Antonio Barrul, el boxeador que defendió a una mujer en un cine de León: "A un maltratador se le frena"

El púgil de 25 años pidió disculpas por lo sucedido y relató cómo vivió la pelea ► El vídeo de la agresión se hizo viral en redes sociales
Antonio Barrul atiende a los medios este lunes en León. J. CASARES (EFE)
photo_camera Antonio Barrul atiende a los medios este lunes en León. J. CASARES (EFE)

El boxeador profesional leonés Antonio Barrul –que el pasado día 1 agredió a un hombre que estaba increpando a una mujer– aseguró que a un maltratador "hay que frenarlo como sea para evitar que vaya a más".

Los hechos ocurrieron durante la proyección de una película infantil en una sala de cine de León y las imágenes se han hecho virales este pasado lunes.

 

El púgil de 25 años ha reconocido que lamenta la violencia empleada y que le cuesta ver el vídeo de lo sucedido, pero recalca que no se puede permitir que un hombre maltrate a una mujer porque es algo inaceptable.

El relato de Antonio Barrul: "Soltó un golpe que le dio a una niña que no tenía nada que ver con ellos"

Según su relato, cuando había transcurrido algo más de media hora de la proyección de la película, escuchó a un hombre que empezó a insultar a la mujer que lo acompañaba e incluso pudo ver cómo "la enganchó por el cuello" y empezó "a forcejear" con ella.

"En ese momento, soltó un golpe que le dio a una niña que estaba al lado de esta pareja y que no tenía nada que ver con ellos", señaló Barrul, que precisó que "la madre de la menor se puso hecha una fiera y con razón".

Relató que se acercó para mediar y conminó al hombre a que abandonara la sala y que este, lejos de deponer su actitud, en todo momento se mostró "muy agresivo" profiriendo todo tipo de insultos, por lo que pidió a los empleados del cine que avisaran a seguridad sin recibir respuesta.

 

Admitió que ante los insultos que recibía le "hirvió la sangre" y comenzó una pelea entre ambos, si bien subrayó que, consciente de que es un profesional del boxeo, en ningún momento lo golpeó en la cara.

El boxeador de León, ante una posible sanción: "Es mi medio de vida"

"Dirigí los golpes hacia el cuerpo y, como llevaba un forro polar, no creo que le hiciese demasiado daño", dijo Barrul, que insistió en que su objetivo en todo momento fue el de acabar con la situación que se estaba viviendo.

Reiteró que lamenta haber tenido que recurrir a la violencia, pero aseguró que la situación lo "superó" al ver a sus hijos y a su mujer llorando ante lo que estaba sucediendo.

Tal y como hizo en la sala de cine tras el incidente, reiteró sus disculpas "a todo el mundo", aunque afirmó: "A un maltratador hay que frenarlo siempre".

 

Indicó que no se ha presentado ninguna denuncia contra él, como tampoco piensa hacerlo él contra esta persona por el maltrato del que fue testigo, y dijo que, según le han comentado, "es de fuera de León". Barrul admitió que está preocupado por la posibilidad de una hipotética sanción por parte de la Federación Española de Boxeo y confía en que le den la oportunidad de explicarse. "El boxeo es mi medio de vida y llevo en esto desde que era un niño", destacó.

Por su parte, la presidenta de la Federación de Boxeo de Castilla y León, Arantxa Lorenzo, mostró su respaldo al deportista y aseguró que no tendría por qué ser sancionado y que, incluso, la federación española no tiene intención de sancionar a Barrul.

 

Repercusión. "La violencia no tiene justificación"

Antonio Barrul había pedido perdón públicamente por la pelea con el otro hombre y lo volvió a hacer este lunes. El boxeador se sintió arrepentido por la violencia que pudo emanar del vídeo de la pelea, pero no de haber intervenido.

"A todos esos niños que hayan visto el vídeo, decirles que la violencia nunca tiene ningún tipo de justificación. Pero pienso que a un maltratador no hay que darle ningún tipo de pie", insistió Barrul.

Denuncias

La escena de la pelea fue grabada en vídeo y difundida a través de las redes sociales, pero no ha derivado, hasta el momento, en la interposición de ninguna denuncia hacia el boxeador. Sin embargo, la persona agredida fue denunciada por la Policía por un supuesto delito de violencia de género.