Se desata la 'guerra' de la Navidad en España: ¿corre peligro el trono de Vigo?

El gasto de los ayuntamientos en alumbrado y decoración se dispara con el fin de reproducir la fórmula para atraer visitantes de la ciudad olívica ► El árbol gigante de Cartes, de 65 metros de alto, supera a los anunciados por Caballero y Albiol

Abel Caballero, durante el encendido del alumbrado navideño de las pasadas fiestas. MARTA VÁZQUEZ
photo_camera Abel Caballero, durante el encendido del alumbrado navideño de las pasadas fiestas. MARTA VÁZQUEZ

Un árbol de 55 metros con medio millón de luces, bolas de más de 12 metros, kilómetros de guirnaldas de led o cajas de regalo como casas lucirán esta Navidad en las ciudades españolas, grandes y pequeñas, que buscan el éxito de visitantes de quien marcó la impronta para estas fechas: Vigo.

La localidad pontevedresa es la destacada por las dimensiones de sus navidades, pero en este 2023 Alicante irá en primera posición en el pistoletazo de salida a esta festividad, con el encendido, este mismo viernes, 17 de noviembre, de su iluminación navideña.

Un oso con cientos de bombillas iluminará la noche alicantina, que abre el camino a las grandes estructuras navideñas, planeadas, en algunos casos, como en Irún desde el mes de agosto, para convertir la localidad guipuzcoana en la Ciudad de la Navidad.

La batalla por las alturas

Sin embargo, hasta primera hora de este viernes, a grande no le ganaba nadie al árbol de 55 metros que está instalando un centro comercial de Granada, aunque durante esta jornada la localidad cántabra de Cartes ha anunciado que su propuesta de 45 metros de árbol pasará a los 65 metros.

Montaje del árbol de Navidad de 45 metros en Cartes. AGZ
Montaje del árbol de Navidad de 45 metros en Cartes. AGZ

"Sin contar la estrella" y con 573.000 puntos de luz y 2.600 metros de hilo luminoso led, que pueden verse desde casi toda Granada, el árbol de la ciudad andaluza era el más grande, pero ahora el de la localidad cántabra será "el más alto de España y Europa", según su Ayuntamiento, que iluminará esta estructura navideña el 5 de diciembre.

Esas alturas han dejado fuera del debate a Vigo y Badalona, cuyos árboles superarán los 40 metros –44 en el caso de la ciudad gallega–.

Murcia no entra en liza, pero tendrá otros 40 metros de árbol de Navidad con 52.700 luces led, 300 adornos gigantes y un espacio en su base para recoger regalos que donar a los que más lo necesiten, mientras Cartagena contará con 825.000 bombillas, un abeto natural procedente de los países escandinavos y un muñeco de nieve de 10 metros de alto y 6 de diámetro.

A pesar de esas dimensiones, el alcalde más navideño, Abel Caballero, destaca que este año Vigo tendrá una estrella de 19 metros, que permitirá incrementar en diez metros el árbol de 34 que forma parte de las 6.000 estructuras, 4.000 arcos, 11,5 millones de luces y 3.000 árboles que volverán a iluminar el 24 de noviembre a la ciudad olívica.

Gasto por ciudades, bolas gigantes y un muñeco de 10 metros

Y todos esos miles de adornos por 1,42 millones de euros que se gastará la ciudad gallega frente a los 4,3 millones de Madrid, donde el encendido vuelve a la Puerta del Sol –tras años en la Plaza de España– con un árbol de 35 metros, que se iluminará el 23 de noviembre, junto a 11,8 millones de bombillas led y la transformación del tramo de Gran Vía al Parque del Retiro en un Jardín de Invierno con flores de Pascua, acebos o muérdagos sobre las luminarias.

Barcelona gasta, en el primer año del socialista Jaume Collboni en la Alcaldía, casi dos millones de euros en su alumbrado, que encenderá el 23 de noviembre con un espectáculo en el Paseo de Gracia, que este año celebra su 200 aniversario.

Y al lado, Badalona será la segunda ciudad más madrugadora en mostrar su iluminación navideña, a partir de este sábado, 18 de noviembre, cuando se encienden las 82.000 led del árbol de 40 metros que su alcalde, Xavier García Albiol, erró sobre que iba a ser el más grande "del Universo".

El desmesurado adorno navideño de Granada tapa, en parte, las más de 2 millones de luces que encenderá Málaga el 24 de noviembre, o el mapping sobre el Guadalquivir que proyectará el 2 de diciembre la capital de Andalucía, comunidad autónoma donde está una de las empresas, en concreto en Puente Genil (Córdoba), que vende luces a 50 países y 250 ciudades.

San Sebastián es una de las capitales que compra esas luces cordobesas, que serán este año más de 600 arcos, frente a los casi 300 de Vitoria, mientras que Bilbao recuerda su historia pesquera con un espectáculo del mar en su mirador de Artxanda.

El bajo consumo y un menor gasto es lo que mostrarán las ciudades de Castilla y León, con cantidades entre los 50.000 euros de Zamora y las 500.000 de Soria, aunque Valladolid instalará una gran caja de regalo en su zona comercial, que desembocará en una inmensa bóveda de luz.

Ocho metros de bola de Navidad en 3D tendrá Ceuta, aunque Zaragoza llegará a los 12 metros con una esfera en la Plaza del Pilar, desde donde partirán casi un millón de puntos de luz para un espectáculo musical y lumínico sobre sus murallas romanas, y Valencia contará con 19 árboles por toda la ciudad, que gastará este año un 45 % más en sus navidades, más de 615.000 euros.

El 29 de noviembre, San Saturnino, patrón de Pamplona, se darán las luces en la capital navarra, donde se soltarán 3.000 farolillos luminosos biodegradables, y el 1 de diciembre llegará a Santander, el mismo día que a la segunda ciudad de Cantabria, Torrelavega, donde se encenderá una guirnalda de cuatro kilómetros.

A partir del 24 de noviembre iluminará la Navidad las calles de Castilla-La Mancha y, en concreto, en su capital, Toledo, volverá a contar con un espectacular árbol que permite a los paseantes, circular por debajo de él.

Y donde más tarde verán la iluminación navideña será en Logroño, que encenderá sus luces antes del puente de diciembre, aunque no se conoce aún la fecha exacta.

Comentarios