lunes. 25.10.2021 |
El tiempo
lunes. 25.10.2021
El tiempo

Aplausos al Rey y abucheos a Pedro Sánchez en el desfile militar del 12-O

Los Reyes y la infanta Sofía, con Sánchez al fondo. EDUARDO PARRA
Los Reyes y la infanta Sofía, con Sánchez al fondo. EDUARDO PARRA
Feijóo no asiste para preparar el debate sobre el estado de la autonomía ► Las ministras de Unidas Podemos se estrenan en la recepción con los monarcas

Los Reyes, acompañados de la infanta Sofía, han llegado poco antes de las 10.30 horas de este martes a la Plaza de Lima de Madrid para presidir el desfile del Día de la Fiesta Nacional, y han sido recibidos por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a quien algunos de los asistentes han dirigido una sonora pitada y varios gritos de dimisión. 

Los cientos de personas apostadas en los laterales del Paseo de la Castellana desde primeras horas de la mañana, portando numerosas banderas y banderines de España, han saludado la llegada de don Felipe y doña Letizia con vítores y aplausos.

Los Reyes han sido recibidos por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que asistió junto con todos los ministros, incluidos los cinco de Podemos.

Tras recibir honores militares, Felipe VI ha pasado revista a las tropas antes de dar comienzo al desfile.
Sánchez, que ha llegado justo unos minutos antes de los Reyes, ha sido recibido por una sonora pitada, insultos y gritos de "Sánchez dimisión" por parte de los asistentes al desfile cuando por la megafonía han oído su nombre.

Charlando de forma distendida han esperado la llegada de los reyes la ministra de Defensa, Margarita Robles; el alcalde y la presidenta de la Comunidad de Madrid, José Luis Martínez-Almeida e Isabel Díaz Ayuso, respectivamente; y Teodoro López Calderón, jefe del Estado Mayor de la Defensa.

En la tribuna de autoridades estuvieron presentes todos los presidentes autonómicos, salvo las tradicionales ausencias del catalán, Pere Aragonés, y del vasco, Íñigo Urkullu. A ellos se unen este año el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, que lo ha justificado en que quiere preparar el debate autonómico de política general del día siguiente, y el de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, de viaje en Bruselas.

PARADA MILITAR. Los militares han vuelto a recorrer el centro de Madrid tras el parón provocado por la pandemia, que el año pasado obligó a sustituir el desfile por une escueto acto en el patio del Palacio Real. En total, han participado en la parada militar 2.656 efectivos, 68 aeronaves y 115 vehículos. 


Con ello, los miembros de las Fuerzas Armadas, policías, guardias civiles y también bomberos o personal de Protección Civil han podido volver a recibir los aplausos del público. Eso sí, todos ataviados con mascarilla en una inédita imagen en un desfile militar.

SALTO PARACAIDISTA SIN INCIDENTES. Los actos han comenzado con honores a los Reyes y Felipe VI, vestido con el uniforme de Capitán General del Ejército de Tierra, ha pasado revista a las tropas. 

Después ha tenido lugar el tradicional salto paracaidista con la bandera de España, en esta edición sin incidentes tras el sobresalto del año 2019, cuando el saltador quedó enganchado en una farola del paseo de la Castellana. 

Este año el salto ha corrido a cargo de los miembros de la Patrulla Acrobática de Paracaidismo del Ejército del Aire (PAPEA) y el efectivo encargado de descender con la bandera de España ha tomado tierra frente a la tribuna de honor siendo recibido por un sonoro aplauso. 

Entonces ha tenido lugar el izado de la bandera y acto de homenaje a los caídos por España. En este momento, la megafonía ha pedido respeto a los asistentes para que no se repitieran incidentes similares a la época de Zapatero, cuando los pitos se sucedieron incluso durante los momentos más solemnes.

