Begoña Gómez, la compañera discreta que siempre apoyó al presidente

Sánchez considera un "pilar" de su vida a su mujer, que desde 1999 trabaja en la captación de fondos y en la asesoría de entidades
Begoña Gomez, esposa del presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sanchez. EFE
photo_camera Begoña Gomez durante la presentacion del segundo libro de Sanchez, 'Tierra firme'. EFE

La bilbaína Begoña Gómez, de 43 años por aquel entonces, empezó a ser conocida para la opinión pública cuando acompañaba a su marido en los actos de las campañas electorales de 2015 y 2016, así como en algunas citas como la gala de los premios Goya o del Princesa de Asturias. Fue la época en la que Sánchez se ponía al frente del PSOE, era defenestrado y después volvía a Ferraz por la puerta grande tras su particular gira en coche por media España.

Pese a que ella siempre mantuvo un perfil discreto, no pudieron evitar que durante unos meses al matrimonio se le llamase los 'Obama de España', sobrenombre que les adjudicaron algunos medios de comunicación cuando, después del discurso de Sánchez tras ser elegido candidato del PSOE a la Moncloa, ella se subiese encima del escenario vestida de rojo intenso en una imagen que recordó al contexto de la política norteamericana. Y es que nadie duda de que su porte impacta (ambos son altos y guapos), son cultos y se comunican sin ningún problema en inglés.

Marido y mujer desde 2006, cuando fueron casados por la socialista Trinidad Jiménez, tienen en común dos hijas: Ainhoa, nacida en 2005, y Carlota, en 2007. La pareja se conoció cuando ella fue con unas amigas a una fiesta en un chalé de un amigo común y coincidió con él en un grupo. Sánchez, que precisamente aquel año se presentó en la lista del PSOE al Ayuntamiento de Madrid, sin lograr el acta de concejal, contó decenas de veces, en público y en privado, que se sintió irresistiblemente atraído por esa joven alta y rubia nada más verla. Pero igual que en su intento de entrar al consistorio madrileño, aquí tampoco tuvo éxito a la primera. "No sabes la tabarra que le di", bromeó en 2015 con Bertín Osborne en el programa En tu casa o en la mía.

Actualmente tienen su domicilio en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón y comparten diversas aficiones como las musicales, pues a los dos les gustan grupos como La Habitación Roja o la cantante islandesa Bjork.

Gómez estudió Márketing, cursó un máster de administración de empresas y se especializó en la captación de fondos para organizaciones no gubernamentales. Fue a partir de 1999, mucho antes de que su marido llegase al poder, cuando empezó su labor como asesora de entidades y negocios como Amnistía Internacional, Intermón Oxfam o Deutsche Bank. También codirigió un máster en la Universidad Complutense sobre captación de fondos. "Su iniciativa y ganas de hacer cosas" es algo que destacaron de su perfil en el diario El Correo cuando preguntaron sobre ella en su entorno laboral. Actualmente, según su perfil en Linkedin, ejerce como directora en la cátedra extraordinaria de Transformación Social Competitiva en ese mismo centro.

Antes de eso, dirigió el Africa Center de la universidad privada IE, un centro dedicado a fomentar "una visión afrocéntrica tanto de la modernidad como del futuro mediante alianzas con innovadores africanos". De este cargo se separó en 2022.

La primera

Pero, más allá de una vida sentimental en común, Begoña Gómez es un pilar esencial en la carrera política de Sánchez. En su libro Manual de resistencia, publicado en 2019, Sánchez deja claro que "la primera es Begoña" y que fue ella quien le insistió en que debía presentarse a liderar su partido, nuevamente, después de haber dejado la secretaría general del PSOE en 2016 una vez que el partido le retirara el respaldo. "Fue ella quien sustentó a la familia", contaba Sánchez.

Es usual verla en actos oficiales como acompañante de Pedro Sánchez en eventos de Estado, como algunas cumbres de la Otan en las que ha participado y fue anfitriona de primeras damas y esposas de presidentes en la cumbre que se celebró en Madrid en junio de 2022, por ejemplo.

En sus libros, Sánchez comparte sus interioridades con Begoña Gómez, siempre presente en su vida y en sus pensamientos, en asuntos diversos: su vuelta al liderazgo del PSOE, la pandemia, la educación de sus hijas, sus escapadas a la sierra de Madrid para hacer deporte o desconectar o la posibilidad de cenar juntos, y solos, durante los viajes oficiales. "Para mí, un día perfecto consiste en levantarme tarde, hacer algo de ejercicio con Begoña y comer con mi familia una paella, una fabada, un salmorejo…".

Comentarios