Alerta en las carreteras españolas: deja de conducir estos vehículos de inmediato

Hasta 66.000 modelos han sido llamados a revisión para realizar las reparaciones necesarias
Un coche
photo_camera Un coche

Grupo Stellantis ha solicitado este viernes a los propietarios de los modelos Citroën C3 y DS Automobiles DS 3 fabricados entre 2009 y 2019, y ubicados "en ciertas áreas del Mediterráneo europeo", que "dejen de conducir estos vehículos de inmediato" y accedan a su sitio web, o escaneen el código QR en la carta enviada a los clientes afectados, para proceder con un proceso de registro que permitirá recopilar información importante para realizar las reparaciones necesarias lo antes posible. 

Citroën y DS Automobiles, marcas del grupo Stellantis, han llamado a revisión "inmediata" a 66.000 modelos C3 y DS 3 (aproximadamente 60.000 C3 y 6.000 DS 3) en España fabricados entre los años 2009 y 2019 por problemas de deterioro con los aribags instalados, según confirmaron fuentes de la compañía a Europa Press. 

El fabricante explica en un comunicado que después de completar el registro, se instruirá a los clientes sobre los pasos necesarios para reemplazar el airbag, así como sobre las opciones de movilidad alternativas, si es necesario, para satisfacer sus necesidades individuales, todo de forma gratuita. 

Asimismo, indica que una vez confirmada la cita para el reemplazo, se darán instrucciones al cliente sobre los procedimientos recomendados para llevar el automóvil al centro de reparación. Además, pide a los clientes que no conduzcan el vehículo a ningún otro destino. 

"Somos plenamente conscientes de que los clientes pueden enfrentar algunas dificultades o tiempos de espera más largos para la solución de movilidad en este momento. Nos disculpamos por las molestias y queremos asegurarles que nuestros equipos están trabajando activamente para resolver estos problemas lo más rápido posible", añade en la nota. 

Stellantis explica que la acción de retirada es necesaria porque algunos productos químicos presentes en el sistema de inflado de estos airbags Takata pueden deteriorarse con el tiempo, especialmente cuando están expuestos a condiciones climáticas calurosas y húmedas. 

Además, señala que en caso de un accidente que active el airbag, el sistema de inflado puede romperse con demasiada fuerza, lo que podría causar lesiones graves o "incluso la muerte en el peor de los casos". 

"Con la seguridad y el bienestar de todos los clientes como máxima prioridad, Citroën y DS están en constante comunicación con la Red de Concesionarios para abordar todos los casos de la manera más rápida y eficiente posible, y agradecen la comprensión y paciencia durante el proceso de retirada", concluye.