La amnistía pasa el primer filtro en el Congreso tras un pleno bronco

Feijóo lo compara con el golpe del 23-F ► El popular amenazó con crear una comisión de investigación para "saberlo todo" sobre las negociaciones con los independentistas, en un bronco pleno que derivó en un fuerte ataque de Vox al PP
Alberto Núñez Feijóo. FERNANDO VILLAR (Efe)
photo_camera Alberto Núñez Feijóo. FERNANDO VILLAR (Efe)

La proposición de ley de amnistía para los encausados del procès ha pasado este martes su primer filtro en el pleno del Congreso al ser respaldada por una mayoría de 178 diputados por lo que continuará su tramitación parlamentaria para recibir enmiendas a la totalidad y parciales.

Pese a que el PP había solicitado la votación por llamamiento para obligar a los diputados socialistas a decir su voto de viva voz, ningún parlamentario del PSOE se ha salido del guión y todos han respaldado la proposición de ley que beneficiará a unos 300 encausados por el procès desde el 1 de enero de 2012 al 13 de noviembre de 2023.

A los votos del PSOE se han añadido los de Sumar, ERC, Junts, Bildu, PNV, Podemos y BNG mientras que en frente se han situado los 172 votos negativos del PP, Vox, UPN y CC. La toma en consideración de la proposición hace que la ley siga adelante aunque no se prevé que la norma salga aprobada del Congreso antes de finales de enero.

Feijóo compara el "fraude" de la amnistía con el golpe del 23-F

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, aseguró este martes que la ley de amnistía es una "vergüenza nacional" y un "bochorno internacional" y comparó la sesión plenaria con el golpe de Estado de 1981. Dicho esto, amenazó con crear una comisión de investigación para "saberlo todo" sobre las negociaciones que se han producido con los independentistas fuera de España con un mediador internacional.

En su intervención ante el pleno del Congreso que debatió la toma en consideración sobre la ley de amnistía, Feijóo afirmó que esta norma es "el primer pago de una investidura" que Pedro Sánchez "ha comprado" para seguir en la Moncloa y se hace a costa de "un retroceso democrático". "Esta ley es un fraude, es una corrupción política, es injustificable, va en contra de la convivencia, supone una regresión democrática, es contraria a la separación de poderes y es una humillación al pueblo español", proclamó, cosechando el aplauso de la bancada popular.

Dicho esto, afirmó que este martes el Congreso se convirtió en "una Cámara triste" y "decadente". El jefe de la oposición sentenció que la ley de amnistía es "una vergüenza nacional y un bochorno internacional", si bien recalcó que no lo es para los que "hoy, sin rubor, dicen exactamente lo contrario de lo que vinieron diciendo durante todos estos años". Tras recriminar a Sánchez —que viaja a Estrasburgo— que ni se "inmute" ni acuda a ese debate en el Congreso, señaló que él da la cara para decir "rotundamente no al atropello al Estado de derecho y sí a la igualdad ante la ley de todos los españoles".

Feijóo criticó que la primera norma socialista que se debate en el Congreso no sea para "aliviar las cargas de los millones de familias que no pueden llegar a fin de mes", ni para apoyar "a los más desfavorecidos" y cree que eso confirma que a Sánchez "le importa Sánchez" y "su propio interés", dado que la "única manera" de seguir en la Moncloa era "otorgar lo que fuese a cambio de su presidencia".

Bronca con la intervención de Abascal

Pero el pleno se tornó más bronco con la intervención del líder de Vox, Santiago Abascal, que arremetió contra Feijóo y le echó en cara la condena a sus declaraciones sobre "colgar por los pies" a Pedro Sánchez cuando él, a pesar de las "exigencias", dijo, nunca se sumó al "linchamiento" por la fotografía del popular con Marcial Dorado, condenado por narcotráfico. En esta línea, demandó al gallego qué es lo que condena exactamente" de las declaraciones al medio argentino, enumerando algunas de las frases dichas en la entrevista, como que "los políticos sin escrúpulos (refiriéndose a Sánchez) tienen ventaja frente a los que sí tienen".

La relación entre PP y Vox se ha tensado más por la negativa del primero a armar una respuesta conjunta contra el Gobierno y la amnistía, pero la gota que colmó el vaso fue el acuerdo alcanzado por los populares con PSOE y Sumar para las comisiones en el Congreso. A raíz del mismo, Vox dijo que solo colaborará con el PP a nivel autonómico y local, donde comparten multitud de gobiernos. Mientras, la portavoz de Justicia del PP en el Congreso, María Jesús Moro, aconsejó a la ultraderecha «no equivocarse de adversario» tras las duras críticas.

Comentarios