia, sobre todo, puntualiza, cuando se tiró "sangre animal" a la fachada de la sede. 

"Esto no va en el cargo, pero menos para los vecinos que lo tienen que soportar", ha incidido.
 

Comentarios