Los cinco diputados de Podemos rompen con Sumar y se pasan al Grupo Mixto

Compartirán espacio con el BNG, Coalición Canaria y UPN ► Sumar Galicia paraliza las conversaciones con Podemos Galicia
La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra. SERGIO PÉREZ (EFE)
photo_camera Ione Belarra, secretaria general de Podemos. SERGIO PÉREZ (EFE)

La dirección de Podemos ha decidido abandonar el grupo parlamentario de Sumar en el Congreso y que sus diputados se pasen al Grupo Mixto junto con el BNG, Coalición Canaria y UPN, según ha anunciado el coportavoz del partido, Javier Sánchez Serna.

Son cinco los diputados de Podemos, elegidos en las listas de Sumar, y entre ellos está la secretaria general del partido y exministra, Ione Belarra; la responsable de Organización, Lilith Vertsrynge, y el propio Javier Sánchez Serna.

Los desencuentros con Sumar arrancan con la composición de listas, de las que se excluyó a Irene Montero, y se agravaron después de perder su presencia en el nuevo Gobierno de coalición, con la salida de Irene Montero e Ione Belarra acusando a Pedro Sánchez y Yolanda Díaz de "echarlas".

La decisión ha estado rodeada de nuevas bajas en el partido morado, del que se desligan los líderes de la Comunidad de Madrid, Jesús Santos, y la portavoz del partido en el Parlament de Cataluña, Jessica Albiach.

Desde Sumar, la portavoz en el Congreso, Marta Lois, ha acusado a Podemos de "deslealtad" con los votantes y de "victimismo" y ha dicho que su formación trabajará con responsabilidad para que se cumplan todos los puntos del acuerdo de Gobierno pactado con el PSOE.

Para Lois, la decisión de Podemos es una "flagrante ruptura del acuerdo de coalición electoral" que era un pacto para el conjunto de la legislatura y supone una "gran deslealtad con los más de tres millones de ciudadanos" que les votaron el 23 de julio.

A partir de este miércoles, el Grupo Mixto tendrá ocho diputados: los cinco de Podemos, el diputado de UPN Alberto Catalán, el del BNG, Néstor Rego y la de Coalición Canaria, Cristina Valido.

Sumar Galicia

Tras la decisión de Podemos, Sumar Galicia ha decidido paralizar las conversaciones con la formación morada en la comunidad. "Queremos saber si Podemos Galicia quiere construir Sumar Galicia con nosotros o no. Queremos garantías y un pronunciamiento público o privado de que existe voluntad de trabajar todas en la misma dirección", ha apuntado las mismas fuentes consultadas.

Esto, en la práctica, supondría saber si hay o no un desmarque de la postura de los diputados en el Congreso, todo ello en plenas negociaciones en las que Podemos Galicia y Esquerda Unida-Izquierda Unida tienen avanzadas sus conversaciones y mantuvieron reuniones previas a la espera de la constitución de Sumar, que esperó a la investidura de Pedro Sánchez.

De hecho, en los últimos días ha ido en aumento la tensión, con una notoria ausencia de implicación en la promotora de Sumar Galicia, al menos hasta el momento, de las organizaciones de Podemos Galicia y Esquerda Unida-Izquierda Unida, que por su cuenta iniciaron las conversaciones para las autonómicas mucho antes de la constitución como partido de Sumar Galicia y a la espera de que este proyecto definiese su intención de acudir a las elecciones.

De esta manera, tras la investidura, hubo un primer contacto oficial de las tres organizaciones políticas, en las que Podemos Galicia llegó a poner encima de la mesa una propuesta para cerrar una coalición a tres, proporcional.

En este sentido, también EU-IU urgió a cerrar ya una coalición, pero Sumar Galicia, cuyo portavoz es Paulo Carlos López, abrió, por su cuenta, contactos para tratar de atraer al proyecto a la pata nacionalista que otrora formó parte de la confluencia, Anova, que en las generales pidió el voto para el BNG y se alejó de lo que otrora fueron las alianzas con la izquierda federal.

Con contactos pendientes para esta semana, según las fuentes consultadas por Europa Press, la tensión en el espacio ha escalado en las últimas horas, también en el Estado, lo que ha devenido en la ruptura del grupo en el Congreso.

Y en medio de la tensión entre las partes, el portavoz de Sumar, Ernest Urtasun, se dirigió públicamente a Podemos Galicia para advertir de que no toca hablar "de cuotas", sino que es momento de armar una propuesta política, unas declaraciones que fueron contestadas por el propio Borja San Ramón (líder de la formación morada en Galicia) para advertir de que no se puede "marear" y que acordar pasa por "acuerdos y porcentajes" y que se había acabado "el tiempo de cheques en blanco".

Comentarios