Adiós a la Abau: así será la nueva PAU, que se estrenará en 2025

El texto aprobado este martes en Consejo de Ministros plantea criterios más homogéneos entre comunidades, penalización en la nota por faltas de ortografía y un único modelo de ejercicio para cada materia
Alumnos en la primera jornada de la Abau en Lugo. SEBAS SENANDE
photo_camera Alumnos en la primera jornada de la pasada Abau en Lugo. SEBAS SENANDE

La nueva prueba de acceso a la universidad (PAU) contempla un único modelo de ejercicio para cada materia y, pese a permitir elegir entre varias preguntas o tareas, ello no implicará la disminución del número de competencias evaluadas: en ningún caso la opcionalidad significará estudiar menos temario.

Es una de las novedades que traerá la próxima convocatoria de la PAU de cara a junio de 2025, aprobada este martes en Consejo de Ministros, que acaba con el modelo instaurado a consecuencia de la irrupción de la pandemia en 2020 y su impacto en los centros educativos. El examen se hizo algo más fácil gracias a que el alumnado podía elegir entre muchas preguntas y descartar otras muchas.

La nueva prueba, que se adapta a la última reforma educativa (ley Celaá o Lomloe), continuará modificándose de forma gradual hasta el 2028 para que sea más competencial (menos memoria y más saber hacer y aplicar lo aprendido).

  1. Un modelo de ejercicio único para cada materia
  2. Duración de cada examen
  3. Criterios de corrección: ojo con las faltas de ortografía
  4. Estructura de la nueva PAU
  5. Criterios mínimos comunes entre comunidades

Un modelo de ejercicio único para cada materia

Habrá un único modelo de ejercicio para cada materia. Los ejercicios de cada materia estarán estructurados en diferentes apartados, que, a su vez, podrán contener una o varias preguntas o tareas.

Se podrá incluir la posibilidad de elegir entre varias preguntas o tareas, lo que no implicará en ningún caso la disminución del número de competencias evaluadas, es decir, la opcionalidad no implicará poder estudiar menos temario.

En cuanto al tipo de respuestas, algunas requerirán respuestas cerradas; otras, semiconstruidas y otras, abiertas. En cada uno de los ejercicios, la puntuación asignada al total de preguntas o tareas de respuesta abierta y semiconstruida deberá alcanzar como mínimo el 70%.

El número total de preguntas o tareas a resolver debe adecuarse a la duración total del ejercicio. Se tendrá en cuenta que el alumnado necesitará dedicar un tiempo significativo tanto a la lectura y al análisis de la posible documentación aportada (auditiva, gráfica, textual, etc), como al diseño de la estrategia para la resolución de las preguntas o tareas planteadas.

Los ejercicios se contextualizarán en entornos artísticos, científicos, humanísticos y tecnológicos. Preferentemente en entornos próximos a la vida del alumnado.

Para su resolución, el alumnado deberá demostrar creatividad, capacidad de pensamiento crítico, reflexión y madurez.

Duración de cada examen

Abau en Lugo. SEBAS SENANDE
Alumnos en una de las últimas pruebas de la Abau en Lugo. SEBAS SENANDE

Cada examen tendrá una duración de 90 minutos. El alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo tendrá derecho a tener más tiempo.

Entre ejercicios consecutivos habrá un descanso mínimo de treinta minutos.

Criterios de corrección: ojo con las faltas de ortografía

Para cada ejercicio, deberán existir unos criterios objetivos de corrección y calificación previamente aprobados por las comisiones organizadoras de la prueba.

En todos los ejercicios los criterios de calificación y corrección incluirán, entre otros, parámetros que permitan valorar los siguientes aspectos:

  • La adecuación a lo solicitado en el enunciado.
  • La coherencia, la cohesión, la corrección gramatical, léxica y ortográfica de los textos producidos, así como su presentación.

En aquellos ejercicios en los que las preguntas o tareas propuestas requieran la producción de textos por parte del alumnado, la valoración correspondiente a los aspectos contemplados en el segundo apartado no podrá ser inferior a un 10% de la calificación de la correspondiente pregunta o tarea.

Sin embargo, la propuesta de la nueva Ebau precisa que la aplicación de estos parámetros que bajan un 10% la nota por las faltas de ortografía y gramaticales "podrá flexibilizarse en el caso del alumnado con necesidad específica de apoyo educativo". 

Estructura de la nueva PAU

Prueba de acceso

  • Lengua Castellana y Literatura II.
  • Historia de España o Historia de la Filosofía, a elección del alumnado.
  • Lengua Extranjera II. Podrán elegir entre: alemán, francés, inglés, italiano y portugués.
  • La materia específica obligatoria de 2.º de Bachillerato de la modalidad y, en su caso, vía cursada.
  • Lengua Cooficial y Literatura II (en las comunidades con más de una lengua oficial).

Mejora de nota

Quienes deseen mejorar su nota de admisión podrán examinarse de hasta tres materias de modalidad, cursadas o no, a elegir por el alumno. O la materia común no realizada en el acceso (Historia de España o de la Filosofía) y hasta dos materias de modalidad, cursadas o no, a elegir.

En cualquiera de las dos posibilidades anteriores el alumno podrá examinarse de una segunda lengua extranjera (por tanto haría hasta cuatro exámenes).

Las materias elegidas para la admisión deberán ser distintas a las correspondientes a la prueba de acceso.

Puede haber exenciones para realizar la prueba de Lengua Cooficial –lo deben regular las comunidades autónomas–.

Número de exámenes

En las autonomías sin lengua cooficial, el alumnado realizará como máximo 8 ejercicios: 4 en el acceso, más 4 (o menos) en la admisión.

En las comunidades con lengua cooficial, el alumnado realizará como máximo 9 ejercicios: 5 en acceso más 4 (o menos) en la admisión.

Sistema de calificación

Cada ejercicio de la prueba de acceso se calificará de 0 a 10 puntos. No hay nota mínima por ejercicio para realizar la media aritmética.

La calificación se calculará haciendo la media aritmética de cada uno de los (4 ó 5) ejercicios. Será un valor entre 0 y 10 puntos con tres cifras decimales. La nota mínima debe ser un 4.

La calificación de acceso a la universidad se obtiene de la suma del 60% de la nota media de Bachillerato y el 40% de la calificación de la PAU. La nota mínima debe ser un 5.

La calificación de admisión a la universidad se obtiene sumando la calificación de la PAU y las calificaciones ponderadas de las materias que cada universidad determine.

El alumno/a tiene derecho a mejorar la calificación obtenida en cualquiera de estos ejercicios tantas veces como quiera, repitiendo los ejercicios que desee, o presentándose a otras materias diferentes.

Uso de materiales por parte de los alumnos

El alumnado podrá hacer uso de documentos o herramientas auxiliares, tales como diccionarios, calculadoras, formularios o tablas. El uso de este material estará, en todo caso, condicionado a las características de cada materia y a los criterios de evaluación aplicables.

Criterios mínimos comunes entre comunidades

Para armonizar los exámenes a nivel nacional, respetando las competencias de educación que están transferidas a las comunidades, la nueva prueba cuenta con una estructura y unos criterios de corrección "mínimos comunes" para todo el territorio, según la propuesta de los ministerios de Educación, Formación Profesional y Deportes y de Ciencia, Innovación y Universidades, aprobada este martes al Consejo de Ministros.

En el real decreto a la prueba se la denomina PAU, pero luego cada comunidad autónoma la puede bautizar como desee, como ocurre en la actualidad.

Comentarios