DESFILES AÉREO Y TERRESTRE. Un paso de la Patrulla Águila, pintando los colores de la bandera en el cielo, ha dado comienzo entonces al desfile aéreo, en el que ha participado una nutrida representación de las aeronaves de las Fuerzas Armadas y también de otros organismos públicos como Salvamento Marítimo o la Guardia Civil. 

A continuación ha comenzado el desfile terrestre, primero con el escalón motorizado de las Fuerzas Armadas, la Guardia Civil, el Cuerpo Nacional de Policía, Vigilancia Aduanera y Protección Civil. 

A pie primero ha desfilado una agrupación de la Guardia Real y diferentes agrupaciones del Ejército de Tierra, la Armada, el Ejército del Aire, la Unidad Militar de Emergencias (Ume) y la Guardia Civil. 

El desfile lo han cerrado el Tercio Gran Capitán y la brigada Rey Alfonso XIII de la Legión y el grupo de Regulares de Ceuta, con sus característicos pasos. Tampoco ha faltado el carnero de la Legión, de nombre 'puzzle' por las manchas que lucía.

PANDEMIA, VOLCÁN Y AFGANISTÁN. Servicio y compromiso ha sido el lema elegido este año por el Ministerio de Defensa para estos actos del 12 de octubre tras meses en los que las Fuerzas Armadas han estado a pie de calle luchando contra la pandemia, los efectos de los temporales y el fuego, el volcán de La Palma o liderando la evacuación de Afganistán. 

"Estas son nuestras Fuerzas Armadas", subrayó Robles en un vídeo grabado con motivo de la festividad para trasladar a los ciudadanos la garantía de que, "allí donde haya una necesidad o un peligro", habrá un hombre o una mujer de los Ejércitos o la Armada para ayudar. 

Robles reconoció que 2021 ha sido un año "duro, difícil y complicado", pero a la vez aseguró que las Fuerzas Armadas afrontan el nuevo ejercicio "con esperanza e ilusión". 

Recepción en el Palacio Real
Las gallegas Nadia Calviño y Yolanda Díaz, en la recepción en el Palacio Real. MARISCAL
El Palacio Real de Madrid ha vuelto a acoger este martes como marca la tradición por la Fiesta Nacional la recepción por parte de los Reyes a las principales autoridades y representantes de la sociedad española, aunque con un número inferior de invitados, algo menos 200, sin bebida y con la mascarilla obligatoria para cumplir con las normas vigentes. 

Después de que en 2020 Felipe VI y Letizia tuvieran que suspender la recepción con motivo de la pandemia, limitándose la celebración del 12 de Octubre a un austero acto militar en la Plaza de Armas del Palacio Real, en esta ocasión han podido volver a recibir a invitados en la Sala del Trono, aunque en un número más reducido en comparación con otros años. 

El primero en saludar ha sido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al que han seguido todos los miembros de su gabinete, con la excepción de la titular de Industria, Reyes Maroto, de viaje oficial en Italia, así como el ministro de Consumo, Alberto Garzón, y el de Universidades, Manuel Castells. 

Sí que han asistido el resto de miembros del Gobierno de Unidas Podemos, con la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, a la cabeza así como su secretaria general y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, y la de Igualdad, Irene Montero. En el caso del líder de Izquierda Unida, sí que ha estado en el desfile militar previo pero no ha acudido luego a Palacio Real. 

La otra ausencia destacada en la recepción, que apenas ha durado un cuarto de hora ya que los asistentes han desfilado sin detenerse por delante del Rey y la Reina, ha sido la de los expresidentes del Gobierno, a quienes se había cursado invitación en esta ocasión en la que las normas por la pandemia ha obligado a reducir el número de asistentes. 

Tras el Gobierno ha sido el turno de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y el del Senado, Ander Gil, así como el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Vivas, el del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, la del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega, el Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, y la Fiscal General, Dolores Delgado

Aplausos al Rey y abucheos a Pedro Sánchez en el desfile militar...
Comentarios