Lunes. 19.11.2018 |
El tiempo
Lunes. 19.11.2018
El tiempo

Barcelona rinde homenaje a las víctimas de los atentados con un emotivo acto

Los Reyes, junto a Pedro Sánchez y otras autoridades, a su llegada a la Plaza de Catalunya. ANDREU DALMAU (EFE)
Los Reyes, junto a Pedro Sánchez y otras autoridades, a su llegada a la Plaza de Catalunya. ANDREU DALMAU (EFE)

Los Reyes han saludado uno por uno a los afectados por los ataque del 17-A

Barcelona ha rendido este viernes homenaje a las víctimas de los atentados del 17-A con un emotivo acto institucional en la plaza de Cataluña con la presencia de los Reyes y varias autoridades, que se ha llevado a cabo en un silencio respetuoso, únicamente roto por la música, la poesía y aplausos.

El acto institucional, que ha arrancado hacia las 10.30 horas con El cant dels ocells (El canto de los pájaros, de Pau Casals), y ha finalizado a las 11.15, ha contado con la presencia de varias de las víctimas, en primera fila, así como con los Reyes; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra.

BARCELONA, CIUDAD DE PAZ. Varios centenares de personas han llenado el centro de la plaza de Cataluña para conmemorar el primer aniversario de los atentados yihadistas de Barcelona y Cambrils, que justo ahora hace un año causaron dieciséis muertos y centenares de heridos, con un acto conducido por la periodista Gemma Nierga que no ha incluido parlamentos oficiales, con el objetivo de dar todo el protagonismo a las víctimas de los ataques y sus familiares.

Bajo el lema Barcelona, ciudad de paz, el acto, organizado por el Ayuntamiento de la capital catalana, ha contado con la participación de unas 150 víctimas y familiares de doce países, según datos municipales.

Tras la interpretación del Cant dels Ocells, un oficioso himno de la paz compuesto por de Pau Casals interpretado por quince alumnos violoncelistas de las escuelas municipales de música de Barcelona, Nierga ha tomado la palabra para dar la bienvenida a los asistentes al acto y para resaltar que Barcelona es una "ciudad de paz" que este viernes se ha volcado en mostrar su solidaridad y acompañar a las víctimas.

"También es un acto de reconocimiento a los servicios emergencia y a los cuerpos de seguridad, por su labor y esfuerzo y por su dedicación ejemplar", ha indicado Nierga, que ha agregado que además supone un recuerdo para los ciudadanos que se "esforzaron" en "ayudar, amparar y proteger" a los afectados por "el miedo, el dolor y el desconcierto" del ataque del 17-A.

Nierga ha destacado también que la "actitud de bondad" de los vecinos que protegieron a las víctimas de los terroristas "define el concepto de civilización y ciudadanía". "Lo que le pasa a mi vecino, lo que afecta a mi vecina, me afecta a mí, es mi responsabilidad también", ha indicado la periodista.

SENTIDO HOMENAJE. El acto ha proseguido con la lectura en ocho idiomas –catalán, castellano, portugués, francés, inglés, italiano, alemán y neerlandés, los que hablan las víctimas de los atentados– de un fragmento del poema Devociones sobre situaciones inesperadas, de John Donne, a cargo de ocho jóvenes que profesan distintas religiones.

Este fragmento del poema reza: "Nadie es una isla, completa en sí mismo. Cada hombre es un trozo del continente, una parte de la tierra; si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, es igual si es un promontorio, o la casa de uno de tus amigos o tu propia casa: La muerte de cualquier hombre me debilita porque estoy atado a la humanidad. Por esto nunca preguntes por quien tocan las campanas: tocan por ti".

Nierga ha dado paso entonces a la interpretación de cuatro piezas musicales a cargo de 50 alumnos de las escuelas municipales de música y del conservatorio municipal: Imagine (John Lennon), Somewhere over the raimbow (El Mago de Oz), Hallelujah (Leonard Cohen) y Qualsevol nit pot sortir el sol (Jaume Sisa) –que han tarareado algunos de los asistentes–, y que han sido recibidas con aplausos por parte de los asistentes.

Para despedir el acto, Nierga se ha dirigido a las víctimas y ha afirmado que ya ha pasado un año del 17-A –ese día "triste y terrible", ha dicho– y que este viernes habían convocado este homenaje para acompañarles en el dolor.

"Barcelona os acoge y os quiere acompañar en el dolor. Queridas familias que habéis sufrido tanto y que tanto sufrís, acabamos este acto, pero no dejaremos de acompañaros, porque queremos la paz, pero no queremos la indiferencia", ha remarcado.

"La pérdida de las personas queridas es irreparables, pero tendría que servir para que todos aprendamos a querernos más y mejor", ha concluido Nierga, antes de dar por finalizado el acto, momento en el que el Rey y las autoridades han saludado uno a uno a los familiares de las víctimas.

Al finalizar el acto, algunos de los asistentes han coreado el lema No tinc por (no tengo miedo).

Don Felipe y doña Letizia saludan a las víctimas
Los Reyes, acompañados del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y otras autoridades, han saludado una por una a las víctimas y familiares a su salida del acto por los atentados del 17-A.

Después de seguir el homenaje desde una fila detrás de donde se situaban las víctimas, un total de 150 entre las que se encontraban heridos en los atentados y familiares de los fallecidos, los Reyes han ido estrechando las manos de todos ellas, y se ha visto cómo se paraban a conversar algunos minutos con alguna.

Tras su encuentro con las víctimas, don Felipe y doña Letizia han saludado también a diversas autoridades y políticos catalanes, así como a mandos policiales.

Finalmente, han abandonado la plaza Cataluña cuando se encontraba ya medio vacía de asistentes, ya que el público ha ido retirándose nada más acabar el acto.

Los Reyes han subido al coche oficial uno diez minutos después de terminar el homenaje. 

Barcelona rinde homenaje a las víctimas de los atentados con un...
Comentarios