viernes. 20.09.2019 |
El tiempo
viernes. 20.09.2019
El tiempo

Acepta una condena de 15 años y medio por matar a su pareja a martillazos en Valencia

Teléfono 016

Un hombre ha aceptado hoy una condena de quince años y seis meses de prisión por matar en marzo de 2013 a su pareja sentimental, de 33 años y a la que propinó al menos cinco martillazos tras una discusión en el domicilio que compartían con su hijo, de 8, en la localidad valenciana de Oliva.

En el juicio con jurado celebrado hoy en la Audiencia de Valencia, el procesado ha reconocido los hechos y las partes han alcanzado una conformidad que incluye también la prohibición del hombre de acercarse a su hijo durante dieciséis años y de comunicarse con él por un periodo de seis años y medio.

Los hechos tuvieron lugar el 28 de marzo de 2013 en el domicilio que el acusado, Miguel G.M., de 42 años, compartía con su pareja, Inmaculada G.R., y un hijo común, menor de edad, en el número 12 de la calle de Vicente Parra de Oliva.

Según se declara probado, el procesado discutió con su pareja y, ya de madrugada, cuando el niño dormía en su habitación, cogió un martillo que había en el salón, acudió al dormitorio donde ella estaba en la cama y la mató.

El hombre atacó a la mujer de manera sorpresiva y la golpeó en la cabeza al menos cinco veces con la herramienta, de 1,3 kilos de peso y tipo maceta, según ha asentido.

Inmaculada falleció de una parada cardiorrespiratoria tras sufrir "grave destrucción de tejidos neuronales", por un traumatismo craneoencefálico, según los forenses.

Estos han destacado hoy que el cuerpo de la víctima presentaba una "fractura muy extensa en la cabeza, con estallido de bóveda craneal", mientras que no tenía vestigios ni lesiones que revelen que se defendiera, por lo que pudo quedar ya conmocionada con el primer golpe.

En la vista, en la que también ha participado la Generalitat en ejercicio de la acción popular, el acusado ha admitido que mató a su pareja sentimental a martillazos, y que luego confesó el crimen a su madre y, posteriormente, a los padres de ella.

En prisión provisional desde que ocurrieron los hechos, ha indicado asimismo que contó lo sucedido a la Policía y que nunca trató de huir tras su acción.

El crimen conmocionó a población de Oliva, de alrededor unos 28.000 habitantes y donde la víctima era muy conocida.

La voz de alarma del suceso fue dada por un familiar que alertó a los cuerpos de seguridad y a un SAMU, cuyos sanitarios no pudieron hacer nada por salvar la vida de la mujer, que ya había fallecido.

El supuesto agresor fue detenido por la Guardia Civil al poco tiempo, después de que el padre, el cuñado y una hermana de la víctima acudieran a las autoridades para denunciar los hechos.

La mujer, natural de Oliva, no había presentado denuncia alguna contra su pareja, vecino de Gandia, aunque la Policía Local registró en 2010 una discusión de ambos en el ámbito familiar, en la que no constó ni agresión verbal ni física a la mujer.

Esta no presentó denuncia contra su compañero y, al no haber otra acusación ni existir elementos para actuar contra él que pudiera perseguir la Fiscalía, el caso se archivó.

Acepta una condena de 15 años y medio por matar a su pareja a...
Comentarios