sábado. 05.12.2020 |
El tiempo
sábado. 05.12.2020
El tiempo

Cs se queda solo en el Congreso en defensa de los vientres de alquiler

Una mujer embarazada. PIXABAY
Una mujer embarazada. PIXABAY

Unidas Podemos y el PSOE han coincidido en que se trata de una "explotación reproductiva" y el PP ha mostrado su rechazo a unos contratos que "mercantilizan la maternidad y el cuerpo" de la mujer"

Ciudadanos se ha quedado solo este miércoles en la Comisión de Igualdad del Congreso al defender los vientres de alquiler, una práctica a la que se han opuesto con contundencia el PSOE, el PP, Vox y Unidas Podemos. 

A pesar de esa mayoría en contra de la gestación subrogada, la Comisión ha rechazado con 31 noes y solo 5 a favor una proposición no de ley defendida por Vox para reclamar que se actúe contra las agencias intermediarias de una práctica prohibida en España y para anular las vías que permiten de facto registrar a los niños, creando una apariencia de legalidad. 

Varios portavoces han advertido a Vox de que no se puede dejar a los niños ya nacidos desamparados y el PSOE ha supeditado su apoyo a que se aceptara una enmienda reconociendo la gestación subrogada como una forma de violencia machista, pero el grupo proponente no ha querido variar los términos de su iniciativa. 

"En el siglo XXI se están comprando y vendiendo seres humanos", ha denunciado la portavoz de Vox, Lourdes Méndez, quien ha advertido de que la gestación subrogada supone contratar los servicios de una mujer que se encuentra en situación de pobreza extrema para "someterla y explotarla", con paquetes que en Ucrania, por ejemplo, cuestan entre 40.000 y 60.000 euros. 

En España es una práctica prohibida, pero no en otros países a los que recurren parejas españolas que luego encuentran vías para registrar como propios a los niños nacidos de otra madre, vías que Vox ha instado a cortar. 

Unidas Podemos y el PSOE han coincidido en que se trata de una "explotación reproductiva" y el PP también ha mostrado su rechazo a unos contratos que "mercantilizan la maternidad y el cuerpo" de la mujer", pero su portavoz, Margarita Prohens, ha subrayado la necesidad de no condenar a esos niños "a la ilegalidad, al limbo jurídico, a la orfandad". 

ERC ha coincidido en ese punto y su portavoz, Pilar Vallugera, se ha mostrado "personalmente absolutamente en contra" de la gestación subrogada, pero no ha desvela la posición de su partido al respecto, reconociendo que lograr un acuerdo amplio es difícil. 

El PNV, que también ha rechazado la propuesta de Vox al considerar una "ligereza" presentar la iniciativa sin el debate suficiente, tampoco ha revelado una posición clara ante los vientres de alquiler, pero ha pedido al Gobierno que si se decide a legislar sobre ellos "no lo camufle" en otro proyecto de ley. 

El Ministerio de Igualdad ha avanzado que su intención es abordar esta cuestión en la reforma de la ley del aborto. 

Sólo Ciudadanos ha defendido la "gestación por sustitución" en la Comisión, convencida su portavoz, Sara Giménez, de que el resto de grupos ha construido "un fantasma" en torno a esta cuestión sin hablar con los padres y las gestantes, como si fuera una práctica clandestina similar a la mutilación genital. 

Tras recordar que la gestación por sustitución es legal, por ejemplo, en Portugal, ha apostado por un sistema "altruista", en el que "la mujer gestante dona su capacidad de gestar" a otros padres sin cobrar más allá de unas compensaciones estrictamente reguladas. 
 

Cs se queda solo en el Congreso en defensa de los vientres de alquiler
Comentarios