''Bajón emocional importante'' de Teresa Romero, que pide justicia por la gestión de su caso

María Teresa Mesa, amiga y portavoz de la auxiliar de enfermería Teresa Romero (EFE/ Hugo Ortuño)
photo_camera María Teresa Mesa, amiga y portavoz de la auxiliar de enfermería Teresa Romero (EFE/ Hugo Ortuño)

Cinco personas que estuvieron en contacto con la auxiliar de enfermería curada del virus del ébola, Teresa Romero, han recibido hoy el alta médica, mientras ella asegura sufrir un "bajón emocional importante" por permanecer aislada y ha pedido justicia por la gestión de su caso, incluido el sacrificio de su perro Exkálibur.

Las cinco personas que han abandonado el hospital Carlos III de Madrid son las dos peluqueras que depilaron a la auxiliar, una amiga de Romero, que acudió con ella a la peluquería, una limpiadora del centro de salud de Alcorcón, Madrid, y una doctora que la atendió. Todas ellas han superado ya la "cuarentena" de 21 días.

Respecto al resto de los contactos, entre ellos el marido de Teresa Romero, Javier Limón, se espera que abandonen el hospital a partir del próximo lunes.

''SE SIENTE ATROPELLADA'' Y PIDE JUSTICIA
Mientras, en la sexta planta del centro hospitalario Teresa Romero continua aislada, ya que está libre de la infección causada por el virus, pero los médicos quieren garantizar que se han eliminado todos los restos de la enfermedad. Esta circunstancia del aislamiento, junto a la noticia del sacrificio de su perro Exkálibur le ha provocado un "bajón emocional importante", según ha asegurado la portavoz de la familia, Teresa Mesa, a los periodistas.

La portavoz ha explicado que Romero, quien se encuentra "débil", con dolores musculares y calambres, lleva "muy mal" su situación de aislamiento por el hecho de no hacer ya una "vida normal". Según Mesa, la auxiliar de enfermería ha pedido justicia por todo lo ocurrido a raíz de su contagio, incluido la muerte de Exkálibur, y ha afirmado que se siente "atropellada". Y es que Romero sigue afectada por el sacrificio de su mascota y pide que "quien haya hecho eso, lo pague"; "estoy todo el día llorando pensando en él", le ha dicho la auxiliar a la portavoz.

APOYO POR CARTA
La Asociación contra el Maltrato Animal ha denunciado ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid al consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, por un supuesto delito de prevaricación en el sacrifico del animal y representantes de la ONG ADDA han llevado al hospital Carlos III un libro con 428 mensajes de apoyo a los propietarios del perro sacrificado. "Este libro que traemos a Teresa Romero y Javier Limón está cargado de emotividad, mucho cariño y mucha solidaridad por la muerte de Exkálibur de muchas personas que tienen animales y entienden la situación de dolor que pueden estar pasando", ha dicho hoy la portavoz de la asociación, Carolina Pinero.

''DIFICIL'' ESCLARECER EL CONTAGIO
En cuanto a cómo se produjo el contagio de Romero, una investigación que sigue abierta, el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, ha declarado hoy que la probabilidad de que el contagio por ébola se produjese por un fallo en su traje de protección "es muy baja".

En una entrevista en TVE, Simón ha basado esta consideración en que el resto de los profesionales sanitarios que han tratado a los dos misioneros fallecidos por ébola "están sanos", aunque ha reiterado que "va a ser difícil" tener la certeza de cómo se produjo el contagio.

Sobre las razones de porqué sigue aislada la paciente, ha explicado que el análisis de los fluidos corporales es complejo, y que es muy posible que los restos de virus que aparecen "estén neutralizados" pero que se tiene muy poca experiencia dado que hasta ahora nunca se habían analizado y que por eso se ha optado por ser tan precavidos.

REPERCUSIÓN DESMEDIDA
A juicio de Simón, el contagio de Teresa Romero ha producido una reacción social desproporcionada y ha confiado en que no se estigmatice ni a Romero ni a las personas que han permanecido y permanecen ingresadas.

Por su parte, el PSOE ha presentado en el Congreso una proposición no de ley en la que reclama al Gobierno que promueva el "máximo reconocimiento institucional" de la Sanidad española para Romero y el equipo de profesionales del Hospital Carlos III.

También el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha anunciado que concederá la "más alta distinción" de Sanidad a la auxiliar de enfermería.

Comentarios