El gasto político del Concello de Lugo subirá unos 300.000 euros al año

La propuesta que está sobre la mesa prevé un incremento muy significativo de la asignación a los partidos políticos, 7.000 euros más al año para la alcaldesa y 10.000 para cada concejal. También aumenta el número de trabajadores eventuales y el salario de estos
Generated by  IJG JPEG Library
AppleMark
photo_camera Nueva corporación municipal de Lugo. VICTORIA RODRÍGUEZ

El gasto de funcionamiento de la corporación municipal de Lugo se incrementará en unos 320.000 euros al año, según la propuesta que está sobre la mesa y que deberá ser ratificada por el pleno en la sesión de organización que celebrará el lunes. Una de las subidas más llamativas es la de la asignación que se hace a los grupos políticos para gastos de funcionamiento, del 54%.

El gasto político aprobado hace cuatro años fue de 1.113.000 euros al año (aunque posteriormente hubo alguna actualización de salarios), por lo que se trata de un incremento de cerca del 30%.

El gasto general se elevará pese a  haber un partido menos porque se proponen subidas en muchos conceptos. La parte fija que se da a cada partido político, que era de 1.200 euros al mes, pasa a 3.600, lo que supone un incremento del 200%. A mayores, cada formación mantendrá los 500 euros al mes por concejal, con lo que el PP recibirá 9.600 euros mensuales; el PSOE, 7.600 y el BNG, 6.100.  Entre las tres formaciones suponen 6.000 euros al mes más, aunque ahora hay un partido menos.

Son cifras altas aunque no llegan a las que había en el último mandato de José López Orozco, con tres partidos, como ahora, que recibían 3.900 euros al mes fijos y 800 euros por concejal.

El gobierno de Lara Méndez propone también ahora una subida de salarios políticos y de asesores y otros trabajadores eventuales de confianza. El sueldo de la alcaldesa, que actualmente es de 68.796 euros brutos al mes, sube 7.000 al año, un 10%, según la propuesta que está sobre la mesa. Las dedicaciones exclusivas de los concejales se incrementan en 10.000 euros al año, que es un 22% más que la cuantía aprobada en 2019, de 44.408 euros. Aunque en 2020 ya se produjo una actualización del 2%, al igual que en el sueldo de la regidora, Lara Méndez. Son 14 pagas al año en todos los casos.

La socialista era hasta ahora la cuarta alcaldesa mejor pagada de Galicia, tras los mandatarios de Pontevedra, Vigo y A Coruña.

Cuando Méndez llegó a la alcaldía, en 2015, el gasto de la corporación era de 1,5 millones de euros al año y se redujo como exigencia de Lugonovo para apoyar su investidura, aunque no en la medida en que planteaba esta formación. En 2019, Lugonovo y Ace-EU se quedaron fuera de la corporación municipal por lo que el número de partidos políticos se redujo a cuatro, pero sin embargo el gasto se elevó en 227.000 euros, ya que aumentaron los concejales con sueldo (todos los del gobierno) y también el número de asesores, que pasaron de 13,5 a 18.

El personal eventual también verá mejoradas sus retribuciones. Existen tres categorías y el incremento que se prevé es de 6.000 en la más baja, de 3.000 en la intermedia y de 2.000 en la más alta. Son subidas del 27, el 9 y el 0,5%.

Según la Ley de Bases de Régimen Local, por población a Lugo le corresponden un máximo de 15 dedicaciones exclusivas para políticos —sin contar el sueldo de la alcaldesa— y esas será las que habrá en este mandato. Es una más que en el anterior porque el objetivo era que todos los ediles de gobierno mantengan sueldo y en el anterior mandato dos lo percibían por la Diputación, pero ahora el BNG no tendrá representante en la institución provincial. 

Una dedicación exclusiva más para el PP y tres asesores a mayores para el gobierno

La propuesta de organización de la corporación municipal que el gobierno de Lara Méndez prevé llevar al pleno es de tres dedicaciones exclusivas para el PP, único grupo de la oposición esta vez. Es una más de las que tiene ahora, tras quedar libre la de Cs. Los populares no verán incrementado sin embargo el número de trabajadores, que seguirán siendo tres.

Veinte trabajadores de confianza, de 25 posibles,  serán los que se repartan los tres grupos de la corporación. Pasan de 18 a 20. La ley permite un máximo de 25.
El salario que dejó libre Cs no irá al PP, como reclamaba esta formación, que pasó de 10 a 12 concejales tras el 28-M, justo los dos que perdió Cs.

Los dos sueldos de personal eventual más que se crean y el que deja Cs irán a los partidos que gobiernan, dos al PSOE, que tiene ocho concejales, y uno al BNG, que cuenta con cinco ediles.

A mayores hay otros gastos políticos, como la dieta por asistencia a pleno, de 100 euros para los ediles que no cobran del Concello.

 El gasto de la corporación aumentará 320.000 euros, con 7.000 más para la alcaldesa, 10.000 para los ediles y más sueldos de asesores

Más en Elecciones Municipales 28M